Público
Público

Galicia Feijóo ha gastado más de 21,6 millones de euros del presupuesto de la Xunta en ayudas a dedo a los medios

Su Gobierno ha firmado alrededor de 400 convenios en nueve años con periódicos, radios, webs y televisiones para campañas divulgativas y de promoción de la actividad de la Administración autonómica.

Publicidad
Media: 4.31
Votos: 13

El presidente de la Xunta y líder del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo. (Xoan Crespo / EFE)

Desde que Alberto Núñez Feijóo es su presidente, la Xunta de Galicia ha gastado más de 21,6 millones de euros en financiar a los medios de comunicación a través de acuerdos opacos asignados a dedo destinados a sufragar campañas para ensalzar la imagen de Galicia y a glosar la labor del Ejecutivo autonómico y su acción política.

Se trata de 400 convenios tramitados entre los años 2009 y 2017 por el procedimiento negociado sin publicidad, es decir, sin concurrencia ni licitación abierta, destinados a sufragar campañas de promoción sobre diversos aspectos de la actividad institucional. De ellos se han beneficiado especialmente media docena de empresas editoras de cabeceras de periódicos locales y regionales, propietarias también de diarios digitales y páginas web, emisoras de radio, cadenas de televisión y productoras audiovisuales, que acostumbran a transmitir una imagen acrítica de la labor de la Xunta y de su presidente. Pero también varios medios nacionales que optaron a las ayudas por tener delegaciones en Galicia, aunque la sede fiscal de sus empresas estuviera en otros lugares de España.

Los convenios de la Xunta no se refieren a campañas publicitarias al uso, sino a la difusión de mensajes que la Xunta quiere transmitir al público. Desde la promoción del uso del gallego a la difusión de las políticas de empleo y de la estrategia industrial de la Xunta, pasando por la concienciación sobre el consumo responsable de productos pesqueros, la prevención de los incendios forestales, la expansión del uso de la prensa en la escuela, la difusión de las "potencialidades" de Santiago de Compostela o, de forma más genérica, la producción y la divulgación de cualquier tipo de informaciones que la propia Xunta considera "de interés" poner en conocimiento de la ciudadanía.

Entre abril de 2009 y diciembre de 2017,
los medios gallegos contaron con
2,4 millones de
euros anuales

Si bien muchos de los contratos dejan expresa libertad a la empresa beneficiaria para establecer la línea editorial con la que ha de tratarse cada tema, resulta difícil evitar que ésta no resulte afectada, teniendo en cuenta la frecuencia y constancia con la que se firman los acuerdos, muchos de ellos suscritos en bloque el mismo día, así como las cantidades asignadas a los mismos. También el hecho de que las empresas editoras cuenten con esos ingresos justo en un momento de crisis económica y recortes generalizados de gastos en las ayudas públicas.

Así, entre abril del 2009, cuando Feijóo tomó posesión de su cargo, y diciembre del 2017, los medios gallegos contaron con una inyección económica de casi 2,4 millones de euros anuales, es decir casi 200.000 euros al mes, que se añaden a las cantidades que ya percibían y perciben por la inclusión de publicidad institucional, por las campañas en las que sí existe una licitación abierta, por la venta en bloque de ejemplares de diarios, por las tradicionales ayudas a la prensa y por las subvenciones convencionales a la actividad empresarial y a la creación de empleo.

La revisión de los convenios arroja una media de 50.000 euros por acuerdo, aunque hay muchos que contemplan un gasto de unos pocos miles de euros y otros que alcanzan los 800.000. Son frecuentes los convenios duplicados, que contemplan pagos tanto a la sociedad que edita un diario de papel como a la filial que gestiona la página web donde éste se vuelva; e incluso triplicados, en el caso de aquellos que afectan a cabeceras de una misma empresa que comparten sinergias en la edición de toda la información salvo la referida al ámbito local.

La empresa más beneficiada es la que edita 'La Voz de Galicia', el diario más leído de la comunidad

La empresa más beneficiada es la que edita
La Voz de Galicia, el diario más leído de la comunidad y propiedad del empresario coruñés Santiago Rey Fernández-Latorre. Durante el mandato de Feijóo obtuvo de la Xunta más de 5,5 millones de euros. La mayoría, 3,94 millones, a través de la sociedad que edita el diario, pero también directamente a través de la compañía matriz, Corporación Voz de Galicia, que facturó más de un millón de euros en el período, y de sus filiales: Canal Voz, editora de la web de La Voz, ingresó 347.000 euros; Medios Audiovisuales de Galicia, que gestiona un canal local de televisión, 104.000 euros; Voz de Galicia Radio, a la que está adscrita la emisora Radio Voz, 92.000 euros, y la productora Voz Audiovisual, otros 25.000 euros.

A La Voz le sigue Prensa Ibérica, el grupo editorial de la familia Moll, propietaria de diecisiete cabeceras en toda España. Dos de ellas están en Galicia: Faro de Vigo, que obtuvo de los gobiernos de Feijóo más de 2,8 millones de euros, y La Opinión de A Coruña, que ingresó más de 435.000 euros.

En tercer lugar figura El Correo Gallego, diario de Santiago cuya empresa matriz, Editorial Compostela, preside José Manuel Rey Novoa. Desde el 2009, la Xunta inyectó en ella otros 2,22 millones, a los que hay que sumar otros 115.000 euros por acuerdos a través de la empresa de su emisora de radio, Radio Obradoiro.
Por su parte, El Progreso de Lugo, que preside Blanca García Montenegro se llevó casi 2,2 millones por convenios con la cabecera y otros 462.000 euros por los de Diario de Pontevedra, también de su propiedad.

Los acuerdos de la Xunta de Feijóo con la Región de Ourense (1,6 millones) y con Atlántico Diario (190.000 euros), ambos propiedad de la familia Outeiriño, representan otros 1,79 millones. Editorial La Capital, que tira los diarios locales El Ideal Gallego (A Coruña), Diario de Arousa y Diario de Ferrol, cierra la lista de los más beneficiados con 691.000 euros.

ABC, el medio estatal más financiado

Las ayudas se centran sobre todo en los medios gallegos, pero también los estatales se han beneficiado de ellas. ABC se llevó 47.500 euros en el primer año de gobierno de Feijóo, y El País otros 25.000, aunque ninguno volvió a suscribir posteriormente ningún acuerdo. Las emisoras asociadas a la cadena SER en Galicia obtuvieron 20.600 euros en dos ejercicios, el 2009 y el 2016, y la COPE, 19.700 euros en el primero de ellos. También suscribieron pactos las agencias Efe y Europa Press, que recibieron 53.000 y 30.000 euros respectivamente.

ABC, El País, la COPE, Cadena Ser, Efe y Europa Press suscribieron pactos para recibir financiación

El resto hasta completar los 21,6 millones se reparte entre otros perceptores, entre ellos la Compañía de Radio Televisión de Galicia (CRTVG), que gestiona la televisión y la radio autonómicas, y que, a pesar de contar con financiación directa de la Xunta (aportó 97 de los 106 millones de su presupuesto de este año), también suscribe acuerdos con ella para recibir dinero por acciones divulgativas concretas.

Los gobiernos que precedieron a Feijóo también acostumbraron a repartir millonarias ayudas entre los medios de comunicación implantados en Galicia con el mismo sistema de reparto opaco. Sólo en los doce meses anteriores a las elecciones que dieron su primera victoria al líder del PP gallego, entre abril del 2008 y abril del 2009, la Xunta bipartita del PSOE y el BNG suscribió acuerdos con radios, periódicos, televisiones y webs por valor de más de 4,7 millones.

En su primer ejercicio, entre mayo y diciembre del 2009, Feijóo repartió 2,7 millones, gasto que elevó a 2,8 millones en el 2010. Al año siguiente, con Galicia y España ya en recesión, el desempleo elevándose por encima del 17% y los recortes minando las prestaciones públicas en dependencia, educación y sanidad, las ayudas a los medios mediante convenios a dedo se incrementó hasta superar los 4 millones de euros. El año pasado, el último del que existe constancia en el archivo de la Xunta, rondó los dos millones.