Público
Público

Gallardón no asume ninguna culpa por el extravío de la solicitud de indulto a Baltasar Garzón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Ministerio de Justicia que dirige Alberto Ruiz Gallardón dice no tener ninguna culpa en el extravío de la solicitud de indulto para el exjuez Baltasar Garzón, que supuso el retraso de la entrada de la misma en el Tribunal Supremo y que, por lo tanto, impidió que se tramitara durante un año. Es más, el departamento que está en manos del exalcalde de Madrid asegura que su actuación una vez que se conoció la pérdida del expediente ha sido 'ágil y legal', por lo que apunta hacia el Alto Tribunal como posible responsable de lo ocurrido. 

Con esas palabras se explica Justicia en la respuesta al respecto (ver PDF) que le ha remitido al diputado de IU Gaspar Llamazares, y a la que ha tenido acceso este diario. A pesar de que la petición de indulto de la Asociación de Magistrados Europeos para la Democracia y las Libertades (Amedl) se realizó el 18 de mayo de 2012 y a que, una vez constatado que el propio Garzón estaba conforme con el mismo, el ministerio envió la solicitud al Tribunal Supremo el 29 de junio de ese año, no fue hasta el pasado verano cuando el Gobierno se enteró por la prensa del extravío de la petición y de que, por lo tanto, la misma no había llegado al Alto Tribunal. 

'Con carácter inmediato', explica el texto del ministerio, 'se contactó telefónicamente con el propio Tribunal Supremo y, seguidamente, al no aclararse su recepción, ese mismo día, 27 de septiembre de 2013, se envía comunicación solicitando que confirmen la recepción de la petición de informes'. El Alto Tribunal dijo que no había recibido la solicitud de indulto para Garzón, y eso que sí le llegaron otras seis peticiones que Justicia había enviado el mismo día. Ante esta respuesta, el departamento que dirige Gallardón envió de nuevo el requerimiento el pasado 9 de octubre, un año y cinco meses después de que la Amedl registrara su solicitud. 

El ministerio asegura, además, que abrió una investigación interna para averiguar qué había ocurrido, y reconoce que a pesar de haber recibido respuesta del Supremo acerca de esas seis peticiones que había mandado el mismo día que la de Garzón, pero no de esta, no le extrañó. Justicia 'asumió con normalidad el retraso en la recepción de los informes debido a que, en muchas ocasiones, los informes preceptivos de los tribunales se demoran varios meses e incluso más de un año'.

Como ejemplo, sostiene que 'hay 35 peticiones de informes pendientes de respuesta cuyo oficio de remisión a los tribunales se envió en el mes de junio de 2012, el mismo mes en el que tuvo salida la petición sobre el indulto de Garzón'.