Publicado: 06.09.2016 19:08 |Actualizado: 06.09.2016 20:41

"Ha ganado la vergüenza a la desvergüenza en el PP"

La mayoría de formaciones políticas celebran la decisión del exministro José Manuel Soria de renunciar al puesto como director ejecutivo del Banco Mundial. Pero el portavoz del PP, Rafael Hernando, ratifica que tenía "méritos suficientes para acceder al puesto.

Publicidad
Media: 4.80
Votos: 5
Comentarios:
El exministro de Industria, José Manuel Soria, en una imagen de archivo. REUTERS

El exministro de Industria, José Manuel Soria, en una imagen de archivo. REUTERS

MADRID.- Diferentes formaciones políticas han valorado este martes la decisión del exministro de Industria José Manuel Soria de renunciar al puesto como director ejecutivo del Banco Mundial para el que el Gobierno le había propuesto.

El portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, porque considera que es "una victoria de los ciudadanos y una derrota del PP". "Ha ganado la vergüenza a la desvergüenza", ha dicho.



En rueda de prensa en la Cámara Baja, Baldoví ha señalado que el PP se había "burlado" de los ciudadanos al dar a conocer la designación de Soria justo después de la fallida investidura de Mariano Rajoy.

Pero también por haber elegido a un hombre "tan controvertido" —dimitió como ministro de Industria tras el escándalo de los 'papeles de Panamá'— para un puesto de esas características tan sólo dos días después de firmar un pacto contra la corrupción junto a Ciudadanos.

En todo caso, Baldoví ha aplaudido que finalmente la "protesta" por este nombramiento haya provocado la renuncia de Soria. "A veces cuando se lucha, cuando se protesta y cuando se denuncia con fuerza, hay victorias, y ésta es una victoria de los ciudadanos", ha dicho.

El líder de IU, Alberto Garzón, también ha valorado la decisión del exministro de Industria porque era "un escándalo" y "una burla".

Pocos minutos después de conocerse que Soria renunciaba, Garzón ha escrito un mensaje en su cuenta de Twitter, donde dice que es una "buena noticia", aunque eso no lo haga "menos escandaloso". "Soria renuncia al enchufe en el Banco Mundial. Buena noticia", señala Garzón.

Previamente, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, también había asegurado que no cree que la sociedad quiera que personas como el exministro José Manuel Soria, nombrado director ejecutivo del Banco Mundial, "tengan ningún tipo de relevancia".

Además, Carmena ha asegurado que a los ciudadanos les preocupa la corrupción, por lo que "es necesario intensificar la sociedad de valores éticos" como la "ética, la bondad y la honestidad en la política". 

Por su parte, el secretario general del PSOE, Pedro Sáncez, ha afirmado que esta renuncia pone de relieve "lo inmoral de la propuesta y las falsedades con que han intentado justificarla" desde el Gobierno y el PP.

Sánchez ha transmitido este mensaje tras la decisión de Soria de no aceptar la candidatura para ocupar el cargo en el Banco Mundial al sentirse víctima de la "desproporcionada" utilización política que se ha hecho de su nombramiento.

"La renuncia de Soria al Banco Mundial pone de manifiesto lo inmoral de la propuesta y las falsedades con que han intentando justificarla", ha asegurado el líder socialista en su cuenta de la red social de Twitter.

La candidata del PSC, Meritxell Batet, ha recordado que fue el Gobierno quien propuso a Soria para el cargo de director ejecutivo del banco Mundial y que por tanto, tampoco puede "eludir su responsabilidad última".

También el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha valorado la decisión del exministro en su cuenta de Twitter: "Soria no renuncia, lo retira la ciudadanía. Un Gobierno decente nunca habría permitido este nombramiento".

Desde el que fuese su partido, defienden los "méritos suficientes" de Soria para acceder al cargo para el que el propio Gobierno le había propuesto. "Es una decisión personal que respetamos", ha dicho el portavoz del Partido Popular, Rafael Hernando, sobre la renuncia de José Manuel Soria y ha ratificado que este tenía "méritos suficientes" para acceder al puesto.  Además ha añadido que el exministro se ha visto a tomarla por "críticas injustas" que ha recibido.

Sin embargo, esta versión oficial contrasta con el malestar entre algunos miembros del PP por la elección de Soria para el cargo en el Banco Mundial. Esta indignación se ha evidenciado en las palabras de distintos dirigentes, como las del presidente de Galicia y candidato del PP en las elecciones autonómicas del próximo 25 de septiembre, Alberto Núñez Feijóo, quien admitió que el nombramiento era "difícil de entender" y veía necesarias "explicaciones adicionales".

Además, el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, pedía a los periodistas el pasado sábado que no le apretaran demasiado con preguntas para no hablar sobre el asunto y recordaba que su opinión política sobre Soria es "manifiestamente mejorable". Su número dos, Rosa Valdeón, planteó abiertamente ayer que Soria renunciara.

A las quejas se había sumado también la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, para quien la propuesta de Soria no tenía que haberse llevado a cabo. Y desde la Comunidad Valenciana, la presidenta del PP, Isabel Bonig, suscribía las declaraciones tanto de Feijóo como de Cifuentes.

PSOE Y Podemos piden explicaciones

A pesar de la renuncia de Soria, PSOE y Podemos mantienen su petición de comparecencia del ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ante el Pleno del Congreso para que dé explicaciones la próxima semana sobre el nombramiento del exministro de Industria José Manuel Soria, como director ejecutivo del Banco Mundial.

Para los socialistas, la decisión de Soria "no elude la responsabilidad de quienes lo nombraron, De Guindos y Rajoy", ni "las mentiras que este nombramiento escondían", según ha explicado ante los medios la portavoz adjunta del Grupo Socialista en el Congreso, Meritxell Batet.

A su juicio, la decisión "no era ilegal" pero sí era "inapropiada y un despropósito político". Además, considera que De Guindos debe de comparecer en el Pleno porque esta situación "ha dañado la imagen de España y ha encerrado unas mentiras de miembros del Gobierno de España".

"Este nombramiento no respondía a un concurso público entre funcionarios, no hacía falta ser funcionario, de hecho, ni se produjo ese concurso ni fue público, y no es un nombramiento ordinario de la Administración General del Estado. Es una designación política que libremente tomó el ministro de Economía", ha apuntado Batet.

Por su parte, la portavoz adjunta de Podemos en el Congreso, Irene Montero, ha señalado que también mantienen su petición de comparecencia porque sería positivo que "ante una cuestión tan importante" el ministro en funciones se explicara ante el conjunto del Pleno. Aún así ha reconocido que si su presencia se produce finalmente ante la Comisión de Economía, "mejor eso que nada".

En cuanto a la decisión de Soria, Montero ha celebrado que "la gente digna le gane la batalla, al menos de vez en cuando, a los indignos". Además, se ha felicitado porque, "a través de la presión popular y de los partidos políticos se haya conseguido que Soria no pueda ni siquiera desenvolver el regalo que De Guindos y el Gobierno en funciones le tenían preparado como despedida de su Ministerio".

El secretario general de su partido, Pablo Iglesias, se ha expresado de la misma manera a través de las rede sociales, en donde ha asegurado que el exministro no ha renunciado, sino que "lo retira la ciudadanía". A su juicio, "un Gobierno decente nunca habría permitido este nombramiento".

"Creemos que para representar a España tiene que haber otras personas que estén cumpliendo con sus deberes, con sus obligaciones y que sean compatriotas que de verdad quieren a su país y no tengan supuestamente cuentas en paraísos fiscales", ha concluido Montero.