Publicado: 28.12.2014 13:38 |Actualizado: 28.12.2014 13:45

Garzón aboga por cambios en la cúpula IU tras el proceso de primarias

El secretario de Proceso Constituyente de la coalición advierte que quienes "no se sitúen de parte de Izquierda Unida Federal tendrán que valorar si son ya parte del partido o no"

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5
Comentarios:
El responsable de Proceso Constituyente de IU a nivel federal, Alberto Garzón, durante la I Asamblea de Balance de IU Andalucía. EFE/Julio Muñoz

El responsable de Proceso Constituyente de IU a nivel federal, Alberto Garzón. EFE/Julio Muñoz

Madrid.- El secretario de Proceso Constituyente y Convergencia de IU, Alberto Garzón, tiene claro que la dirección de la coalición deberá cambiar tras el proceso de primarias para elegir candidato al Palacio de la Moncloa y que quienes "no se sitúen de parte de IU Federal tendrán que valorar si efectivamente son ya parte de IU o no".

En una entrevista con Europa Press, el candidato para ser 'cabeza de lista' de IU en las próximas elecciones generales ha explicado que este proceso de primarias deberá ir acompasado con "cambios en la Ejecutiva" que acompañen a la candidatura. "No puede haber dos direcciones", ha advertido.

Y aunque considera que no existe un problema de división dentro de IU, ha defendido que si él es el candidato, debe serlo de toda la federación. "No voy a ser candidato de una parte de IU, tengo que ser el candidato de toda IU y toda IU tiene que estar al servicio de la dirección federal", ha sostenido.




Así, ha reconocido que sí existe "un problema" con "una parte" de la federación de Madrid "que no acepta los cambios", pero ha insistido en que si él es candidato a La Moncloa "esas circunstancias se tienen que resolver". "Aquellas partes de IU que no se sitúen de parte de IU Federal tendrán que valorar si efectivamente son ya parte de IU o no", ha hecho hincapié tras la negativa de una parte de IUCM a asumir responsabilidades políticas por la gestión de Caja Madrid.

De esta forma, ha definido a IU como una organización "que respeta la diferencia y el pluralismo", pero "todos unidos y con un proyecto político común". "Si yo gano las elecciones el proyecto político común está muy claro, será el que debatamos colectivamente y llevemos a las elecciones. Si hay gente dentro de IU que considera que ese no es su proyecto la puerta siempre está abierta para que se marchen de la organización", ha enfatizado.

Lo que no cree que vaya a suponer ningún problema es la 'cohabitación' con Cayo Lara, quien ha anunciado su voluntad de continuar como coordinador federal hasta la próxima asamblea general, prevista para diciembre de 2016.

"Hay que hacer cambios en la Ejecutiva y la dirección para acompasar"

"Hay que hacer cambios en la Ejecutiva y la dirección para acompasar, pero no veo ningún problema porque Cayo Lara y yo, más allá de los perfiles, tenemos un mismo proyecto político", ha apuntado emplazando a "normalizar" que haya una presidencia institucional y otra orgánica.

Garzón afronta este proceso de primarias concienciado de la necesidad de trasladar la política a la calle. Para ello, recuerda que él proviene del 15M y de ahí saltó al Congreso de los Diputados. "Desde ese perfil de economista vinculado a la calle saltar a unas elecciones generales en las que nos jugamos absolutamente todo como sociedad", ha definido.

El diputado de IU, de 29 años, cree que el cambio generacional que están afrontando casi todos los partidos es "un elemento de menor importancia" porque debe implicar también "un verdadero cambio en el proyecto político". Y por ello su candidatura está orientada hacia "la movilización social".

De hecho, considera que ganar las primarias no tiene por qué implicar ser el portavoz de la Izquierda Plural en el Congreso. "Es más fácil darse a conocer y dar a conocer las propuestas de cada político a través de una entrevista en televisión un sábado por la noche que durante tres años de portavoz parlamentario", ha reconocido.

"Las instituciones son necesarias pero no suficientes. La movilización social es fundamental"

Garzón insiste en que su objetivo es convencer a la ciudadanía de que "las instituciones son necesarias pero no suficientes". "La movilización social es fundamental, eso sí", ha subrayado dejando al margen "peleas" por puestos institucionales "que no necesariamente garantizan un mayor reconocimiento por parte de la gente".

Por el mismo motivo, no ha valorado aún si ser elegido para encabezar la candidatura de IU en las próximas generales supondría asumir más debates en el Congreso, como intervenir en el próximo Debate sobre el estado de la Nación. Garzón es portavoz en las comisiones de Economía, Hacienda y Presupuestos y portavoz adjunto en la de Empleo y Seguridad Social, responsabilidades que asegura que ya ocupan todo su tiempo.

"No tendría ningún problema en asumir más responsabilidades, pero creo que no sería equitativo con el resto de compañeros -ha reconocido-. En todo caso, nunca hay que decir que no porque estamos en política para asumir responsabilidades. Lanzarnos a un proceso de primarias supone en cierta medida y necesariamente un proceso de asunción de nuevas responsabilidades, pero con calma y tranquilidad".

Rajoy prepara cambios

Este proceso tendrá lugar en los meses previos a las elecciones generales, durante los que augura que el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, pondrá en marcha diversos cambios para hacer frente a los comicios. Estos cambios han empezado con el nombramiento de Alfonso Alonso como ministro de Sanidad y de Rafael Hernando como portavoz parlamentario.

"El PP es autónomo y elige a sus representantes de acuerdo a una estrategia, pero no debe ser una estrategia basada en la educación a otras fuerzas políticas", ha reconocido recordando que Hernando se dirigió a él como "jabalí" y "payaso" en una ocasión durante un debate parlamentario.

Pese a todo, ha asegurado que estos cambios no deben distraer la atención porque "lo realmente importante" son las políticas del PP, que "será igual de peligroso" independientemente de que pueda colocar nuevos rostros en puestos de responsabilidad.