Publicado: 21.05.2015 22:57 |Actualizado: 21.05.2015 22:57

Garzón: "Hemos quebrado el bipartidismo; ahora hay que derrotarlo políticamente"

Junto al líder de IU en Andalucía, Antonio Maíllo, el candidato a La Moncloa se vuelca para recuperar la simbólica ciudad de Córdoba para la formación tras el varapalo de las pasadas elecciones

Publicidad
Media: 4.27
Votos: 22
Comentarios:
Alberto Garzón, este jueves en Córdoba. EFE/Rafa Alcaide

Alberto Garzón, este jueves en Córdoba. EFE/Rafa Alcaide

CÓRDOBA.- Alberto Garzón está echando el resto en Andalucía durante la recta final de la campaña electoral y este jueves ha elegido una plaza emblemática que se propone "recuperar para la ciudadanía". Junto al coordinador de IU en Andalucía, Antonio Maíllo, el candidato de la coalición a la Presidencia del Gobierno ha arropado a Pedro García, Perico, como lo llama Maíllo, cabeza de lista de la formación en Córdoba, una ciudad que, primero el PCE y luego IU, habían gobernado casi ininterrumpidamente hasta las pasadas elecciones. El PP de José Antonio Nieto se hizo en 2011 con la mayoría absoluta tras la debacle de IU, que tan sólo logró cuatro escaños.

En un acto público en la céntrica Plaza de la Corredera, donde han conseguido concentrar a unas 600 personas, Garzón ha querido incidir en que la unidad popular "no es sólo un refugio o instrumento electoral" sino "un instrumento de la calle", un discurso que ha repetido durante todos sus actos de campaña y que en Córdoba destaca después de que IU no participe en la candidatura de unidad popular Ganemos Córdoba, apoyada por Podemos y Equo.

Para el diputado malagueño, la unidad popular tiene su máxima expresión en la paralización de los desahucios, "una acción ilegal pero legítima" en la que los ciudadanos "nos enfrentamos a consecuencias como que la Policía te pegue, el Estado te sancione o vayas al juzgado; pero en el que no se te ocurre preguntarle al de al lado qué carné tiene en el bolsillo". Eso, ha subrayado, "es lo que vamos a seguir construyendo después de las elecciones en la calle y en las instituciones".

El candidato de IU a La Moncloa ha centrado su discurso en los datos de la OCDE que ponen sobre la mesa que la desigualdad se ha disparado en España "fruto de las políticas del PP y del PSOE e impuestas por la troika". Una vez más, Garzón ha cargado contra el PP, esa "trama de corrupción que se presenta a las elecciones", el "máximo exponente de las puertas giratorias que utilizan para hacer de lo público un mercadillo para sus amiguetes" y que quien mejor representa es Esperanza Aguirre, "que lleva en política desde 1983, dos años antes de que yo naciera", ha incidido.



En su batalla para frenar "el orden social que está construyendo ya la derecha", Garzón ha destacado los logros del 15-M, que "recuperó las plazas para la reflexión colectiva de la gente común" y que "cambió la visión del mundo" de gran parte de la sociedad española. "Hemos conseguido quebrar el bipartidismo; ahora hay que derrotarlo políticamente", ha insistido.

También he recordado al emblemático alcalde de la ciudad, Julio Anguita, el gran ausente en el mitin y que ha apoyado públicamente la candidatura de Ganemos Córdoba."Recordaréis que entonces nos llamaba locos, utópicos y nos representaban como a Don Quijote en los guiñoles de la televisión cuando nos oponíamos a este modelo de Unión Europea. Pero lo que les molestaba era que no nos podían llamar ni ladrones ni corruptos", ha asegurado.

Le ha seguido Antonio Maíllo, que ha llamado enérgicamente al voto por IU frente al PP "de Rato, Bárcenas y los sobres". Ha reivindicado el espíritu de los años 80, cuando "convertimos los ayuntamientos en motor de la economía de los pueblos". El coordinador de IU en Andalucía ha puesto de relieve la importancia de los ayuntamientos, "un peldaño fundamental para construir un país más decente".

El acto lo ha cerrado el candidato a la Alcaldía, Pedro García, que se muestra optimista en estos comicios en los que los sondeos evidencian una gran caída del PP y abren el abanico a una gran pluralidad de fuerzas políticas. Ha lamentado y reconocido los "errores" de IU en el pasado en esta ciudad. "Metimos la pata, pero nunca la mano en caja. Todo lo hicimos con honradez", ha asegurado antes de recordar que el actual alcalde no ha construido una sola infraestructura pública en sus cuatro años de mandato.

Perico ha pedido que no se vote a los corruptos, en referencia a Rafael Gómez, conocido popularmente como Sandokán, un constructor que hizo negocio durante el boom inmobiliario y que, pese a su implicación en la trama corrupta del caso Malaya, logró colocar a su formación, Unión Cordobesa, como segunda fuerza en la ciudad. "Un señor que le roba la dignidad a los cordobeses dándoles 50 euros para que le voten o para que coloquen propaganda electoral en sus establecimientos".