Publicado: 16.12.2015 21:26 |Actualizado: 16.12.2015 22:22

El Garzón más andaluz va 'de pesca' a Sevilla

El candidato de Unidad Popular-IU recuerda el "Andaluces, levantaos" del himno de la comunidad autónoma para pedir un "voto fértil" frente al voto útil que piden otros partidos. "Los andaluces ya sabemos pescar, lo que queremos en un futuro en nuestra tierra", ha dicho en respuesta a las palabras de Albert Rivera en la pasada campaña.

Publicidad
Media: 5
Votos: 8
Comentarios:
Alberto Garzón, durante su mitin en Sevilla.- JAIRO VARGAS

Alberto Garzón, durante su mitin en Sevilla.- JOSÉ CAMÓ-IU

Lugar: Centro deportivo Mar del Plata, Sevilla
Intervinientes: El coordinador provincial de IU en Sevilla, Manolo Lay; El cabeza de lista de UP-IU por Sevilla, Miguel Ángel Bustamante; la número dos, Isabel Pulido; la número cuatro de la misma lista, Isabel Mora; y el candidato a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón.
Aforo: Alrededor de 2.000 personas
Incidencias: Ninguna.

El candidato de Unidad Popular-Izquierda Unida a La Moncloa, Alberto Garzón, está echando el resto en Andalucía para tratar de asegurar el diputado que la formación preveía por Sevilla. Preveía hace una semana, porque las últimas encuestas otorgan ahora más posibilidades de lograr escaño en Valencia que por la capital andaluza. De hecho, cada medio de comunicación les otorga un diputado en provincias diferentes de la región, por lo que las ilusiones de obtener tres escaños en Andalucía son las mismas que el temor a no sacar ninguno.

Por eso Garzón ha parado una segunda vez en Sevilla. Mañana lo hará en Málaga y volverá a incidir en los derechos del pueblo andaluz y la necesidad de un futuro para su gente, que se ve obligada a emigrar o a sufrir el paro más alto de España. Se reivindica como el único candidato a la Presidencia del Gobierno procedente de Andalucía.



"No queremos una vida a salto de mata, reclamamos nuestra dignidad como personas, no como recursos humanos, como dicen en las empresas"

Este miércoles, el malagueño ha conseguido reunir a 2.000 personas en un polideportivo sevillano que le ha recibido al grito de "aquí está la izquierda de verdad" mientras de fondo se escuchaba la canción que le introduce a cada acto, 'Outsider' de Los Ramones.

La campaña está siendo complicada en el sur, tradicional caladero de votos de IU. La baja del coordinador regional, Antonio Maíllo, que se recupera de un derrame estomacal, se nota. Se le echa de menos y así lo han recordado durante el mitin con una fuerte ovación. Deberá guardar reposo durante un largo período y los médicos le han recomendado evitar el estrés, así que más le convendría no encender la tele la noche del domingo. De momento, su equipo le ha puesto a dieta en redes sociales.

A falta de Maíllo, se tira de candidatos locales más que nunca. El cabeza de lista por Sevilla es joven. 31 años, elegido en primarias abiertas sin salvarse de la polémica por acusaciones de pucherazo. Militante del PCA desde los 16 y profesor de Educación Física en Écija, Miguel Ángel Bustamante pronosticaba escaño por Sevilla, por Málaga y por Cádiz minutos antes del mitin, mientras compartía un café con los periodistas. Su esperanza está depositada en la postura de Podemos a favor de la OTAN en una región tan combativa contra las bases de Morón y Rota. Él viene, dice, a "cambiar este país. A transformarlo de arriba a abajo", entiéndase totalmente y no de forma vertical.

Bustamante, que cecea más que Centella, habla de la cantidad de trabajadores que no llega a fin de mes. El 14%, asegura. Quiere garantizar el trabajo, la vivienda, que no haya desahucios, acabar con los recortes en dependencia y una banca pública. Se sabe bien el programa y lo recita entre aplausos ante el 'profesor' Garzón. Pide el rescate de Abengoa, apostar por las energías renovables para cambiar el modelo productivo, derogar las reformas laborales...

Poco le quedaba que decir al aspirante a presidente. Bustamante ha disparado hasta contra el "El JEMAD que bombardeó Libia y ahora Podemos ha metido de número dos por Zaragoza", José Julio Rodríguez. En Sevilla parece que no gusta y le acompañan con un fuerte "OTAN no, bases fuera". Bustamante, hasta hace 20 días, un completo desconocido, ha puesto en pie a la concurrencia antes de que Garzón dijera una sola palabra.

Pero todos habían venido a ver al candidato más joven a la Presidencia del Gobierno, al que no le hace falta hablar para levantar a su público. Se encuentra "arropado, abrigado" por la gente, y después del doble mitin de ayer en Madrid, está crecido. "De la misma forma que hoy hemos superado las expectativas, el próximo domingo también lo haremos y garantizaremos un grupo parlamentario fuerte que represente a la izquierda", ha dicho.

"Los andaluces no necesitamos que nos enseñen a pescar. Lo sabemos perfectamente. Necesitamos un futuro en nuestra tierra"

Garzón ha querido recordar una conversación reciente con su padre. Le preguntó por el primer mitin al que asistió, y por lo visto, fue cuando tenía siete años, no muy lejos de Sevilla y, "por supuesto, un mitin de IU", ha puntualizado. "Es un orgullo que aquel chaval de siete años se encuentre ahora hablando a todos vosotros aquí, en la misma tierra", ha asegurado antes de recordar el "Andaluces levantaos" del himno autonómico. "Los andaluces no necesitamos que nos enseñen a pescar. Lo sabemos perfectamente. Necesitamos un futuro en nuestra tierra", ha dicho en referencia a las palabras del candidato de Ciudadanos, Albert Rivera durante la campaña de las pasadas elecciones andaluzas.

El malagueño ha pedido "un voto fértil para una candidatura de principios y valores incorruptibles, sin fichajes de última hora". Un voto fértil "para las próximas generaciones, para continuar con el hilo rojo de la historia" y que haga "despertar" a la oligarquía "de sus sueños húmedos en los que la izquierda no está en el Congreso". "Que se despierte, porque vamos a estar ahí", ha advertido.

"No queremos una vida a salto de mata, reclamamos nuestra dignidad como personas, no como recursos humanos, como dicen en las empresas. Hoy en día, estamos al mismo nivel que un enchufe, somos desechables", ha comparado el candidato en referencia a la precariedad laboral existente. Garzón quiere un nuevo país "donde todo eso sea imposible" y por eso echa mano de la frase de Marcelino Camacho: "Para conquistar la cosas no se pide permiso". Por eso pide el voto, para ser "el grupo determinante estas elecciones". "Compañeros, compañeras, necesitamos un esfuerzo más", ha pedido el candidato antes de cerrar el mitin con el vídeo electoral y el himno andaluz cantado a coro por las 2.000 gargantas que han ido a escucharle.