Publicado: 13.07.2015 12:33 |Actualizado: 21.07.2015 15:36

Garzón rechaza contestar a las críticas de Iglesias y apuesta por su modelo de unidad popular

Izquierda Unida señala que el único chantaje que ha visto estos días ha sido el que los burócratas y poderes financieros han hecho al pueblo griego.

Publicidad
Media: 3.93
Votos: 15
Comentarios:
Alberto Garzón./ EUROPA PRESS

Alberto Garzón./ EUROPA PRESS

MADRID.- “No vamos a entrar en un diálogo de sordos”. De esta manera ha querido zanjar Alberto Garzón, candidato a la Presidencia del Gobierno por Izquierda Unida, la polémica que ha habido entre el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y Ahora en Común, propuesta de unidad popular para las próximas elecciones generales, durante los últimos días. “No nos sentimos identificados con las frases de Pablo Iglesias”, ha remarcado el número uno de IU durante el curso de la Universidad Complutense de Madrid sobre Izquierda, Ciudadanía y Participación.

En relación a las palabras de Juan Carlos Monedero, que sostenían que “una suma de pequeñas cabezas de ratón construyen un ratón Frankenstein”, Garzón ha afirmado que no se siente identificado con las mismas.

El candidato de IU a la Moncloa también ha mencionado que no se sienten aludidos con las declaraciones de Iglesias, en las que arremetía contra el partido y lo calificaba de "pitufo gruñón".



Así, Garzón ha querido dejar claro que él no tiene relación con Ahora en Común, pese a que Iglesias le acusara de estar detrás de la plataforma el pasado viernes. “No se puede demostrar lo que no existe”, ha dicho. Sin embargo, sí dice sentirse identificado con su manifiesto y con sus ideas, que de momento su propio hermano, Eduardo Garzón, ya ha firmado. “Mi hermano lo firmó y estamos de acuerdo con lo que quieren conseguir”, apuntaba.

Para Garzón, es muy buena noticia que una plataforma de unidad popular quiera replicar lo que ha sucedido en Madrid y Barcelona y aplicarlo a un ámbito general. “Los únicos que pueden tener miedo a una candidatura unitaria son las entidades económicas y financieras”, ha dicho para apaciguar los ánimos entre Podemos e Izquierda Unida.

Tanto es así que Garzón ha hecho referencia a la presencia de Juan Carlos Monedero, quien fuera número tres del partido morado, que también estaba presente durante la charla, para demostrar que no hay diferencias encontradas entre ellos. “Hay que sumar fuerzas y no hacer debate público; no nos van a encontrar peleando en los medios de comunicación”, indicaba el miembro de Izquierda Unida entre risas. “Sabemos que hay retos y obstáculos pero hay que construir esa candidatura”, ha sostenido más tarde Garzón.

Por su parte, Cayo Lara, coordinador federal de Izquierda Unida ha indicado que no hay chantajes y si los hay son del Eurogrupo al país heleno. De esta manera, Lara también ha querido despejar las dudas entre aquellos que sostienen que Iglesias se ha sentido chantajeado por Ahora en Común . “El único chantaje es el que están haciendo los burócratas y los poderes financieros al pueblo griego”, ha mantenido.

Es el Eurogrupo quien debe elegir si quiere “recuperar parte de la deuda o quiere perderlo todo”, ha concluido Lara. Para su partido, es un error “anular las expectativas democráticas del pueblo griego por motivos meramente económicos”.