Publicado: 18.05.2015 22:12 |Actualizado: 18.05.2015 22:32

Garzón y García Montero se vuelcan
para mantener el
feudo de IU en Madrid

Los candidatos a la Presidencia del Gobierno central y autonómico defienden en Rivas el modelo de gestión
de IU para que su alcalde, Pedro del Cura, sea elegido

Publicidad
Media: 4
Votos: 8
Comentarios:
Alberto Garzón, junto al candidato a la Alcaldía de Rivas, Pedro del Cura, y el candidato a la Comunidad de Madrid, Luis García Montero. - EFE

Alberto Garzón, junto al candidato a la Alcaldía de Rivas, Pedro del Cura, y el candidato a la Comunidad de Madrid, Luis García Montero. - EFE

RIVAS.- Las elecciones europeas hicieron saltar las alarmas en Izquierda Unida cuando vieron cómo en su histórico feudo madrileño, Rivas Vaciamadrid, Podemos se colocaba como primera fuerza política, con más del 20% de los votos frente al escaso 18% de la coalición de izquierdas. Era algo insólito, aunque no inesperado.

Un año después hay cierta calma en la joya de la corona de IU. Su alcalde, Pedro del Cura, encabeza una candidatura junto a Equo y Somos Rivas mientras la candidatura impulsada por el sector crítico de Podemos, Rivas Puede, no ha recibido el visto bueno de la formación de Pablo Iglesias, que ha colocado una gestora para dirigir el partido en el municipio.

Podemos no tendría por qué ser el rival de IU en esta localidad, pero el agujero millonario en la empresa municipal de vivienda de Rivas ─que le costó la Alcaldía a José Masa─ y el episodio de los contratos municipales a la cooperativa que gestionaba el hermano de la exconcejala ripense Tania Sánchez, hacen que la mayoría absoluta hegemónica en este bastión de la izquierda esté en entredicho.

Las elecciones en Rivas, la joya de la corona de IU, se toman con cierta calma después de que Podemos ganara en las europeas

Por eso, el candidato de IU a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, y el candidato a la Comunidad de Madrid, el poeta Luis García Montero, no han dejado de lado a Del Cura este lunes y le han arropado en una acto público en la Plaza de la Constitución de la localidad frente a más de 500 personas. No ha sido un acto precisamente de masas, teniendo en cuenta el signo político del gobierno local, pero ha servido a ambos candidatos para recordar una vez más la importancia de conservar los principios y valores de la izquierda en "un momento volátil y convulso".

El mitin lo ha iniciado el candidato a la Alcaldía de Rivas, Pedro del Cura, que ha puesto énfasis en el "laboratorio para el cambio necesario en el país" que representa su municipio en cuanto a políticas de "innovación tecnológica, gestión pública de los servicios y alternativas a los recortes". "Hemos demostrado que no es cierto el mantra de la derecha de que la gestión privada es más eficaz que la pública", ha defendido.

Del Cura ha recurrido al símil de Asterix y Obélix contra "las legiones" que el PP "manda contra esta aldea gala" que "ha demostrado que se puede gestionar la crisis de una manera justa"; ha criticado el "acoso mediático" al que han sometido los medios de la derecha al municipio, según él a instancias del PP, pero al que también ha contribuido la guerra interna en la federación madrileña de IU. De hecho, el exalcalde José Masa intentó presentar una candidatura junto a otros díscolos de IU para competir con Del Cura, aunque finalmente no prosperó.



Del Cura: "Hemos demostrado que no es cierto
el mantra de la derecha de
que la gestión privada es
más eficaz que la pública"

El aún regidor de Rivas ha sacado pecho por mantener la mitad del presupuesto en políticas sociales, ha denunciado que la Comunidad de Madrid les adeuda 15 millones de euros y que les mantiene aislados con "el peor transporte público" y sin conexión con la M-50, que facilitaría "cientos de puestos de trabajo" a lo largo del Corredor del Henares.

Ha cargado contra la inacción del Gobierno regional frente al tráfico de drogas de la Cañada Real y ha avisado de que los ripenses no dudarán en cortar de carretera de Valencia o marchar hasta la sede del Ejecutivo madrileño para que se cumplan sus reivindicaciones como ya hicieron en otra época. "Las elecciones no las deben decidir el IBEX 35 ni los medios de comunicación, las decide la gente; por eso tenéis que contribuir a la que izquierda siga siendo el referente aquí", ha concluido Del Cura para instar a sus votante a convencer a todos los que puedan en esta última semana de campaña electoral.

García Montero: "Rivas es el orgullo de IU en todo el Estado"

"Es importante no equivocarse. En Rivas hay que votar a Pedro del Cura, representante de IU, Equo y Somos Rivas", ha advertido García Montero, quien ha insistido en que sus propuestas pasan por garantizar el trabajo decente y el salario digno de los madrileños, así como por la defensa de los servicios públicos.

García Montero: "Si resistimos aquí es posible
que en noviembre podamos dar una patada en el
culo al PP en España"

"Las instituciones deben estar en manos de gobiernos capaces de vivir la gestión publica con corazón, compasión y capacidad de mirar a los ojos de la gente", ha afirmado el poeta en su tono habitual, apelando al sentimiento, a "la humanidad de la política". "Es en los ayuntamientos donde se puede resistir; y Rivas es el orgullo de IU en todo el Estado. Si resistimos aquí es posible que en noviembre podamos dar una patada en el culo al PP en España y podamos llevar a Alberto Garzón a la Presidencia del Gobierno. Las tonterías hay que dejarlas para el día 25 con un café; el 24 todos a votar a Pedro", ha insistido el poeta.

García Montero también se ha mostrado "sorprendido" con que los "movimientos renovadores que ha surgido ─en alusión a Ciudadanos y a Podemos─ hayan ignorado el conflicto laboral, fundamental para la regeneración democrática; y muestren tanta tibieza en la defensa de lo público". Para el candidato de IUCM, no vale solo con "cambiar lo viejo por lo nuevo", algo que "le interesa a la élite neoliberal" porque genera "una espuma sin raíces ni profundidad".

Alberto Garzón: "La unidad popular se hace en la calle; todo lo demás es politiquería, excusas"

En la misma línea, con menos poesía y algo más de pedagogía, se ha movido Alberto Garzón, que insiste en que en las próximas elecciones "nos jugamos las próximas generaciones". "Se disputa un modelo de sociedad, el cómo vamos a vivir el día de mañana".

Para el candidato de IU a la Moncloa, el cambio no está viniendo, sino que ya está aquí, "sólo se trata de decidir hacia dónde cambia, si hacia la derecha económica, la precariedad y el desmantelamiento del Estado social o hacia los valores y principios de la izquierda, de la gente sencilla y organizada". "Nos disputamos si los cambios son cosméticos o profundos. No nos vale una capa de pintura", ha aseverado.

Garzón: "Nos disputamos si los cambios son cosméticos o profundos. No nos vale una capa de pintura"

Garzón ha defendido el trabajo público garantizado, una de sus medidas económicas encaminadas a generar un millón de empleo con algo más de 9.000 millones de euros de inversión pública. Frente a los que lo consideran "una utopía", el diputado por Málaga contrapone el rescate a la banca española por algo más de 70.000 millones.

Propone que el trabajo de ciudadanos, relacionado con la dependencia y realizado sobre todo por mujeres "sea remunerado y cotice" a la Seguridad Social, democratizar la economía y que "los bancos sean esclavos de las personas y no al revés". En definitiva, Garzón quiere un "orden social nuevo" alternativo al "orden criminal" que para él representa el capitalismo, que "no nos considera personas, sino recursos humanos".

El instrumento que defiende no es otro que "la unidad popular", el término de moda en estos últimos meses en los que hay que organizar candidaturas a municipios y comunidades autónomas. "No es sólo un recurso electoral, la unidad popular se hace en las calles, en los conflictos sociales y, sobre todo, parando desahucios una actividad ilegal, pero legítima. En ese momento en que se nos pega y se nos detiene a nadie se le ocurre preguntar qué carné tiene el otro en el bolsillo. Todo lo demás es politiquería, son excusas", ha dicho antes de concluir afirmando que estas medidas quedan todas englobadas en una reivindicación histórica de la izquierda: la república.