Público
Público

"En Gaza hay una catástrofe humanitaria aunque Israel lo niegue"

Diego López Garrido, Secretario de Estado para la Unión Europea (UE), confía en que España impulse el sentimiento europeísta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Europa, Europa y Europa. Para Diego López Garrido (Madrid, 1947), secretario de Estado para la UE, la política española no se concibe sin esta oración entusiasta que él recita cada día. Y, desde que accedió a su cargo en el Ministerio de Exteriores, en 2008, casi cada jornada en un país diferente. Trabajo obliga, pero su sonrisa cuando habla de éste nos revela que es un placer.


La tragedia de Gaza nos está dejando a una Unión Europea que sólo ha ido a la zona pero no se pronuncia demasiado...

Se ha seguido una línea de presencia y no de declaraciones: la Unión Europea no sólo habla, sino que hace. Ha ido la troika de presidencias correspondiente (Francia, República Checa y Suecia) y los dos máximos responsables de Exteriores de la UE, Javier Solana y Benita Ferrero-Waldner, en una misión muy difícil: tratar de conseguir el alto el fuego y que entre ayuda humanitaria en la zona bombardeada. Además, una vez que se produjese ese alto el fuego, la UE se compromete a enviar una misión suya a la zona. Es todo muy complejo: dese cuenta de que condenamos a Hamás por su provocación y a Israel por su reacción desproporcionada y que nada tiene que ver con la represión de actos de terrorismo con que pretende justificarla. Ahora, en la franja de Gaza, hay una situación catastrófica de tipo humanitario, aunque en Israel se empeñen en decir lo contrario.

Se critica y alaba a la vez el protagonismo del presidente Nicolas Sarkozy en la zona y se critica, mayoritariamente, que el presidente Rodríguez Zapatero haya suspendido su viaje a Siria y Líbano, previsto para esta semana.

Sarkozy es una figura de gran autoridad, que ha salido con mucha autoridad de la Presidencia francesa y va a ayudar, porque, además, está en clara conexión con la misión de la UE. Cuantos más esfuerzos se hagan, mejor. Y en cuanto al presidente Zapatero, francamente, parece lógico que, en estas circunstancias, se concentren los esfuerzos en la dirección que sea necesaria marcar, que es la misión de la UE, y, por tanto, este viaje puede perfectamente ser aplazado. Eso no significa que haya desaparecido la intención de ir ni nada parecido.

¿Hay solución para los conflictos que genera la dependencia energética que tiene la UE de Rusia, como el actual que mantiene con Ucrania?

En primer lugar, el actual es un asunto bilateral entre Ucrania y Rusia, dos países que no pertenecen a la UE. Sin embargo, esto demuestra la certeza, la necesidad y la urgencia de la estrategia europea, que desde hace algún tiempo se viene planteando que la seguridad energética europea es un objetivo de primera magnitud. Europa necesita un mercado de la energía único. Necesita tener una política energética única, que haya seguridad energética, diversificación de las fuentes de esas energías y una variedad cada vez mayor de las energías, con un protagonismo creciente e indiscutible de las renovables. Estoy seguro de que éste va a ser uno de los objetivos centrales de la Presidencia de la República Checa y por ello, también, es trascendental que el acuerdo de asociación entre la Unión y Rusia progrese y llegue a buen término.

¿Habrá un Eurogrupo ‘habitual' de jefes de Estado y de Gobierno, como el que se reunió por iniciativa de Zapatero en el mes de octubre?

Efectivamente, la reunión del Eurogrupo a nivel de jefes de Estado y de Gobierno en octubre se demostró necesario en momento de crisis, como la actual coyuntura, aunque lo habitual es que se reúnan los ministros de Economía y Finanzas. De todas formas, cuando haya una propuesta oficial, opinaremos.

¿Conseguirá España que Turquía entre en 2010?

Somos absolutamente favorables a la entrada de Turquía en la UE, está en la OTAN, tiene una presencia muy fuerte en el Mediterráneo, copatrocina la Alianza de Civilizaciones... Haremos un esfuerzo especial por que Turquía entre en la UE, sin duda.

¿Cuál sería para el secretario de Estado para la UE un buen balance de la Presidencia española?

Aquélla que contribuya a un sentimiento europeísta de los ciudadanos de la UE no sólo de cabeza, sino de corazón. Aquélla que culmine con una España aplaudida por haber defendido el interés de 500 millones de europeos.