Publicado: 22.05.2014 10:58 |Actualizado: 22.05.2014 10:58

La Generalitat se defiende: "El coche de Montoro tomó la dirección opuesta a la pactada"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El conseller de Interior de la Generalitat de Catalunya, Ramón Espadaler, ha afirmado que el coche de Montoro y Sánchez- Camacho, que fue atacado este miércoles por varios manifestantes, "tomó la dirección opuesta a la pactada entre la policía local y los Mossos y esto hizo que se quedara en una calle sin salida". "Salieron sin esperar a que llegara un tercer equipo de recursos operativos, tal como habíamos acordado viendo que la cosa se ​​complicaba", ha asegurado Espadaler en declaraciones a la emisora Rac1.

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha anunciado que pedirá responsabilidades a la policía autonómica por su "pasividad" durante el incidente, una actitud que el conseller ha negado. "Con la información de que ahora tengo, que todavía no es concluyente, aprecio que hay elementos que no encajan con lo que dice la señora Sánchez-Camacho y que hay algún elemento de no suficiente coordinación entre los Mossos y los servicios escoltas del ministro y Sánchez- Camacho", ha remarcado.

Aun así, Espadaler ha sentenciado que le interesa "como a los que más llegar hasta el final" . "Y si hay algún tipo de asunción de responsabilidades evidentemente que a quien le corresponda, las asumirá", ha concluido.

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha replicado a Espadaler que la información de la que dispone sobre lo sucedido el miércoles en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) tras un acto de los populares es errónea, y ha avisado de que "nadie amedrentará" al PP con protestas violentas. Camacho ha tachado de "sorprendentes, flojas y débiles" las explicaciones de Espadaler, y le ha pedido que lleve a cabo una investigación rigurosa de lo sucedido y que depure responsabilidades si es necesario.

Por otra parte, el sindicato de los Mossos d'Esquadra SME-CCOO ha tachado de "clara irresponsabilidad" que el coche oficial omitiera las indicaciones que les dieron los jefes del dispositivo de seguridad de la policía catalana. En un comunicado, han asegurado que los responsables del dispositivo de seguridad de Mossos dieron indicaciones al vehículo oficial para que saliera por una calle donde había desplegados agentes antidisturbios, para darles protección, y también se le dio la opción de esperar a la llegada de otros dos furgones de Mossos que estaban de camino.

No obstante, siempre según el sindicato, el vehículo "hizo caso omiso y salió por otra calle donde no había este cordón policial y simplemente había agentes de seguridad ciudadana de Mossos y la Policía Local", mientras había decenas de personas concentradas. Para el sindicato, omitir estas indicaciones fue una "clara irresponsabilidad porque, aparte de exponer este vehículo a una situación de peligro, esto también supuso poner en riesgo innecesario a los agentes de Mossos y policías locales, provocando lamentables imágenes".

Con todo, el SME-CCOO, que lamenta todo acto violento sea de quien sea y contra quien sea, critica que los representantes políticos "quieran potenciar sus respectivas campañas electorales a costa de criticar las actuaciones policiales" de la policía catalana.

El primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha llamado esta mañana a la presidenta del PP Catalán para mostrar su solidaridad por la agresión que sufrieron ayer los populares en un acto electoral en Vilanova i la Geltrú (Barcelona), con presencia del ministro Cristóbal Montoro.

Navarro, que hace unas semanas sufrió una agresión en Terrassa (Barcelona), ya denunció el clima de "crispación" que vive Catalunya a raíz del debate soberanista. Ha llamado a Sánchez-Camacho para interesarse por la situación de los conservadores tras la agresión de Vilanova, que ha condenado enérgicamente.