Publicado: 15.11.2016 15:29 |Actualizado: 15.11.2016 15:29

La Generalitat invita a Soraya Sáenz de Santamaría a negociar en Barcelona “la agenda catalana”

El Govern pretende discutir el sistema de financiación autonómica de forma bilateral y al margen de la conferencia de presidentes de comunidades

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
puigdemont ctxt

El president de la Generalitat de Catalunya, Carles Puigdemont.-EFE

BARCELONA. El Govern de la Generalitat ha invitado a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría a que se desplace a Barcelona para “hablar de la agenda catalana”, “la agenda política y la económica”. El gobierno catalán pretende analizar de esta manera el estado en el que se encuentran los aspectos de la relación bilateral contemplados en los 46 puntos que Carles Puigdemont trasladó a Mariano Rajoy en la reunión que mantuvieron en Moncloa el pasado mes de abril, independientemente de la deseada negociación sobre la convocatoria de un referéndum sobre el futuro político de Catalunya.



“No son 46 puntos genéricos. Son asuntos muy concretos”, ha explicado la vicepresidenta y portavoz del Govern Neus Munté. Tienen que ver con compromisos adquiridos por el gobierno del Estado y de lo que se trata, ha dicho, “es de analizar si ha habido avances”, porque hasta el momento no han recibido respuesta.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consell Executiu, Munté ha informado que Soraya Sáenz de Santamaría recibirá una invitación del President Puigdemont, para demostrar el interés del gobierno catalán en mantener la “empatía” con el ejecutivo central y dejar claro que también se puede negociar fuera de Madrid.

Pretenden que el encuentro con la Vicepresidenta Santamaría tenga lugar antes de la reunión que Carles Puigdemont le pidió recientemente a Mariano Rajoy.

Se prevé que sea Oriol Junqueras, Vicepresident y responsable de Economía del Govern, el encargado de recibir a Sáenz de Santamaría en su visita a Catalunya, en una reunión en la que previsiblemente se abordará el tema de la financiación.

En este sentido, Munté ha recordado que el propio exministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, había reconocido la existencia de un problema y ha insistido en que la Generalitat no contribuirá a que se extienda la idea de que lo que hace falta es una sesión de “chapa y pintura”, porque el actual sistema, en su opinión “ha caducado y no se aguanta”.