Público
Público

Génova le recuerda a Aguirre que ella no bajó impuestos

"El discurso de la bajada de impuestos no es de Esperanza Aguirre sino de todo el PP", asegura Carlos Floriano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP sigue en guerra con Esperanza Aguirre. Se nota que no han sentado nada bien entre las filas conservadoras las críticas de Aguirre al ministro de Hacienda Crsitóbal Montoro por subir los impuestos.

Este jueves fue el vicesecretario de organización del PP, Carlos Floriano, el que atizó a Aguirre al decir que la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, 'no bajó los impuestos en la última legislatura. Posiblemente porque no pudo'.

Floriano contestó así a las declaraciones de Aguirre en las que culpaba al Ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, de no querer bajar las cargas impositivas. 'El discurso de la bajada de impuestos, no es de Esperanza Aguirre sino de todo el PP, desde el presidente de Gobierno hasta el último militante'.

En una entrevista en la cadena Cope, Floriano alabó la gestión del Presidente de Extremadura, José Antonio Monago, porque está siendo 'magnífica e impecable', y calificado de 'muy positiva' la bajada del IVA en Extremadura porque 'tiene margen para hacerlo en el marco de sus competencias'.

Preguntado por las competencias autonómicas el vicesecretario de Organización dijo que si una comunidad autónoma puede bajar sus impuestos, 'hace muy bien en hacerlo', pero a su juicio, el problema llega cuando algunos dirigentes 'se excedan en ese tipo de decisiones'.

Por ello considera el vicesecretario, que si eso ocurre, 'el Gobierno tendrá que tomar la decisiones que vea oportunas para que todos los ciudadanos tengan los mismos derechos y las mismas obligaciones vivan donde vivan'.

Y concluyó manifestando que no le 'parecería bien' que en algunas autonomías se tomaran decisiones 'que rompieran la unidad de mercado y la igualdad, de derecho entre los españoles'.

Por último, Floriano insistió en que el ejecutivo 'prefirió' incumplir su programa electoral, —en el que no se incluía una subida del IVA—, porque 'la prioridad' en ese momento era 'evitar la quiebra y el crac', pero que 'el Gobierno va a bajar los impuestos en cuanto tenga la posibilidad de hacerlo'.