Publicado: 29.03.2014 15:32 |Actualizado: 29.03.2014 15:32

El Gobierno aboga ahora por limitar la huelga con una ley de servicios mínimos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha considerado que "sería bueno" que España "tuviese una ley de servicios mínimos" para que "los derechos de los trabajadores y de la sociedad española tengan el encaje constitucional que deben tener" y ha abogado por negociar esta norma "lejos del calor de la batalla, cuando las aguas se serenen".

"Los representantes de los trabajadores, de las empresas y del Gobierno de España deberíamos hablar de esa ley con naturalidad y responsabilidad, pensando en el futuro", ha considerado Báñez antes de puntualizar que esta norma "no será una ley de huelga".

Así se ha pronunciado la ministra durante la clausura de las jornadas sobre derecho laboral, V Seminario Xacobeo Laboral, que han concluido este sábado en Santiago de Compostela, y a la que han asistido, entre otros, el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, o la conselleira de Traballo y Benestar, Beatriz Mato.

En su intervención, que no figuraba en su agenda oficial, la titular de Empleo y Seguridad Social ha explicado las medidas llevadas a cabo por el Ejecutivo estatal a lo largo de los últimos años para combatir la destrucción del empleo en España, el país de la Unión Europea que "sufrió con más virulencia" este hecho.

Según ha indicado, las reflexiones sobre las causas de esta destrucción apuntaban a la "ineficiencia de los diferentes tipos de flexibilidad que existen en la regulación del mercado laboral" de España por lo que el Gobierno se enfrentó a la "difícil realidad de romper la rigidez del mercado laboral". "De ahí que la flexibilidad interna de la empresa fuera el objetivo fundamental de la reforma del mercado laboral del año 2012", ha señalado.

La ministra presumió de la "flexibilidad" impulsada por el PP que, según ella, "mejora la productividad"

Para la ministra, con esta norma, se introdujeron los "cambios fundamentales para instalar una nueva cultura del empleo más colaborativa y más centrada en la flexibilidad". "Una nueva cultura del empleo, de la negociación, del pacto, promovida para mejorar la productividad, la competitividad de las empresas y preservar el empleo, que es nuestra absoluta prioridad", ha señalado.

En este sentido, Fátima Báñez ha asegurado que "estos cambios empiezan a dar datos optimistas" que invitan a la "confianza". Así, ha puesto como ejemplo que, durante el mes de febrero, se produjo un "crecimiento interanual positivo de las afiliaciones a la seguridad social, tras 68 meses de caídas".

"En el último trimestre de 2013" hubo, "por primera vez" desde 2007, "un crecimiento de la ocupación en términos desestacionalizados", ha explicado antes de indicar que "ese dato de crecimiento —0,29%—, no se producía desde 2007, cuando la economía crecía a un ritmo trimestral del 0,7%".

Por ello, ha destacado que se está "creando el mismo nivel de ocupación con tres veces menor nivel de crecimiento económico", cuestión que se marca como "objetivo" la reforma laboral que, como ha recordado, busca que, "con crecimientos más bajos de la economía, se tenga un crecimiento de la ocupación".

"Los avances son la regla general y los resultados no retóricos, sino tangibles", ha manifestado la ministra para añadir que "hoy" también se puede "comprobar como una negociación colectiva moderna, comprometida con la empresa, está logrando cambiar muchas cosas en este país con esperanzas de futuro".

Con todo, Fátima Báñez ha abogado por "no conformarse" y "no quedarse de brazos cruzados" ya que, el "problema fundamental" de España, que cinco millones de personas sigan en situación de "desempleo", sigue "ahí".

"Nuestra responsabilidad es seguir haciendo reformas en el mercado de trabajo para que el crecimiento que ahora empieza se traduzca cuando antes en creación de empleo, pero en empleo estable", ha señalado antes de incidir en que las medidas que lleva a cabo el gobierno tienen en cuenta el paro juvenil o la necesidad de mejorar la formación de los trabajarores.