Publicado: 02.10.2015 14:34 |Actualizado: 02.10.2015 14:34

El Gobierno advierte de que "la situación de los catalanes va a peor"

La vicepresidenta critica la propuesta de la CUP de una presidencia de la Generalitat compartida. El ministro de Justicia asegura que la citación como imputado de Mas dos días después del 27-S demuestra la "independencia" judicial.

Publicidad
Media: 1
Votos: 3
Comentarios:
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sánez de Santamaría, durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.-EFE

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sánez de Santamaría, durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.-EFE

MADRID.- A pesar de haberse revelado un fracaso en los resultados cosechados por el PP catalán el 27-S, el Gobierno mantiene su campaña negativa sobre Catalunya y las reclamaciones independentistas de la mitad de su población, según se desprende de los resultados electorales del pasado domingo.

La vicepresidenta ha asegurado durante la rueda de prensa del Consejo de Ministros que "la situación de los catalanes va a peor" tras haberse resuelto los comicios con la victoria de la lista soberanista de Junts pel Sí, aunque sin mayoría absoluta, lo que, para continuar el llamado "procés", aboca a JxS a pactar con la otra candidatura que aboga por la independencia, la CUP, pero que rechaza a Artur Mas como presidente de la Generalitat.

Precisamente, es la última propuesta de la lista de Antonio Baños -una presidencia compartida de tres o cuatro personas- la que ha hecho al Ejecutivo rasgarse las vestiduras, admitiendo Soraya Sáenz de Santamaría, que han "perdido la capacidad de sorpresa" en Catalunya, pero que, visto lo visto, "la situación es igual, si no peor" allí de lo que era antes de las catalanas.

La portavoz del Ejecutivo advirtió a los ganadores que no han obtenido la mayoría que esperaban con el pretendido plebiscito, pero que aguarda que la "profunda factura de la sociedad catalana" que han provocado los independentistas sea sellada por el "Gobierno que se forme". Con respecto a éste, Sáenz de Santamaría aseguró que el presidente Mariano Rajoy hablará "dentro de la ley" con el presidente que surja en cuanto se sepa quién es.

Una nota de prensa

La tramitación de la querella de la Fiscalía General del Estado contra Mas se hace de forma completamente "independiente" por parte del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), ha insistido hoy el ministro de Justicia. Rafael Catalá, que ha comparecido con la vicepresidenta para anunciar de nuevo la concesión de la nacionalidad española a los sefardíes, constató esta mañana "el respeto absoluto" del Gobierno a la independencia de la justicia.

"El instructor, la Sala, el propio tribunal son los que están llevando a cabo los pasos que consideran necesarios para ir adelante con la querella presentada", ha informado el ministro, que ha aclarado asimismo, que "el Ministerio de Justicia, yo mismo, el conjunto del Gobierno tuvimos información de las actuaciones establecidas por el TSJC cuando las notificó a través de su oficina de prensa".

El tribunal ha ordenado el procedimiento "tratando de que los procesos políticos no interfiriesen en los judiciales", y no es una opinión del ministro de Justicia, ha aclarado él mismo, sino que "reiteradamente varios órganos judiciales así lo han puesto de manifiesto en ocasiones".