Público
Público

El Gobierno afirma que si Puigdemont no declaró la independencia, volvería a la legalidad

El Ejecutivo no activaría la segunda fase del artículo 155 de la Constitución si el presidente de la Generalitat niega que proclamara la independencia de Catalunya.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Rajoy charla con el rey durante la tradicional recepción real tras el desfile militar de la Fiesta Nacional.- EFE

El Gobierno cree que si el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, niega que proclamara la independencia de Catalunya, el Ejecutivo no activaría la segunda fase del artículo 155 de la Constitución y se volvería al escenario previo al pleno del Parlament que aprobó la ley del referéndum.

Fuentes del Gobierno asistentes a la recepción del día de la Fiesta Nacional ofrecida por los Reyes en el Palacio Real han subrayado que, en su respuesta al requerimiento enviado por el Ejecutivo, Puigdemont tiene una última oportunidad de "dejar de jugar con todo el mundo", pero han precisado que ni el propio presidente de la Generalitat sabe aún cuál va a ser su respuesta.

Eso sí, si en su respuesta al requerimiento contestase que no formuló una declaración unilateral de independencia, no se activaría en el Senado la segunda fase del artículo 155 y se volvería a la legalidad del escenario anterior al pleno celebrado por el Parlament los días 6 y 7 de septiembre, en el que se aprobó la ley del referéndum suspendida posteriormente por el Tribunal Constitucional.

"La pelota está en su tejado", han insistido estas fuentes, que han defendido la importancia del acuerdo alcanzado con el PSOE porque "transmite una imagen de seriedad al país", y han replicado a la búsqueda de mediaciones internacionales por parte de Puigdemont que "la mejor mediación" es la del Congreso de los Diputados.

Además de asegurar que en su acuerdo con el PSOE el Gobierno no ha pactado contenidos concretos, han apuntado que hay juristas que sostienen que el presidente de la Generalitat sí realizó una declaración unilateral de independencia ante el Parlament, pero hay confusión y opiniones encontradas al respecto.

En conversaciones informales con periodistas, varios ministros se han referido a la coyuntura política en Catalunya con reflexiones como que la situación "es hoy mejor que ayer y peor que mañana" o que "muchos independentistas han quitado la bandera tras la intervención parlamentaria de Puigdemont".

"La semana pasada fue clave" después del mensaje televisado del Rey, con la "huida de empresas" catalanas, la manifestación del pasado domingo en Barcelona, la "huelga fallida" y el "cambio de visión de la prensa internacional", que supuso "un punto de inflexión" a juicio de estos miembros del Ejecutivo.

Otro ministro ha hecho un llamamiento a la "templanza y serenidad" frente a las "mentiras" que se ha contado a los catalanes "durante mucho tiempo" y ha afirmado que desde el Gobierno se han aplicado "las medidas adecuadas en el momento oportuno", dado que la obligación más importante es garantizar la convivencia y trabajar para "evitar la fractura social".

Charla distendida

Pedro Sánchez y Albert Rivera conversaron durante el desfile en la tribuna de autoridades. La imagen, que se ha convertido en una de las instantáneas políticas del día, muestra cómo ambos líderes mantienen una conversación animosa tras las duras jornadas derivadas de la crisis catalana.

El diálogo ha tenido lugar en la tribuna de autoridades, nutrida en aquel momento por todos lo presidentes autonómicos, salvo los de Catalunya, Carles Puigdemont, del País Vasco, Iñigo Urkullu, y de Navarra, Uxue Barkos, que tradicionalmente no acuden.

Tras izarse la bandera bajada por un paracaidista y de que el Rey haya pasado revista a las tropas, ha comenzado el homenaje a los caídos, que en esta ocasión está dedicado al recuerdo de las víctimas de los atentados yihadistas de Catalunya.

El bolso más patriótico

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha cambiado el paraguas gigante con el que el año pasado acudió al desfile del Día de la Hispanidad en una jornada pasada por agua por un bolso de mano con la bandera de España.

El bolso, que ha colgado en sus redes sociales, lleva sus iniciales, C.C. En su cuenta de Twitter ha subido imágenes en las que se ve a la presidenta charlando con la ministra de Defensa, Dolores de Cospedal, y con la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. También ha colgado una fotografía saludando a los reyes.

"Nuestro orgullo también es lealtad a la Constitución y respeto al Estado de Derecho que garantiza nuestras libertades", ha escrito Cifuentes en redes sociales.