Publicado: 02.09.2016 14:34 |Actualizado: 02.09.2016 14:52

El Gobierno alerta de los riesgos de la inestabilidad para presionar a Sánchez

"No tener Gobierno tiene un coste; no podemos malograr la recuperación por inestabilidad política", dice Sáenz de Santamaría, que incide en la necesidad de aprobar los Presupuestos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La vicepresidenta en funciones del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. EFE

La vicepresidenta en funciones del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. EFE

MADRID.- Con guiños al PSOE pero sin cambiar del todo la estrategia habitual del PP. La vicepresidenta del Ejecutivo en funciones ha vuelto a incidir hoy en los riesgos económicos que puede conllevar la inestabilidad política con el fin de presionar a Pedro Sánchez para que permita, esta tarde, la investidura de Mariano Rajoy.

Aunque no ha querido ligar la situación actual a los graves datos de paro conocidos este viernes, Soraya Sáenz de Santamaría -que se limitó a asegurar que "en términos desestacionalizados" se mantiene la recuperación económica y de empleo- sí enumeró algunas consecuencias del desgobierno actual como la disminución de la demanda de crédito de las pymes, entre otros. 

Todo para poner de manifiesto que "puede haber una pérdida de confianza en la Economía española", excusa que le sirvió para reforzar la idea de que "no tener Gobierno tiene un coste". Así, aunque echó flores a los socialistas equiparándolos con los populares en el sentido de que ambos son partidos "llamados a entenderse" porque ambos tienen "una trayectoria de servicio al interés general", responsabilizó una vez más a los socialistas del bloqueo que podría terminar en terceras elecciones. 



En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta en funciones amenazó otra vez con los riesgos que tendría no aprobar los Presupuestos Generales del Estado para 2017 y señaló que "hay una manera de evitar cualquier tipo de preocupación: que haya un Gobierno". "No formarlo tiene un coste que los españoles pueden empezar a pagar de su bolsillo", utilizó tono alarmista. 

Se excusó con que "sería absolutamente ilegal e inconstitucional" que un Gobierno en funciones presentase un proyecto de Presupuestos, ya que "está prohibido expresamente", y ha recordado que 14 millones de personas reciben alguna prestación relacionada con esta ley.

El 30 de septiembre acaba el plazo para que el proyecto entre en las Cortes y pueda estar en vigor el año próximo, y, en caso contrario, se entraría en "una dinámica complicada",  ya que hay cuestiones que no se pueden prorrogar el 1 de enero. En concreto, ha recordado que hay partidas que necesitan expresamente una nueva ley presupuestaria, y prestaciones como las pensiones o la oferta de empleo público, que quedarían igual que en 2016 al no poder actualizarse.

"Entre otros muchos motivos, pero, sobre todo, porque estamos afectando a la vida diaria de muchos españoles, España necesita un Gobierno ya", ha recalcado la vicepresidenta, para quien no se puede "malograr" la recuperación económica por la inestabilidad política. "España no se puede permitir estar ocho meses en funciones", ha concluido.