Público
Público

Doñana El Gobierno andaluz se personará en la causa por el fuego en Doñana para lograr indemnizaciones

La Junta se presentará como acusación particular y “parte afectada” en el juicio que surja de la investigación interna y denunciará ante la Fiscalía a los autores del fuego que arrasó 8.500 hectáreas.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

Paraje de Cuesta Maneli tras el incendio declarado el pasado sábado en el paraje "La Peñuela" de Moguer (Huelva) y que afecta al entorno del Espacio Natural de Doñana. /EFE

El Gobierno andaluz va a personarse como acusación particular en la causa judicial que se abra a raíz de la investigación interna que está llevando a cabo la brigada del Infoca para determinar el origen del incendio de Doñana. El fuego, originado hace dos semanas en el término municipal de Moguer (Huelva), arrasó 8.486 hectáreas de matorral y arbolado, gran parte del mismo (6.761 hectáreas) dentro del espacio protegido del parque natural. La Consejería de Medio Ambiente está convencida de que “la mano del hombre” está detrás de este incendio, “como ocurre en el 96% de los casos”, y pretende denunciar a los responsables ante la Fiscalía.

Sin embargo, la investigación interna aún no ha señalado a los autores materiales del incendio, no existen, de momento, sospechosos a quienes denunciar ante el Ministerio Fiscal. El Gobierno andaluz quiere anticiparse a ese momento de la investigación para dejar claro su papel de “parte afectada” por el fuego que golpeó el corazón de Doñana, y por eso ha anunciado que se personará como “acusación particular” contra los posibles responsables del mismo. Esto le permitirá, por un lado, tener control de todos los aspectos de la instrucción judicial que se lleve a cabo; reclamar indemnizaciones a los autores del incendio y, sobre todo, facilitará su posición a la hora de reclamar fondos europeos a Bruselas para el plan de recuperación del parque natural.

El Ejecutivo de Susana Díaz ya ha solicitado a la Unión Europea fondos para reforestar la zona dañada por el incendio. La personación se realiza en calidad de acusación particular para el ejercicio de cuantas acciones penales y civiles pudieran corresponder, advierten fuentes de la consejería, que descartan la “responsabilidad subsidiaria” de la Junta en el incendio. Tampoco se lo han reclamado ninguno de los grupos de la oposición, aunque algunos de ellos sí han vertido dudas sobre los sistemas de prevención de incendios que existían dentro de Doñana.

Los técnicos de Medio Ambiente que han inspeccionado el perímetro afectado por las llamas están seguros de que el incendio no lo originó ningún efecto climatológico -no hubo tormentas ni rayos que pudieran desatar el fuego- de ahí que la hipótesis más plausible apunta a la mano del hombre, sea por causas premeditadas o por una negligencia.

La brigada del Infoca (Plan de Emergencias por Incendios Forestales de Andalucía) se personó dos días después del fuego en las instalaciones de una carbonera de Moguer, una de las más grandes del territorio, que en un primero momento fue señalada como posible responsable del suceso. Luego la propia Junta rectificó esa información y pidió “prudencia y tiempo” para presentar un primer balance de la investigación.

La investigación sobre el incendio que ha arañado el corazón Doñana se produce en paralelo a las consideraciones de los técnicos de la Unesco, que recientemente han apartado al Parque Nacional de la lista negra de Patrimonio de la Humanidad (desde 1994). Sin embargo, en su última reunión dieron un tirón de orejas a los responsables del humedal más grande de Europa, y exigieron al Gobierno de España que mantengan y refuercen las medidas de conservación, centradas sobre todo en reducir los regadíos en la zonza para proteger el acuífero y evitar el dragado del río Guadalquivir.

Fiscal explicó en el Parlamento que la magnitud del incendio -con llamas superiores a 20 metros de altura- unida a la temperatura y a las fuertes ráfagas de viento hicieron prácticamente inservibles los cortafuegos que hay dentro del parque natural (más de 900 kilómetros). El fuego hizo volar trozos de madera ardiendo (pavesas) sorteando distancias de más de 900 metros desde su origen, saltándose todos los cortafuegos en el camino. El consejero, así como el resto de fuerzas parlamentarias, felicitaron a los más de 700 efectivos que participaron en la extinción del incendio (bomberos, Guardia Civil, Policía Nacional), así como la colaboración activa de ciudadanos y medios de comunicación.

El incendio que tuvo lugar el sábado 24 de junio en el parque natural de Doñana afectó a un perímetro de 10.900 hectáreas, aunque dentro de ese espacio quedaron 2.414 hectáreas de superficie forestal intacta (islas verdes en medio de un paraje destrozado) y otras zonas en las que sólo ha ardido matorral. El total de la zona calcinada ocupa 8.486 hectáreas, y la mayor parte pertenece a la ampliación del espacio natural de Doñana que ensanchó los límites de suelo protegido del parque hace apenas 11 meses.

El fuego ha afectado a dos espacios con protección especial: el parque natural de Doñana (6.761 hectáreas) y el Paraje Natural Laguna de Palos y Las Madres (17 hectáreas). El primero de ellos, donde se concentra la mayor parte de la superficie quemada, dispone de 1.905 kilómetros de cortafuegos diseñados para prevenir las situaciones de emergencias por incendios forestales y ayudar a minimizar los daños. Más de un tercio de los kilómetros de cortafuegos que hay en la provincia con más masa forestal de Andalucía (Huelva) se han llevado a cabo dentro del parque natural de Doñana.