Público
Público

El Gobierno apoya el plan de Uribe de instalar bases de EEUU

De la Vega dice en Bogotá que es "útil para luchar contra el terrorismo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno español no comparte las preocupaciones de la mayoría de los países suramericanos por el plan del presidente colombiano de instalar siete bases militares de Estados Unidos en el país. La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, expresó ayer en Bogotá el 'respeto de España por una decisión tomada por Colombia en el ejercicio de su soberanía. Esa ha sido la postura [del Ejecutivo español] siempre'.

La número dos del Ejecutivo español se desmarcó de esta manera de las declaraciones de hace un mes del titular de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, en las que advertía del peligro de una militarización del continente. El plan de las bases ha convulsionado la región. En una gira por siete países esta semana, el presidente colombiano Álvaro Uribe no logró vencer las resistencias, más o menos acentuadas, de sus colegas, con la excepción del peruano Alan García.

De la Vega dijo, en presencia del vicepresidente de Colombia, Francisco Santos, con quien dio la rueda de prensa, que se trataba de un acuerdo 'útil para luchar contra el terrorismo y el narcotráfico' en el país. Además, España 'siempre estará al lado de los colombianos en la lucha contra la erradicación de la violencia', subrayó. A finales del mes pasado y también desde su gira latinoamericana, el jefe de la diplomacia española pedía a EEUU que intentase 'evitar un militarización' de América Latina tras un encuentro con su homólogo brasileño, el canciller Celso Amorim, que le trasladó su inquietud por el acuerdo militar EEUU-Colombia.

Sin embargo, la vicepresidenta aseguró que si Moratinos hizo estas declaraciones es porque 'carecía de toda la información' y, como todo el Gobierno, sí había manifestado el respeto por una decisión soberana. Fuentes gubernamentales aclararon más tarde que De la Vega trasladó a Uribe la disposición de España de contribuir en la 'exploración de vías para resolver las tensiones en la región'. Desde Vicepresidencia se informó también de que Moratinos habló por teléfono con su homólogo colombiano, Jaime Bermúdez, para aclarar que cuando se refirió públicamente a que EEUU podría acabar 'militarizando' América Latina no disponía de toda la información.

Otras fuentes diplomáticas consultadas por Público sostienen, en cambio, que las explicaciones y el mensaje que llevó al Ejecutivo español a apoyar a Uribe llegó directamente al Gobierno de Zapatero de la Administración estadounidense de Barack Obama. 'Creo que con George Bush, las palabras de Moratinos se quedarían como están', sostienen.

Para subrayar las buenas relaciones entre España y Colombia, De la Vega y Santos confirmaron que Bogotá enviará progresivamente, entre 2009 y 2011, un contingente militar que se integrará en la misión española de Afganistán.

La estrategia, que está prácticamente cerrada a falta de pequeños detalles, incluirá el envío de dos integrantes del Alto Estado Mayor colombiano antes de que finalice 2009, 42 efectivos más en 2010 y otros 42 en 2011.