Público
Público

El Gobierno aprueba con apoyo del PSOE el techo de gasto para 2017

Alberto Montero, de Unidos Podemos, considera que con ese respaldo “queda inaugurada la gran coalición que tanto reclamaba Rajoy”, mientras que el socialista Pedro Saura destaca que, a cambio, se han mejorado importantes medidas sociales

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante su intervención en el Congreso.- EFE/Zipi

MADRID.- El Gobierno ha logrado este jueves en el Congreso de los Diputados su primer “triunfo” parlamentario en el mes y medio que lleva en ejercicio efectivo. El pleno de la cámara ha dado el visto bueno al denominado “techo de gasto” para el ejercicio de 2017, es decir el límite máximo de las cuentas públicas que reflejará el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) del año próximo, en concreto 118.337 millones de euros.

Este paso adelante del Ejecutivo de Rajoy es en realidad un “respiro” previo que le permitirá cumplir con las reglas que exige Bruselas antes de elaborar un proyecto de cuentas públicas. Lo ha conseguido con el respaldo del grupo socialista, del de Ciudadanos y del grupo vasco del PNV, aparte de sus socios minoritarios UPN, Foro Asturias al que se ha añadido Coalición Canaria.

A partir de ahora, con ese marco, el Gobierno y su ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, comenzará a negociar las partidas de los PGE de 2017 con el resto de los grupos políticos. El propio Montoro se ha mostrado satisfecho esta mañana. “Es un punto de partida y el triunfo de la política, tal como la entiende el Gobierno”, ha dicho en una intervención en la que ha pronosticado el fin de la crisis para 2019 y la creación de dos millones de puestos de trabajo en cuatro años.

El apoyo socialista ha este marco macroeconómico se ha justificado por el hecho de haber arrancado avances sociales al Gobierno, como el aumento del Salario Mínimo Interprofesional del 8% para 2017. “Es la primera medida socialdemócrata en los últimos cinco años”, ha afirmado el portavoz socialista Pedro Saura, quien ha destacado que las reducciones para disminuir el déficit público no se hacen sobre las prestaciones sociales por primera vez con el Gobierno del PP, entre otros avances.

Esos aspectos han sido reseñados desde ERC, según su portavoz Ester Capella, pero no lo ha considerado suficiente para dar su apoyo. Las críticas más fuertes a la actitud socialista ha llegado desde el grupo de Unidos Podemos al asegurar su portavoz, Alberto Montero, que “hoy queda inaugurada la gran coalición que ha perseguido desde el inicio de la legislatura mariano Rajoy”. En su opinión, el marco previo a los PGE se debe a Bruselas cuando lo que debe primar son los intereses de la gente.

El respaldo de Ciudadanos, sin embargo, ha sido crítico ya que este grupo ha sido marginado de las negociaciones sostenidas entre Montoro y el PSOE para cerrar el acuerdo. Por su parte, el portavoz del grupo vasco del PNV, Aitor Esteban, ha puesto de manifiesto el buen clima abierto entre el Gobierno y el Ejecutivo vasco tras el encuentro entre sus respectivos responsables de Hacienda, lo que pronostica que el entendimiento seguirá de cara a dar el apoyo a los PGE de 2017.

De modo y manera que el pleno parlamentario de esta semana ha acabado sin dar un disgusto al Gobierno de Rajoy como ya venía siendo habitual en las últimas semanas. No obstante, el portavoz socialista, Antonio Hernando, ha insistido en que el grupo socialista no apoyará el proyecto de PGE que presente Montoro en las próximas semanas a la cámara “porque hay demasiadas cosas que no nos gustan a los socialistas”, ha dicho en declaraciones a los periodistas.

El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, conversa con la Vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la Cámara Baja. EFE/Zipi

El pleno de este jueves también ha respaldado dos decretos ley del Ejecutivo. Uno de ellos es el que recoge la nueva modalidad de recaudación del impuesto de sociedades, así como los nuevos tipos impositivos a productos como las bebidas azucaradas, que ha sido aprobado también con el respaldo socialista y la abstención de Unidos Podemos.

En la misma sesión plenaria, la primera que se prolonga, como es habitual, a un jueves en esta legislatura, también se han votado las mociones que quedaron pendientes el pasado martes. Entre ellas la planteada por el PDCAT – antigua Convergència –para crear una comisión para estudiar las relaciones entre el Estado y Catalunya así como la viabilidad legal de un referéndum para que los ciudadanos catalanes manifiesten su voluntad de constituirse en un Estado independiente. La moción, como quedó patente en el debate del día anterior, no ha sido aprobada.