Publicado: 06.11.2015 15:06 |Actualizado: 06.11.2015 15:06

El Gobierno asegura que la declaración independentista quedará como si "no hubiera existido"

La vicepresidenta anuncia que tras la previsible aprobación del texto en el Parlament, se presentará un recurso de inconstitucionalidad y se pedirá su suspensión inmediata. Advierte a la Generalitat de que hay "varios mecanismos" para actuar si se salta la ley, pero no los concreta.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Justicia, Rafael Catalá, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros. EFE/J.J. Guillén

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Justicia, Rafael Catalá, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros. EFE/J.J. Guillén

MADRID.— El Gobierno ha concretado hoy los pasos de su actuación después de que, previsiblemente, el lunes 9, el Parlamento de Catalunya apruebe en el Pleno la declaración de independencia pactada entre Junts pel Sí y la CUP. La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría ha asegurado que el mismo lunes, el Ejecutivo pedirá un informe "de urgencia" al Consejo de Estado y en cuanto éste lo emita, se convocará al Consejo de Ministros para presentar ante el Tribunal Constitucional (TC) el recurso contra la declaración de independencia y la petición de "suspensión" inmediata.

Todo ello, ha garantizado la número del Gobierno, se resolverá "la semana que viene", de forma que la declaración de independencia de Catalunya que apruebe el Parlament será "como si no hubiera existido", algo que, ha recordado Sáenz de Santamaría, ya se hizo hace un año con el decreto de convocatoria de la consulta soberanista que pretendía llevar a cabo la Generalitat en 2014.



Forcadell, señalada

La portavoz del Ejecutivo ha evitado dar más detalles sobre los planes del Gobierno de Mariano Rajoy en caso de que el Parlament y la Generalitat sigan adelante con la declaración de independencia a pesar de la suspensión del TC. Sáenz de Santamaría, sin embargo, ha querido enviar un mensaje de tranquilidad a la opinión pública señalando que el Estado de derecho tiene "mecanismos variados" previstos para este caso y el Gobierno actuará con "determinación, firmeza, prudencia y proporcionalidad" para aplicarlos. Sáenz de Santamaría ha garantizado que no habrá efectos de la declaración de independencia de ninguna manera.

En la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, la vicepresidenta fue preguntada insistentemente por las acciones previstas por el Ejecutivo, pero también sobre si la "advertencia" del TC iba dirigida a la presidenta del Parlament, Carmen Forcadell, cuando esta semana decidió permitir el debate en el Pleno de la declaración soberanista, pero recordando a la Cámara catalana que tiene el deber de garantizar el cumplimiento de la Constitución. "Sin ninguna duda", ha respondido Sáenz de Santamaría, y ha invitado a los periodistas a imaginarse qué pasaría si lo que sucedió esta semana en la Junta de Portavoces del Parlament, que se reunió sin estar constituido el grupo del PP, hubiera ocurrido en el Congreso de los Diputados.