Publicado: 05.12.2013 07:00 |Actualizado: 05.12.2013 07:00

El Gobierno confirma que Gallardón mintió al decir que el PSOE votó contra el sufragio de las mujeres

En una respuesta por escrito, admite que el PSOE votó mayoritariamente en 1931 a favor de que las mujeres pudiesen votar. El ministro sostuvo lo contrario ante el Pleno del Congreso el pasado septiembre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro Alberto Ruiz-Gallardón llevó el pasado 11 de septiembre la discusión política sobre el aborto a 80 años atrás, y afirmó categóricamente en el Congreso que el PSOE ya se equivocó en 1931 en otro debate que afectaba a las mujeres. "Hay que recordar --le dijo el titular de Justicia a la diputada socialista Elena Valenciano-- lo que hicieron ustedes en esos mismos escaños donde están en las Cortes constituyentes de 1931, cuando se opusieron a reconocer el voto a las mujeres. Se opusieron señorías".

El Gobierno ha dejado claro ahora, en contestación escrita a dos diputados socialistas, que Gallardón tiene flaca memoria, ya que el PSOE votó mayoritariamente a favor del voto de las mujeres, y ésa fue su postura oficial.

Pese a esa constatación histórica, el Ejecutivo añade, basándose en que diputados socialistas de entonces como Indalecio Prieto o Margarita Nelken no participaron en las votaciones, que "en absoluto es incorrecto considerar que en esa votación del 1 de octubre de 1931 el PSOE no apoyó de modo unánime el reconocimiento del voto femenino; o que una parte del PSOE se opuso activamente a su reconocimiento. Del mismo modo puede afirmarse que las mujeres del PSOE, como su única diputada en 1931, no siempre han estado a favor de ampliar los derechos de las mujeres".

Pero lo dicho por el Ejecutivo trata de justificar algo que no dijo Gallardón, ya que el ministro no introdujo matiz alguno (si fue por unanimidad o no) en su afirmación de que los socialistas "se opusieron a reconocer el voto de las mujeres", cuando muy mayoritariamemte hicieron todo lo contrario, de acuerdo al propio relato del Ejecutivo.

Según recoge el diario de sesiones del Congreso, en su réplica a Elena Valenciano, que le había preguntado por la merma de libertades de las mujeres que puede suponer su reforma del aborto, el ministro contestó textualmente: "Señora Valenciano, entiendo que no debe ser fácil para la izquierda asumir que sea precisamente el Partido Popular el primero que, en la historia de la legislación española, suprima cualquier amenaza de cárcel para la mujer que aborte. (Rumores). Entiendo que debe ser difícil para ustedes, que han gobernado durante diecisiete años manteniendo esa amenaza, y considerando a las mujeres por lo tanto como presuntas culpables, y no como lo que son, auténticas víctimas de los supuestos de aborto. (Rumores)".

"Señoría, ¿me habla usted de mi historia? Pues déjeme que le hable yo a usted de la suya. Señoría, hay que recordar lo que hicieron ustedes en esos mismos escaños donde están en las Cortes constituyentes de 1931, cuando se opusieron a reconocer el voto a las mujeres. (Rumores.—Risas). Se opusieron  señorías. Sí, se ríen. Ya se lo recordé al señor Madina. ¿Y sabe cómo se opusieron? Con un argumento, señoría, que probablemente enlaza y mucho con el que usted utiliza ahora. Ellos decían, los socialistas: hombre, es que las mujeres son mayoritariamente conservadoras y van a votar a los partidos de derecha; no les reconozcamos el derecho del voto. (La señora Valenciano Martínez-Orozco: ¡Qué barbaridad!). Señoría, no se equivoquen ustedes como se equivocaron hace ochenta años. Porque esa es su historia".

"Ustedes, para ganar unas elecciones, les quisieron negar el voto a las mujeres. (Rumores.—Una señora diputada: Pero, ¿qué nos estás contando?). Señoría, se ha acabado la supuesta superioridad
intelectual de la izquierda. Se ha acabado para siempre el pensar que ustedes defienden los derechos de  los más débiles mejor que nosotros. Su historia, señoría, les puso en contra del voto de las mujeres y hoy les pone en contra de la defensa de los derechos de la mujer.Gracias, señor presidente. (Aplausos.—Protestas)".

Al día siguiente, 12 de septiembre, los diputados del PSOE Carmen Montón y Gabriel Echávarri plantearon la siguiente pregunta por escrito al Gobierno: "¿De qué archivos o fuentes bibliográficas ha obtenido el Ministro Gallardón los datos de que el Partido Socialista en la Segunda República votó en contra del sufragio femenino, como aseguró en la sesión de control del 11 de septiembre de 2013?" 

La contestación por escrito del Gobierno, basada en un estudio de Juan Carlos Monterde, indica que el PSOE (con la excepción de Prieto) votó a favor del artículo 34 de la Constitución que se debatía el 1 de octubre de 1931 en las Cortes, y que decía que los ciudadanos de uno y otro sexo tenían los mismos derechos electorales.

La respuesta se extiende en que, de acuerdo al mismo estudio, Indalecio Prieto consideraba reconocer el derecho al voto a las mujeres como una puñalada a la República, y que Margarita Nelken se oponía al sufragio femenino, "sosteniendo que la mujer española estaba aún sometida a la voluntad e influencia clerical, y por tanto no tenía preparación para la acción política", según el mismo artículo académico.