Público
Público

Atentados en Catalunya El Gobierno deja en manos de Puigdemont las explicaciones sobre el aviso del atentado

El Ejecutivo de Mariano Rajoy se desentiende de la polémica y aboga por discutir los términos políticos de la misma sólo en el marco del pacto antiterrorista.

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:

El portavoz del Gobierno y ministro de Educación,Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, antes de la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. - EFE

"Corresponde a [Carles] Puigdemont decidir si acude o no al Parlament a dar explicaciones". Así ha dado carpetazo el Gobierno a la polémica sobre el presunto aviso de la CIA a los Mossos d'Esquadra antes del atentado de Barcelona.

El portavoz, Iñigo Méndez de Vigo, ha dejado la responsabilidad de ofrecer (o no) más explicaciones al respecto en manos del president catalán porque, dijo, "es el juez [Andreu] y los expertos [en antiterrorismo] quienes tienen que hablar de estas cuestiones". "El Gobierno no lo va a hacer", admitió, desentendiéndose de la responsabilidad que, según la Generalitat, habría tenido la Administración central a la hora de descartar y dar poca credibilidad a las advertencias de Estados Unidos.

"Sólo voy a recalcar lo dicho por Mariano Rajoy. No debemos perder la perspectiva: los únicos culpables de los atentados son los terroristas"

"Sólo voy a recalcar lo dicho por Mariano Rajoy. No debemos perder la perspectiva: los únicos culpables de los atentados son los terroristas", insistió el también ministro de Educación, poniéndose de perfil ante esta cuestión. "Las fuerzas de seguridad, todas, trabajan intensamente y con eficacia en la prevención del terrorismo y debemos estar agradecidos a todas ellas", añadió en la rueda de prensa posterior al primer Consejo de Ministros del nuevo curso político.

Méndez de Vigo no se mostró muy partidario de la petición de Ciudadanos para que el titular de Interior, Juan Ignacio Zoido, acuda al Congreso para ofrecer las correspondientes explicaciones. "Cada partido puede tomar las iniciativas que quiera, pero creo que el lugar más adecuado para llevar a cabo ese encuentro [entre Gobierno y partidos políticos] es el pacto antiyihadista", opinó.

Méndez de Vigo, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. - EFE

"Ahí es donde se puede llegar al objetivo: señalar que los culpables son los terroristas y que al terrorismo se le vence con la unión de los partidos, con las armas del Estado de Derecho y con la movilización social. Es ahí donde tenemos que estar todos, lo más importante es no mostrar fisura alguna", agregó invitando a las formaciones observadoras a participar activamente en el pacto y agradeciendo la llamada de apoyo de la portavoz socialista, Margarita Robles, a Zoido, esta misma mañana.

Moncloa aboga así por desentenderse, siendo "cautos y prudentes", de la polémica: quiere dejar las cuestiones políticas para el secreto del pacto antiyihadista y, las "operativas policiales" en manos "de quien tiene competencia para investigarlas: el juez Andreu". "El Gobierno no va a hacer ningún comentario sobre la operativa policial. Nos ceñimos a la investigación judicial [de la Audiencia Nacional] que está bajo secreto de sumario", incidió. "Si Puigdemont va al Parlament, será él quien decida si lo explica o no", zanjó Méndez de Vigo.

¿Aplicación del 155 en Catalunya?

Del mismo modo, Méndez de Vigo descartó detallar qué medidas prepara el Gobierno para frenar el referéndum del 1 de octubre en Catalunya. "La obligación del Gobierno es estar preparado. Es difícil seguir los anuncios que hacen unos y otros, pero el Gobierno los tiene estudiados y está preparado. No voy a contar el contenido, porque dependerá de cuáles sean las actuaciones [de la Generalitat]", respondió el portavoz con el habitual misterio que siempre desprenden Ejecutivo y PP al respecto.

"El Gobierno contempla todas las posibilidades, tiene estudiadas las respuestas y actuará en consecuencia"

Así, no quiso desvelar si, entre las opciones, se encuentra la aplicación del artículo 155 de la Constitución o si pedirán al Tribunal Constitucional la suspensión de altos cargos del Parlament. "El Gobierno contempla todas las posibilidades, tiene estudiadas las respuestas y actuará en consecuencia. El Gobierno tiene cumplir y hacer cumplir la ley. Cualquier acto preparatorio que afecte a las urnas, las papeletas o el censo es ilegal y quien lo impulse tendrá que asumir las consecuencias de eso", se limitó a contestar tras incidir en que Moncloa actuará "con proporcionalidad y mesura".

Después, tuvo tiempo para burlarse de los anuncios del Govern catalán. "Es la 'secesión sin': sin urnas, sin papeletas, sin mesas electorales, sin junta electoral y sin apoyos internacionales", ironizó Méndez de Vigo. En cualquier caso, el Ejecutivo de Mariano Rajoy, que no aclara si habrá o no reunión en persona con Pedro Sánchez, agradeció el apoyo del PSOE ─y también de Ciudadanos─ en su 'no' al referéndum.

"La relación con ellos es fluida, siempre están informados. No tenemos queja de ellos ni creemos que ellos la tengan del Gobierno", opinaron fuentes de Moncloa al término de la rueda de prensa. "Es la Generalitat quien debería cambiar de prioridades y también de actitudes", concluyeron.