Publicado: 08.08.2014 13:33 |Actualizado: 08.08.2014 13:33

El Gobierno se desdice y ya no cobrará a los religiosos la repatriación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno no cobrará a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios los gastos de la repatriación del misionero Miguel Pajares, infectado de ébola, y de la hermana Juliana Bohi, que llegaron a Madrid en la mañana de ayer.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, así lo ha confirmado hoy en la rueda de prensa posterior al despacho que ha mantenido con el rey en el Palacio de Marivent.

"Ignoro de dónde ha salido este debate. Lo va a pagar el Gobierno. Es de puro sentido común. Muchos españoles están siendo repatriados desde Libia estos días y el Gobierno los trae, como es nuestra obligación. Espero que la polémica quede zanjada", ha apostillado. 

Esta decisión se toma después de que ayer la directora general de Salud Pública, Mercedes Vinuesa, comentara que el Gobierno iniciaría gestiones con la citada orden para tratar de los gastos por la repatriación de Pajares y de la religiosa Juliana Bonoha Bohé, que no está infectada por el virus. El posible cobro de la repatriación provocó ayer las críticas de partidos políticos como el PSOE e IU.

Por su parte, el director de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios (OHSJD), Jose María Viadero, había  asegurado previamente en rueda de prensa que, en caso de que el Gobierno así lo exigiera, su organización se haría cargo de los "los gastos y responsabilidades que tenga que asumir".

Tambien señaló que su organización no había recibido ningún requerimiento económico por parte del Ministerio de Sanidad.

Ahora la prioridad para la Orden es enviar ayuda a las hermanas infectadas y reabrir el HospitalLa Orden San Juan de Dios ha anunciado que está montando un operativo para enviar ayuda a las hermanas infectadas que se quedaron en Liberia y reabrir el Hospital San Juan de Monrovia.

La organización religiosa solicitó desde un primer su evacuación, pero el Gobierno desoyó su petición. "Queríamos que viniesen todos los infectados y así lo hicimos saber. Tenemos que aceptar lo que el Gobierno ha decidido", declaró Jose María Viadero.

Chantal Pascaline y Paciencia Melgar, las hermanas contagiadas, se encuentran aisladas y cuentan únicamente con los cuidados del hermano William, enfermero de origen camerunés, que las atiende 24 horas al día sin ayuda. Viadero ha asegurado que, a pesar de que tienen mejores atenciones que la mayoría de infectados en África, un enfermero no es suficiente.

"Nuestra preocupación primera es poner en marcha el dispositivo para ayuda a las hermanas y reabrir el hospital, ese es nuestro objetivo principal" ha declarado el portavoz de la organización religiosa.

El director Orden Hospitalaria ha celebrado la decisión de la OMS de declarar el estado de emergencia pública sanitaria de alcance internacional por el virus del ébola. "Ahora se facilitará la actuación de nuestra misión", declaró.