Publicado: 18.09.2015 16:12 |Actualizado: 18.09.2015 16:12

​El Gobierno se desentiende del
debate Margallo-Junqueras​

La vicepresidenta asegura que es una decisión tomada en campaña por el comité de campaña, aunque le parece "interesante" escucharles.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La vicepresidenta del Gobierno español Soraya Sáenz de Santamaría. - EFE

La vicepresidenta del Gobierno español Soraya Sáenz de Santamaría. - EFE

MADRID.- El presidente, el Gobierno y el PP han asumido como una decisión del comité de campaña -que dirige el jefe de Gabinete de Mariano Rajoy en La Moncloa, Jorge Moragas- el debate que se celebrará entre el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, y el número cinco de la lista Junts pel Sí y líder de ERC, Oriol Junqueras, que se celebra la semana que viene.

"Es una decisión del comité de campaña y a él me remito", fue la respuesta que dio este viernes la vicepresidenta a la pregunta sobre su opinión en cuanto a un gesto sin precedentes, además, en una campaña electoral de unas elecciones autonómicas.



Con todo, cuando fue repreguntada por el asunto, Soraya Sáenz de Santamaría añadió que le parece que será "interesante" un debate entre dos personas con trayectoria europea, ya que este encuentro se ha centrado en las repercusiones internacionales que tendría la secesión de Catalunya.

El debate Margallo-Junqueras ha levantado una gran expectación política, primero, por no tener precedentes y, segundo, por la propia forma de actuar del jefe de la Diplomacia española, muy protagonista en el asunto catalán y no siempre en línea coincidente con el resto del Gobierno; por ejemplo, cuando aseguró la semana pasada, durante un acto en Barcelona, que había que reformar la Constitución y ceder a Catalunya la recaudación de su IRPF, una postura sobre la que los conservadores ya habían cerrado filas, aunque en sentido contrario.

La reforma constitucional ha vuelto hoy, además, a convertirse en el principal quebradero de cabeza del Gobierno, ya que, tras abrir el melón de una posibilidad en boca del propio presidente hace unos meses, los conservadores se han cerrado en banda de nuevo: no habrá cambio en la Constitución mientras no haya "consenso" en cuanto a objetivos.

Sin embargo, el Círculo de Economía -una potente organización empresarial con sede en Barcelona- se ha pronunciado sobre las elecciones catalanas del 27-S recordando que, si gana con mayoría absoluta la lista independentista, tendrá que convocarse un referéndum negociado y pactado entre Estado y Generalitat y de acuerdo con la Constitución. La vicepresidenta ha insistido en que sin consenso, nada.