Diario Público
Diario Público

El Gobierno se desentiende de Trillo: "Cada uno es responsable de sus actos y él es responsable de los suyos"

Méndez de Vigo confirma que el relevo en la embajada de Londres estaba previsto y sólo se ha adelantado "a petición propia" del exministro. Critica a Puigdemont y Urkullu por su negativa a participar en la Conferencia de Presidentes. 

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2
Comentarios:
El ministro de Educación, Cultura y Deportes y Portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, durante la rueda de prensa tras la primera reunión del Consejo de Ministros del nuevo año, en el Palacio de la Moncloa. EFE/Juan Carlos Hidalgo

El ministro de Educación, Cultura y Deportes y Portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, durante la rueda de prensa tras la primera reunión del Consejo de Ministros del nuevo año, en el Palacio de la Moncloa. EFE/Juan Carlos Hidalgo

MADRID.- El Gobierno ha seguido la senda marcada por Mariano Rajoy ayer y se ha desmarcado ya de toda relación con Federico Trillo, una vez que el Consejo de Ministros hizo efectiva este viernes su baja en la embajada de Londres tras recibir su "petición".

"Cada uno es responsable de sus actos y el señor Trillo es responsable de los suyos", contestó Iñigo Méndez de Vigo al ser preguntado sobre si el exministro de Defensa debería haber pedido perdón a los familiares de las víctimas del Yak-42 tras conocerse el dictamen del Consejo de Estado que le responsabiliza del accidente en el que murieron 62 militares españoles en 2003

Una frase que complementó insistiendo en que la actual ministra del ramo, María Dolores de Cospedal, dará explicaciones propias el lunes en el Congreso, mientras Trillo podrá hacer con su vida lo que quiera: volver a su puesto de letrado en el máximo órgano consultivo del Estado o no. "El Gobierno no tiene nada que decir sobre su destino. Es funcionario y, en todo caso, será el Consejo de Estado el que tenga que pronunciarse" sobre su vuelta, agregó Méndez de Vigo. 

Mariano Rajoy "no tiene nada que decir sobre el destino de Trillo"

De todas formas, el también ministro de Educación constató que su cese en la embajada no era un castigo de Rajoy, sino, simplemente, un adelanto de una decisión que ya estaba prevista en la agenda del nuevo Ejecutivo. "Él dijo que quería ser relevado inmediatamente y eso ha hecho el Gobierno", insistió una y otra vez durante la rueda de prensa. "Hay unas 70 embajadas que renovar; el Gobierno ya empezado a hacerlo y dentro de ese relevo estaba previsto el de Trillo", confirmó.

"¿Les ha explicado Trillo por qué pide el relevo cuando ya se le iba a relevar?", le preguntaron al portavoz. "Él ha dado su rueda de prensa. Nosotros no tenemos nada más que decir", zanjó la cuestión Méndez de Vigo. Una vez más, todo indica, de nuevo, que a partir de ahora los caminos de Trillo y Rajoy se separan para evitar que el Gobierno se vea salpicado por nuevas polémicas relativas a la gestión del PP en épocas de José María Aznar.

Última llamada para la Conferencia de Presidentes

En otro orden de cosas, Méndez de Vigo realizó una 'última llamada' al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y al lehendakari vasco, Iñigo Urkullu, para que acudan a la Conferencia de Presidentes que se celebrará este martes en el Senado. 

Méndez de Vigo: "El referéndum no va a realizarse"

El portavoz del Gobierno, que negó que hubiera negociación alguna sobre el acercamiento de presos de ETA a cambio del apoyo del PNV en los Presupuestos Generales del Estado, insistió también en no hay debate posible sobre la consulta que el Govern catalán pretende celebrar en septiembre. "En España ese referéndum no cabe. No va a realizarse", sentenció. 

Ello le sirvió para invitar a Puigdemont a apartar el independentismo de la mesa de debate con el Ejecutivo. "Ganaríamos todos mucho si en vez de gastar energías en eso [el referendum] nos dedicáramos a resolver problemas de los ciudadanos. Y una buena forma de hacerlo es participar en la Conferencia de Presidentes", concluyó.