Diario Público
Diario Público

El Gobierno despide a Trillo "agradeciéndole los servicios prestados"

El BOE publica el cese del exministro "a petición propia" tras el escándalo del Yak-42

Publicidad
Media: 2.86
Votos: 7
Comentarios:
Federico Trillo, en el anuncio de su cese del cargo como embajador en Londres. EFE

Federico Trillo, en el anuncio de su cese del cargo como embajador en Londres. EFE

A pesar de haberse visto forzado a abandonar la embajada de España en Londres por el caso del Yak-42, el exministro de Defensa Federico Trillo se va por la puerta grande. "A petición propia" y "agradeciéndole los servicios prestados", tal y como consta en el Boletín Oficial del Estado (BOE) que ha publicado este sábado el real decreto por el que se dispone su cese.

"Vengo en disponer el cese, a petición propia, de don Federico Trillo-Figueroa Martínez-Conde como embajador de España en el Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte, agradeciéndole los servicios prestados", dispone el real decreto, firmado por el rey.

Aunque el agradecimiento a los servicios prestados es un formalismo que se usa habitualmente, ha habido excepciones en las que el Gobierno se ha ahorrado esta fórmula cuando ha habido pérdida de confianza o cuando se considera que no corresponde.

El Gobierno adelantó ayer el relevo, "a petición propia", de Federico Trillo como embajador de España en Londres, después de que el informe del Consejo de Estado responsabilizara al ministerio de Defensa del accidente y de que la actual ministra del ramo, Maria Dolores de Cospedal, prometiera asumir sus conclusiones ante los familiares de las víctimas.

Trillo comunicó el jueves por la tarde al ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, su petición de relevo adelantado. En realidad, la salida de Trillo de la embajada estaba prevista ya en un relevo junto con otros 20 embajadores a los que vencía el plazo y que el Gobierno desvinculó del Yak-42. 

La decisión, no obstante, es considerada insuficiente para la oposición y los familiares de las víctimas, que reclaman que pida perdón y que no se le permita volver a su puesto en el Consejo de Estado.