Público
Público

El Gobierno de España desautoriza la obra que más amenaza a Doñana, el dragado del Guadalquivir

El ultimátum de la UNESCO sobre las amenazas que se ciernen sobre el Parque Nacional de Doñana y su desaparición, como espacio catalogado “Patrimonio de la Humanidad”, parecen haber surtido efecto para el gobierno de Mariano Rajoy y la Junta de Andalucía.

Publicidad
Media: 2
Votos: 4
Comentarios:

Varias personas con una pancarta en defensa de Doñana.

MADRID.- El pasado jueves 1 de diciembre se entregaría el informe final sobre el estado de conservación del Parque Nacional de Doñana a este organismo internacional, dependiente de Naciones Unidas. El Consejo de Participación del Espacio Natural ha terminado por mostrar, en una reciente reunión, parte del Informe 2016 con una importante novedad tras más de quince años de lucha por parte de organizaciones medioambientales y administraciones competentes, el fin del Dragado.

“El proyecto del Dragado del Guadalquivir no se ha autorizado ni ejecutado. A la vista de las conclusiones de la Comisión Científica, los fundamentos de la Sentencia del Tribunal Supremo, el posicionamiento del Comité de Patrimonio Mundial, el órgano de gestión del bien, ha valorado que el proyecto no se autorizará”.

Juanjo Carmona, portavoz en Andalucía de WWF ha señalado a Público que “estas afirmaciones puestas en marcha, en una reunión, sin papeles de por medio necesitan de una declaración administrativa para invalidar las partidas presupuestarias que pueda esta obra de profundización del río”. Debe desaparecer de las cuentas de los Presupuestos Generales del Estado para 2017 y del Plan Hidrológico del Río Guadalquivir. En los últimos años, las cantidades destinadas a este proyecto han superado los 30 millones de euros.

Después de casi dos décadas de lucha, Carmona se siente extraño ante la noticia. “Necesitamos verlo en papel porque son muchas familias, muchas empresas, muchas especies las que se juegan su futuro”.

El dragado que amenaza la vida de todos los habitantes de Doñana

El río Guadalquivir es fuente primordial de vida de la actual zona del Parque Nacional de Doñana. Dependen de su actividad casi 200.000 personas. Carmona señala que las cifras no llegan ya solo a los agentes de la UNESCO por “el grandísimo impacto ambiental sino por un carácter socioeconómico”. 74 millones de euros que mueve el turismo ornitológico y rural dentro del Parque. Especies comerciales del río, casi una veintena, como la sardina, el langostino o la gamba son también fuente de alimentación para multitud de especies y para la vida económica de cofradías de pescadores, sin contar las miles de hectáreas de arrozales que desaparecerían si se hubiera ejecutado esta obra en el estuario del río.

“Aunque hayan dicho que el Dragado daría tanto dinero al Puerto de Sevilla, nunca se han parado a pensar todos los puestos de trabajo y oficios con los que terminaría para siempre”, sentencia Carmona. “Esta actuación sólo hubiera permitido entrar en el río a un mayor número de barcos y de mayor tamaño, que con su oleaje seguirán devorando aún más las orillas del Guadalquivir”, apunta el portavoz ecologista . Y es que el Parque Nacional han retrocedido ya entre 10 y 30 metros en su últimos 50 años de vida.

El informe 10 retos para salvar al Guadalquivir de Adena, recuerda que la fuerte amenaza que ha tenido el río desde 1999. “El Bajo Guadalquivir y las marismas de Doñana han estado amenazadas por un dragado de profundización promovido por la Autoridad Portuaria de Sevilla, que ha supuesto para Doñana graves impactos como la pérdida de suelos por la erosión de los márgenes o cambios en la dinámica costera”.

El Puerto de Sevilla, a la espera de presentar nuevos informes

Manuel Gracia, presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, ha sentenciado, tras conocer la noticia que no “renunciará al proyecto del Dragado cuando se cuenten con todas las garantías”. Entre ellas, no sólo la verificación ambiental, sino el apoyo de alguna administración. Tal y como afirma Carmona “no hay actualmente ninguna administración que apruebe este proyecto en firme. Hasta se cierne sobre él un dictamen de la Unión Europea que recomienda su desaprobación”.

Además, el Puerto de Sevilla cuenta con el apoyo de la Plataforma, “Sevilla por su puerto”, que ha vuelto a cambiar el discurso, reiterando “la idea de contar con el Dragado para aumentar la carga de los barcos que navegan actualmente no para que lleguen grandes buques a Sevilla”. Sin embargo, el Puerto de Sevilla no renuncia a la idea de recuperar de nuevo el proyecto pidiendo una vez más una declaración de Impacto Ambiental, que llevaría a poner el tema de nuevo ante las administraciones.

Sin expectativas para continuar con el gasoducto

La paralización de tres de los gasoductos proyectados sobre el suelo de Doñana, por parte de Gas Natural Fenosa, muestra aún más la concienciación del gobierno regional para resolver las amenazas. Sólo uno de los cuatro proyectos, el de Marismas Occidental, tiene aprobada la etiqueta de Autorización Ambiental Unificada (AAU)”. Los otros tres se encuentran paralizados a la espera de que la Junta los autorice administrativamente.

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha mostrado interés en tramitar “autorizaciones desfavorables” al plan del gasoducto, optando por la preservación de los valores naturales del Parque. Desde la Junta señalan que la nueva normativa de Doñana, aprobada recientemente, “prohíbe expresamente la acumulación y el enterramiento de materias primas, productos y residuos sólidos, líquidos y gaseosos”.