Público
Público

El Gobierno estudia la idea de aprobar los Presupuestos el 31 de marzo

La idea que maneja el Gobierno es entregar los PGE en el Congreso el 3 o el 4 de abril y celebrar la primera votación en torno al 26 de abril, momento en que se decidirá si continúan su tramitación o son devueltos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente Mariano Rajoy junto a Soraya Saénz de Santamaría y Luis de Guindo. EUROPA PRESS

El presidente Mariano Rajoy junto a Soraya Saénz de Santamaría y Cristobal Montoro. EUROPA PRESS

El Gobierno trabaja con la idea de que el Consejo de Ministros apruebe el 31 de marzo el proyecto de los nuevos Presupuestos Generales del Estado para este año, que se entreguen en el Congreso el 3 o el 4 de abril y que se celebre la primera votación en torno al 26 de abril, momento en que se decidirá si continúan su tramitación o son devueltos.

Según informaron fuentes 'populares', el calendario que manejan en el Ejecutivo y en las filas del PP arranca el 31 de marzo con la aprobación del proyecto presupuestario en el Consejo de Ministros y la rueda de prensa posterior del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. 

Será el mismo Montoro quién llevará después los Presupuestos al Congreso, lo que se calcula para el lunes 3 o, más previsiblemente, el martes 4 de abril.

El proyecto será publicado después en el Boletín Oficial de las Cortes Generales y en los días posteriores se celebrarán las tradicionales comparecencias de altos cargos para explicar en detalle las cuentas de los distintos Ministerios.

Tras esto se abrirá un periodo para que los grupos parlamentarios decidan si presentan o no enmiendas de totalidad pidiendo la devolución del proyecto. Ese plazo podría acabar en torno al 20 de abril, la semana posterior al paréntesis de la Semana Santa.

A la semana siguiente, presumiblemente los días 25 y 26 de abril, será el momento de celebrar el decisivo debate de totalidad donde todas esas enmiendas se votarán conjuntamente, ya que todas piden los mismo: devolver el proyecto al Gobierno.

El  futuro de los Presupuestos de 2017 dependerá de esta votación, pues ahí se decidirá si siguen su tramitación o son 'tumbados' por la oposición y devueltos al Gobierno.

Si en este momento el PSOE mantiene su decisión de presentar enmienda de totalidad, el PP necesitará sumar, además de sus socios electorales de UPN y Foro y de sus aliados de investidura Ciudadanos y Coalición Canaria, al grupo del PNV, lo que le aseguraría 175 diputados que garantizan al menos el empate, lo que a su vez sirve para derribar las enmiendas de la oposición.

El apoyo del PNV, además del de Ciudadanos y CC, asegura también al PP la victoria en la Comisión de Presupuestos, pero no serían suficientes para la fase posterior, en el caso de que los Presupuestos volvieran al Pleno del Congreso para aprobarlos sección por sección (las cuentas de cada ministerio).

Ahí no basta con el empate, sino que se precisa más votos a favor que en contra, y sólo con perder una sección, las cuentas de un ministerio determinado, todo el proyecto presupuestario se desplomaría.