Publicado: 03.07.2015 17:11 |Actualizado: 03.07.2015 18:16

El Gobierno niega "electoralismo" en la bajada del IRPF, que se aprueba el 10 de julio

El ministro de Economía asegura que el adelanto de la rebaja no afectará al déficit público. Presenta un informe sobre Grecia y mantiene que el lunes seguirá la negociación.

Publicidad
Media: 1
Votos: 3
Comentarios:
La vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría junto a los ministros de Justicia, Rafael Catalá, (iz),y Economía, Luis de Guindos. /EFE

La vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría junto a los ministros de Justicia, Rafael Catalá, (iz),y Economía, Luis de Guindos. /EFE

MADRID.- El Ejecutivo se felicita de "seguir gobernando" a pesar de ser éste un año electoral, con cuatro convocatorias (andaluzas, municipales y económicas, catalanas y generales) En ese contexto y nada más, ha asegurado hoy la vicepresidenta se enmarca el adelanto de seis meses de la rebaja del impuesto de la renta.

La medida, que se aprobará en el Consejo de Ministros del próximo 10 de julio con efecto retroactivo para el 1 de julio, no supone "electoralismo" alguno ha dicho Soraya Sáenz de Santamaría, pues habiendo tantas convocatorias es difícil que su aplicación no coincidiera con la cercanía de alguna de ellas. Efectivamente, si la rebaja del IRPF se hubiera mantenido para el 1 de enero de 2016, como estaba prevista, no habría presunto electoralismo.



El ministro de Economía, Luis de Guindos, descartó, además, que esta reforma vaya a suponer un incremento del déficit público, que se sigue manteniendo en el objetivo del 4,2% para este año. Tampoco la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2016 y su "tramitación", ha insistido la portavoz del Ejecutivo en varias ocasiones. En ningún caso, Sáenz de Santamaría ha pronunciado el término "aprobar" los PGE y, preguntada si esto se iba a producir o no antes de las elecciones generales, aseguró que "hay un calendario", se elaborarán, se presentarán, se tramitarán y si el proceso "se puede culminar, perfecto", aunque "depende del presidente del Gobierno", advirtió.

Rajoy dijo ayer que "porque somos un Gobierno serio" (argumento que utilizó, asimismo, la vicepresidenta), se presentarán y "tramitarán" las cuentas, y aunque en ningún momento dijo "aprobar", si se retrasan las elecciones hasta diciembre y se habilita agosto en las Cortes, la mayoría absoluta del PP permitiría sacarlos adelante en tiempo récord. En cualquier caso, el Ejecutivo todavía tiene que reunir al Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) para sacar el techo de gasto adelante, la base sobre la que se construyen las cuentas. El Ministerio de Hacienda, que según la número dos del Gobierno, ya tiene "avanzados" los PGE, prevé presentarlos antes de agosto, probablemente, el mismo 31 de julio.

Mejor, el "sí" de los griegos

El ministro de Economía, Luis de Guindos, se mostró muy crítico con el Gobierno de Grecia por la convocatoria del referéndum que se celebra este domingo y que tiene a la UE en vilo. El aún aspirante a presidir el Eurogrupo acusó a Alexis Tsipras de romper la negociación de forma unilateral cuando sus posiciones y las de Europa estaban más cerca, lo que supuso "un jarro de agua fría" para el resto de países.

De Guindos, que criticó a Tsipras por hacer las preguntas de la consulta sobre una hoja de condiciones que ya "ha expirado", aseguró que si triunfa el "sí" en el referéndum del domingo en Grecia, todo será más fácil que si triunfa el "no", aunque en cualquier caso, el ministro de Economía apuntó a que el lunes seguirá "la negociación" con Atenas.