Público
Público

El Gobierno niega que haya "injerencias políticas en RTVE"

El Consejo de Europa menciona a España, junto a Hungría, Italia, Rumania, Serbia y Ucrania, en la lista de países sobre los que había recibido noticias sobre injerencias partidistas dentro de la televisión pública

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno ha negado una vez más, en este caso en una respuesta escrita al Congreso de los Diputados en contestación a una pregunta del diputado de IU Gaspar Llamazares, que haya 'injerencias políticas en RTVE' tras la resolución del Consejo de Europa en el que advertía de una 'creciente preocupación' por las noticias que le llegan de injerencias gubernamentales en televisiones públicas.

'En contestación a la pregunta formulada por su señoría, el Gobierno manifiesta que no hay injerencias políticas en RTVE', ha respondido el Ejecutivo a Llamazares, quien le había pedido su valoración sobre el informe del Consejo de Europa y las supuestas 'injerencias políticas en RTVE'. En su pregunta, Llamazares recordaba que el informe del Consejo de Europa -organismo formado por 47 países cuyo objetivo es promover los principios democráticos- mecionaba a España, junto a Hungría, Italia, Rumania, Serbia y Ucrania, en la lista de países sobre los que había recibido noticias sobre injerencias partidistas dentro de la televisión pública.

'El Gobierno manifiesta que no hay injerencias políticas en RTVE' El organismo no menciona ningún programa ni directivo en concreto, pero su petición de independencia política en los puestos directivos 'choca con la figura del actual director de servicios informativos de TVE, Julio Somoano, procedente de Telemadrid', según Llamazares, que recuerda que Somoano escribió una tesis en 2005 titulada Estrategia de comunicación para el triunfo del Partido Popular en las próximas elecciones.

Asimismo, Llamazares subraya que este no es el primer choque de este organismo con 'el sesgo ideológico que los Gobiernos del PP imprimen en los servicios informativos de las radios y televisiones públicas estatales'. Así, indica que en 2004, el Consejo de Europa criticó duramente los medios públicos de Grecia, Italia, Portugal y España por abusar del 'clientelismo político, el paternalismo estatal y la partitocracia'.

'La manipulación de la información bajo la influencia política llevó a la condena sin precedentes de TVE por su cobertura de la huelga que se celebró en España en junio de 2002', decía el Consejo entonces. Ese episodio se cerró con la condena a TVE por parte de la Audiencia Nacional por 'vulnerar los derechos fundamentales de huelga y libertad sindical'.

Durante una comparecencia en la Comisión Mixta (Congreso-Senado) de RTVE en febrero, el presidente de RTVE, Leopoldo González-Echenique, garantizó la independencia de la corporación y recordó que la resolución del Consejo de Europa se basa en un informe elaborado por un experiodista de la BBC, que se presentó el 27 de junio de 2012, y por tanto en 'un periodo anterior' a su llegada a RTVE.