Publicado: 01.10.2014 09:43 |Actualizado: 01.10.2014 09:43

El Gobierno no destina un solo euro a buscar la cura del ébola

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno de Mariano Rajoy no ha invertido un solo euro en buscar la cura del ébola, que desde el mes de marzo se ha cobrado las vidas de más de 3.091 personas, entre ellas dos españoles, a pesar de que hoy día no existe un remedio contra esta enfermedad, y de que el llamado suero milagroso (Zmapp) está agotado en todo el mundo, y no volverá a estar disponible hasta dentro de varios meses. Y eso, teniendo en cuenta que su efectividad no está demostrada, ya que sólo ha sido probado en siete personas, y dos de ellas han muerto por la enfermedad.

Este martes, y por tercer año consecutivo, Cristóbal Montoro ha sacado pecho durante la presentación del proyecto de los Presupuestos "más sociales de la democracia", recordando que el Gobierno ha incrementado su inversión en I+D+i civil en un 1,3%, y pasando de puntillas sobre el aumento de un 34% de las partidas destinadas a la investigación militar. Todo, sin mencionar la posibilidad de dedicar más medios a luchar contra epidemias como la del ébola sobre el terreno, o a facilitar más recursos a quienes investigan sobre las enfermedades que castigan a las poblaciones de los países más pobres.

MSF: "Con estos medios no se puede acabar con el ébola; es como estar en un incendio con una regadera"

Fuentes del Instituto de Salud Carlos III han confirmado a Público que España no financia la búsqueda de una cura para el ébola, al no contar con medios para investigar enfermedades causadas por agentes biológicos catalogados en el nivel de bioseguridad 4, el más alto, que engloba a los agentes más peligrosos y difíciles de manipular.

"España financia investigaciones de virus relacionados con la familia del ébola", aseguran desde el Instituto de Salud Carlos III, aunque no son capaces de precisar cuántas son o cuánto dinero dedica el Gobierno a estas investigaciones, que en cualquier caso se centran en las técnicas de diagnóstico.

"Cultivar el virus requiere el uso de un P4, y en Europa hay muy pocos porque su coste es muy elevado", apuntan estas fuentes, justificando que a diferencia de Francia, Reino Unido o Suecia, España no cuenta con un laboratorio de este tipo "porque no tenemos casuística; no es necesario cuando tienes otros P4 con los que colaboras. El Estado hace ciencia básica, quien investiga son las farmacéuticas", añaden.

Por su parte, tanto el Ministerio de Sanidad como el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) -para el que Montoro ha reservado otro recorte del 0,4% en sus Presupuestos- aseguran no tener constancia de ninguna investigación oficial que busque curar la enfermedad, a pesar de que Exteriores cifra en más de 500 el número de españoles registrados en los consulados de los países más afectados-sin contar con los voluntarios y cooperantes-, y de que el número de casos conocidos de ébola se duplica cada tres semanas.

De momento, España ha aportado poco más de 450.000 euros para luchar contra la enfermedad sobre el terrenoMédicos Sin Fronteras (MSF) es una de las organizaciones presentes en Sierra Leona, Guinea Conakri, Nigeria o Libera, algunos de los países más afectados por la epidemia que ha dejado a más de 3.700 menores húerfanos en apenas seis meses.

El presidente de la ONG en España, José Antonio Bastos, explica que MSF cuenta sobre el terreno con más de 2.000 trabajadores -200 de ellos europeos- entre médicos, enfermeros, o conductores, pero considera imposible frenar la epidemia si los estados no aportan más ayudas. "Con los medios que estamos poniendo no se puede acabar con el ébola de ninguna manera; es como estar en un incendio con una regadera de agua", defiende.

Médicos Sin Fronteras ha insistido en varias ocasiones en la necesidad de enviar "personal preparado y equipado" a estos países, y ha aplaudido iniciativas como el envío de 3.000 militares a estos países, adoptada por EEUU. Precisamente, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades estadounidense (CDC) ha elevado el nivel de alerta, asegurando que de mantenerse este ritmo de contagios el número de casos en enero de 2015 podría superar el millón. "Pensamos que es el cálculo más pesimista posible, pero unos cuantos cientos de miles o decenas de miles de casos va a haber, incluso si la respuesta es buena. Si no hay una respuesta contundente, vigente y visible en el terreno podemos llegar a los centenares de miles", sostiene Bastos.

El presidente de MSF cree que la posibilidad de que se produzca una nueva epidemia de esta enfermedad en la UE es "bajísima", pero critica al Gobierno de Rajoy y al del resto de países europeos por "reaccionar muy tarde", y pide "potenciar la investigación para logar una cura", aunque esta "tardará meses" en llegar.

Bastos ve difícil que se produzca una epidemia de ébola en Europa, pero critica a los gobiernos occidentales por "reaccionar muy tarde"

Hasta la fecha, el Ejecutivo del Partido Popular apenas ha destinado 450.000 euros en material sanitario y en ayudas a las organizaciones que luchan contra la enfermedad sobre el terreno, y ha planteado en el Congreso de los Diputados el envío de otros 160.000 euros en equipos y material sanitario a Liberia. "No es lógico que una catástrofe así tenga una respuesta tan limitada", critica Bastos.

Preguntado por la estimación de los medios económicos y humanos necesarios para acabar con la epidemia, el presidente de MSF en España responde que no es posible hablar de cifras. "Los países deberían colaborar de forma casi ilimitada, cuanto más unidades mejor. Las que pedimos son las que existen seguro, las que están equipadas para actuar en un ambiente de contaminación química o biológica; no sé cuantos equipos hay ni cuántos tiene el Gobierno, pero con los 3.000 militares que manda EEUU no es suficiente".

El Ministerio que dirige Ana Mato apoya la recomendación de la Organización Mundial de la Salud y se muestra tajante: si otros españoles resultan infectados, serán repatriados. "La OMS pide a los estados que repatríen a sus nacionales cuando sea necesario. Si existe otro caso, haríamos lo mismo: si la persona pide ser repatriada lo haremos, si prefiere quedarse allí respetaremos esta decisión", aseguran desde el Ministerio.

Sin embargo, Sanidad, Defensa y la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid aseguran desconocer el coste de repatriar a un ciudadano español desde cualquiera de los países afectados por el ébola, a pesar de que en su día trasladaron a los hoy fallecidos Miguel Pajares y Manuel García Viejo hasta el Hospital Carlos III para intentar salvar sus vidas.

Defensa, sobre los costes de repatriación: "Los aviones hay que moverlos en cualquier caso"

El Ministerio de Mato pasa la pelota a la Consejería madrileña, que insiste en que este coste es "menor que el de un transplante", y que en ambos casos ellos sólo corrieron con los gastos del traslado y la atención médica suministrada a ambos religiosos desde su llegada a suelo español.

Para atender a Pajares desalojaron el Carlos III y trasladaron a 30 enfermos hasta el Hospital de La Paz; en el caso de García Viejo sellaron una planta del mismo centro para tratarlo, pero insisten en que estos costes "no se han cuantificado".

Rizando el rizo, el Ministerio que dirige Pedro Morenés, que corrió con los gastos del traslado de ambos religiosos, asegura que el medio millón de euros que según varios medios de comunicación costó  la repatriación de Pajares  es sólo "una mera estimación", y resta importancia a que no sepan cuánto costó esta operación: "Los aviones hay que moverlos en cualquier caso. Tienen que realizar una serie de horas de vuelo al año para seguir operativos", responden.

Por su parte, Exteriores se hizo cargo de las labores diplomáticas para facilitar estas repatriaciones, pero asegura que estas gestiones no tuvieron ningún coste. A finales de septiembre, el Ministerio asegura que hay 179 españoles registrados en el consulado de Guinea Conakri, 20 en Sierra Morena, 297 en Nigeria y 8 en Liberia, pero recuerda que son cifras "aproximadas".

Después del fallecimiento de los dos españoles, y de agotarse las existencias del suero milagroso estadounidense en todo el mundo, desde el Ministerio dicen no saber si pedirán nuevas partidas de este medicamento.

"Se van pidiendo para los pacientes en concreto, teniendo en cuenta que las existencias son muy limitadas", apuntan, recordando que el Ministerio no pagó nada por la dosis de suero administrada sin éxito al religioso Pajares, al ser un tratamiento experimental.

El propio fabricante del suero Zmapp, Mapp Biopharmaceutical Inc, reconoce en su página web que el hecho de que el medicamento haya sido probado con éxito en simios no significa que funcione en seres humanos.