Público
Público

El Gobierno pagará a Euskadi 1.400 millones por atrasos del cupo vasco desde 2007

El acuerdo establece una cifra provisional para 2017 de la cuantía que el País Vasco pagará al Estado de 956 millones, que será la base del próximo quinquenio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Economía, Cristóbal Montoro, y el consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, trasl el acuerdo sobre el cupo vasco. E.P.

Los gobiernos central y vasco han cerrado un acuerdo que resuelve sus discrepancias en torno al cálculo del cupo entre los años 2007-2016, de forma que el Ejecutivo español devolverá a Euskadi 1.400 millones de euros por los atrasos de los últimos diez años.

El consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, ha comparecido ante los periodistas en Vitoria para detallar el acuerdo alcanzado entre ambos gobiernos, con el que se pone fin a diez años de encontronazos entre las dos administraciones en torno al cálculo de la aportación de las arcas vascas al Presupuesto del Estado.

El País Vasco pagará este año al Estado 1.300 millones por los servicios nos transferidos (que es en lo que consiste el cupo), aunque una vez descontados 344 millones correspondientes a las políticas activas de empleo, abonará 956. Ese Cupo provisional de 956 millones servirá de base para calcular el dinero que el Euskadi pagará durante los próximos cinco años al Estado por las competencias no transferidas, como Defensa, Asuntos Exteriores e infraestructuras como puertos y aeropuertos.

El acuerdo sobre el Cupo supone una rebaja de 500 millones de euros respecto del Cupo presupuestado en 2016, que superaba los 1.500 millones.

La cuantía a devolver por parte del Estado por las discrepancias en el cálculo del Cupo del periodo 2007-2016 (los  citados 1.400 millones de euros) se irá descontando de forma progresiva, durante los próximos cinco años, de la suma que Euskadi debe pagar al Estado por los servicios que este presta en la comunidad autónoma y como contribución a los gastos generales. Estas compensaciones se distribuirán de la siguiente manera: el 10% de los 1.400 millones se descontará del Cupo a abonar este año, un porcentaje que en los próximos cuatro ejercicios pasará a ser del 15, 20, 25 y 30 por ciento, respectivamente.

El texto acordado entre ambos gobiernos será aprobado en una Comisión Mixta del Concierto Económico a celebrar en la segunda quincena de mayo. El Gobierno Vasco ha destacado que el acuerdo supone entrar en "un periodo de estabilidad financiera" tras "normalizar y regularizar" las relaciones entre ambos ejecutivos, según ha explicado Azpiazu en una rueda de prensa en Vitoria.

El acuerdo contempla una "homogeneización" del denominado Cupo Líquido y del índice de actualización del año base 2007. De esa forma, se fijan unos cupos Líquidos y compensaciones financieras definitivas para los ejercicios 2007-2015, y unas compensaciones provisionales para 2016.

La liquidación arroja un saldo de 1.248 millones de euros a favor de Euskadi. El pacto contempla la valoración definitiva del periodo 2011-2015 y la valoración provisional de 2016 del coste de las políticas activas de empleo. La liquidación arroja un saldo de 152 millones de euros.

Firmado por Rajoy y Ortúzar

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el presidente del PNV, Andoni Ortúzar, firmaron este mediodía el pacto por el que el Grupo vasco apoyará los Presupuestos Generales del Estado para 2017 a cambio de una rebaja en el Cupo de 500 millones de euros y un acuerdo en materia de infraestructuras que sitúa la puesta en funcionamiento de la "Y" ferroviaria vasca en 2023, según  conocedoras de la reunión.

La firma ha tenido lugar en dependencias del Congreso de los Diputados, poco antes de las dos del mediodía, donde Mariano Rajoy se encontraba asistiendo al debate de las enmiendas a la totalidad de los Presupuestos de 2017. Hasta allí se ha desplazado el presidente del PNV para cerrar el acuerdo por el que su grupo apoyará las cuentas públicas de este año.

Esta firma viene precedida de la que tuvo lugar ayer en el Ministerio de Hacienda, hasta donde también se desplazó el Consejero vasco de Hacienda, Pedro Azpiazu, para rubricar junto con el ministro del ramo, Cristóbal Montoro, el acuerdo sobre el Cupo.