Público
Público

El Gobierno intenta pasar página de su intento de censura a Bloomberg

La vicepresidenta no lo desmiente, pero asegura que se pudo ver "íntegramente" la entrevista. Destaca que la agencia norteamericana subrayó que Rajoy es "el hombre que ha salvado a España".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno está intentando apagar cuanto antes el incendio que han provocado las declaraciones de los responsables de la agencia de noticias Bloomberg, al informar a los medios españoles de que el equipo de Comunicación del presidente del Gobierno intentó que no se emitiese la parte de la entrevista a Mariano Rajoy que trataba del caso Bárcenas y en la que el jefe del Ejecutivo hizo afirmaciones tan polémicas como que 'hay cosas que no se pueden demostrar' sobre la presunta financiación ilegal del PP.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta esquivó la primera pregunta sobre este asunto sin contestarla, pero no puedo evitar la segunda y, sin desmentir en ningún momento que La Moncloa presionara a Bloomberg, justificó, sin embargo, que todos pudimos ver la entrevista 'íntegramente'.

Así fue, pero no gracias al Gobierno, que en una nota informando de la misma, envió dos enlaces a sendos vídeos en donde Rajoy sólo hablaba de economía. Sólo una primera información de Vozpópuli alertó sobre la trampa, que pudo ser confirmada posteriormente por el resto de medios. Bloomberg no ha tenido reparos en confirmar a todos los periodistas que le preguntaron que el equipo del jefe del Ejecutivo pidió que las preguntas y respuestas sobre presunta corrupción y destrucción de pruebas por parte del PP no se emitieran. Soraya Sáenz de Santamaría, además, destacó la satisfacción de todo el Gobierno por que la agencia norteamericana subrayara en la entrevista que Rajoy es 'el hombre que ha salvado a España'.

En relación también con el caso Bárcenas, la vicepresidenta se refirió a los intentos de la oposición de que el Gobierno y su presidente expliquen en sede parlamentaria este asunto, más allá de la comparecencia de Rajoy el 1 de agosto, en la que la mayoría de los partidos considera que el jefe del Ejecutivo mintió. Sin embargo, Sáenz de Santamaría, sin salirse del guión, apeló a cumplimiento del reglamento de las Cortes para seguir respaldando la posición de su grupo parlamentario: tumbar cualquier iniciativa que pretenda tratar el tema del extesorero y la presunta financiación ilegal del PP.

Igualmente inamovible se mostró la número dos del Ejecutivo con el tema catalán, aun tras haber finalizado el debate sobre política general en el Parlament con una resolución de CiU, ERC, PSC e ICV favorable al Pacto Nacional sobre el Derecho a Decidir elaborado por el expresidente del Parlament Joan Rigol. Sáenz de Santamaría ha pedido a estos partidos que expliquen 'el escenario confuso y cambiante' que se ha vivido estos días, porque el Gobierno mantiene su postura, es decir, la que Rajoy explicó a Artur Mas en la carta de respuesta que le envió, esto es, 'diálogo dentro del marco jurídico', lo que descarta la consulta.

Tampoco el Ejecutivo ha cambiado de opinión con respecto a la reforma constitucional. Preguntada sobre la derogación del artículo 150.2 de la Carta Magna, que ha planteado el presidente del Consejo de Estado, José Manuel Romay Beccaría, y que afecta al traspaso de competencias del Estado a las comunidades autonónomas, la vicepresidenta aseguró que primero, tiene que haber 'un acuerdo de base' sobre qué se quiere reformar de la Constitución y éste no se da, tal y como, en opinión de la portavoz del Ejecutivo, se evidenció en el último Debate sobre el Estado de la Nación.