Publicado: 07.10.2016 14:23 |Actualizado: 07.10.2016 14:29

El Gobierno pone a la Abogacía del Estado a analizar el referéndum aprobado por el Parlament

Sáenz de Santamaría atribuye el texto de la cámara catalana a la moción de confianza que Puigdemont superó gracias a la CUP, porque "le ha permitido continuar unos poquitos días más"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, en Moncloa. EFE/Juan Carlos Hidalgo

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, en Moncloa. EFE/Juan Carlos Hidalgo

MADRID.- La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado este viernes que la Abogacía del Estado ya está estudiando la decisión del Parlament de convocar un referéndum sobre la independencia de Catalunya, con o sin el aval del Estado, como muy tarde en septiembre de 2017, para sugerir o proponer al Gobierno cómo actuar.

En rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, Sáenz de Santamaría se ha pronunciado en estos términos después de las resoluciones del Tribunal Constitucional y del Supremo contra la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y contra el diputado y exportavoz de la Generalitat, Francesc Homs, y tras el respaldo del Parlament a celebrar un nuevo referéndum independentista.



La vicepresidenta ha dejado claro que el Estado de derecho seguirá actuando de la misma manera ante la repetición de "errores" por parte de los independentistas, que, a su juicio, están copiando la hoja de ruta del anterior presidente catalán Artur Mas, bajo cuyo mandato se convocó la consulta del 9 de noviembre, que fue declarada inconstitucional.

Una hoja de ruta que ha sido "deslegitimada" reiteradamente por los tribunales, por lo que ha vaticinado que el resultado "será el mismo" ante la misma actuación, "repetitiva hasta la saciedad".  "Sencillamente, volver una y otra vez para mantenerse en el Gobierno, a seguir repitiendo la misma letanía del referéndum cuando en Catalunya hay muchos problemas reales que no se están gestionando, y reiteradamente el Estado de derecho y el Tribunal Constitucional ha dejado muy claro lo que se puede y no se puede hacer", ha añadido.

Según la vicepresidenta en funciones, insistir en ello "abocará a la melancolía" a los independentistas, "no al Estado de Derecho porque el Estado de Derecho se mantendrá firme en defender el derecho de todos los españoles".

Preguntada por el hecho de que las medidas del Gobierno parecen no hacer mella en el Gobierno catalán, ha respondido afirmando que los motivos de esta última resolución tienen que ver más bien con que la CUP permitió a Puigdemont superar la moción de confianza "que le ha permitido continuar unos poquitos días más", hasta ver qué pasa con los Presupuestos.

"No sé si hace más mella una cosa y el antídoto es la otra, pero el Estado de Derecho está ahí y no es para tomárselo a la ligera porque es la garantía de los derechos de todos", ha remarcado, añadiendo que, "a la vista de las actitudes de algunos", ellos dirán si les "hace mella" cuando les lleguen las imputaciones o procesamientos.

Informará a PSOE y a Ciudadanos

La vicepresidenta en funciones no ha desvelado si la situación de Catalunya formó parte de la conversación que mantuvieron el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, pero ha dejado claro que el Ejecutivo prevé seguir informando con anterioridad a los partidos constitucionalistas de las medidas que vaya a tomar.

En cuanto a si el Gobierno está dispuesto a explorar vías políticas con la Generalitat, ha respondido que las políticas cada uno tiene que hacerlas en su ámbito de competencia, y que la primera política que deben adoptar todos los responsables es respetar la soberanía de los españoles.