Público
Público

El Gobierno privatiza las ayudas del nuevo Plan de Vivienda

El programa de medidas contará con una inversión cercana a los 2.500 millones, de los que 1.500 millones irán destinados a facilitar el acceso y otros 627 millones a la rehabilitación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno ha anunciado este viernes un programa de medidas para el sector inmoviliario con una inversión cercana a los 2.500 millones, de los que 1.500 millones irán destinados a facilitar el acceso a la vivienda y otros 627 millones a la rehabilitación y la eficiencia energética. Medidas que los sindicatos han tachado de oportunistas, ya que, según su interpretación, el Ejecutivo aprovecha la crisis 'para recortar, mercantilizar y liberalizar las ayudas abriendo la posibilidad de financiación privada para las actuaciones de rehabilitación y regeneración y renovación urbana'. 

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la titular de Fomento, Ana Pastor, ha asegurado que el nuevo Plan Estatal de Fomento del Alquiler de Viviendas 2013-2016 y, fundamentalmente, el proyecto de ley de rehabilitación, regeneración y renovación urbana tendrán un efecto dinamizador en la economía y el empleo. Su puesta en marcha generará, según el cálculo del Gobierno, 32.000 empleos gracias a las ayudas directas, lo que unido al efecto multiplicador elevará la creación de trabajo hasta los 105.000 empleos. De hecho, por cada millón de euros invertidos en rehabilitación se generan 56 puestos de trabajo directos y por cada 1.000 euros de ayuda directa se genera una inversión de 3.300 euros.

Sin embargo, UGT considera que estas medidas 'no servirán para potenciar esta actividad ni para generar empleo si no se realizan las inversiones adecuadas' y las inicitvas del Gobierno son 'insuficientes'. El sindicato critica que se supriman las ayudas para la adquisición de vivienda y para la construcción de hogares protegidos para venta, y que al mismo tiempo se abra la puerta a que empresas privadas participen en la gestión y financiación del plan.

Se llega a dar prioridad a las actuaciones con aportación del sector empresarial, indica UGT en un comunicado, y 'en ciertos casos se posibilita la privatización encubierta de infraestructuras y servicios públicos'.

UGT denuncia que las partidas presupuestarias de Vivienda han disminuido un 36,7 % desde 2011 El objetivo de este paquete de medidas es garantizar la flexibilidad a una vivienda 'digna y adecuada' para paliar la situación de los colectivos más vulnerables, mejorar el estado de conservación y la calidad de los pisos y la reconversión de un sector como el de la construcción, ha señalado la titular de Fomento.

Todo ello en un contexto marcado por un parque de 26 millones de viviendas (15 millones de ellas con más de 30 años y 6 millones con 50 años de antigüedad) y un mercado del alquiler que representa tan solo el 17%, muy por debajo del 83% de la vivienda en propiedad.

El nuevo plan de vivienda facilitará el acceso al alquiler para personas mayores de edad con un límite de ingresos inferior a tres veces el Iprem (indicador público de rentas múltiples) con un alquiler mensual igual o inferior a los 600 euros y unas ayudas de hasta el 40% de la renta con un límite de 1.200 euros/año por vivienda.

Este plan beneficiará a 133.000 personas, preferentemente aquellas que han sido desahuciadas. Asimismo, se incluirán ayudas de subsidiación para la compra de vivienda gracias al pago de parte de los intereses a las personas que tienen una hipoteca.

UGT recuerda que los Presupuestos Generales del Estado de 2013 destinados a Vivienda ya habían anticipado la desaparición de las ayudas a la compra, y que desde 2011 (444 millones de euros) las partidas presupuestarias de Vivienda han disminuido un 36,7 %.

Aunque ven 'coherente' la reducción con la crisis, también señalan que un plan cuatrimestral 'debería realizar inversiones a medio plazo que garanticen el derecho a un hogar', especialmente en materia de rehabilitación y regeneración.