Publicado: 18.09.2015 14:54 |Actualizado: 18.09.2015 15:16

El Gobierno rechaza que haya lentitud en la acogida de refugiados: "Es un procedimiento europeo"

La vicepresidenta agradece las iniciativas de comunidades y ayuntamientos, pero pide ceñirse al protocolo de la Comisión y actuar "todos juntos".

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
La vicepresidenta del Gobierno español Soraya Sáenz de Santamaría. - EFE

La vicepresidenta del Gobierno español Soraya Sáenz de Santamaría. - EFE

MADRID.- El Gobierno no está dispuesto a admitir las críticas de administraciones autonómicas, locales u ONG por la lentitud con la que se está abordando la acogida de refugiados frente a la urgencia con la que estas personas ─sirios, fundamentalmente─ llegan y se agolpan en las fronteras europeas; miles y miles cada día.



La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría defendió el papel de la administración central asegurando que, en primer lugar, quien lleva las riendas de los procedimientos de acogida de los Veintiocho estados miembros lo dirige la Comisión Europea. "Es un procedimiento europeo", subrayó varias veces durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, y abarca "mecanismos de estados miembros que tenemos que respetar". "Si lo organizamos bien ahora, evitaremos problemas en el futuro", indicó la número dos del Ejecutivo, que recordó, además, que este procedimiento no es para "unos días", sino que la Comisión ha pedido, al menos, actuaciones para dos años. 

Sáenz de Santamaría dio un paso más esta mañana en cuanto a las acciones del Ejecutivo español y anunció el envío de "comisiones de enlace" a Grecia y a Italia, dos de los países receptores de huidos de las guerras. El trabajo de estas delegaciones será el de identificar y seleccionar refugiados para traerlos a España y aquí sean "acogidos e integrados".

Freno al resto de administraciones

Además de defender el procedimiento de la Comisión Europea para organizar el asilo, el Gobierno está tratando de poner coto a las iniciativas de acogida que van surgiendo en comunidades y ayuntamientos ante la lentitud del procedimiento europeo en relación con la llegada masiva de huidos. La vicepresidenta quiso "agradecer el esfuerzo" de todas las administraciones, pero insistió en que se trata de un "procedimiento compartido" que deben abordar "todos juntos" y yendo "de la mano" de Bruselas.

"Las cosas hay que hacerlas bien ─subrayó Sáenz de Santamaría─, y aunque entiendo que parezcan procesos complicados, hay cosas que deben hacerse obligatoriamente". La número dos del Gobierno destacó, en este sentido, la labor que tienen que hacer los países receptores de refugiados, como los citados Grecia e Italia, antes de enviar a los asilados a los destinos elegidos. "En una tarea como ésta, merecen comprensión y apoyo", alegó con una crítica implícita a quienes piden celeridad en los procesos.