Publicado: 18.03.2016 13:46 |Actualizado: 18.03.2016 13:53

El Gobierno rechaza la mediación de Patxi López y el TC deberá decidir sobre el conflicto institucional

El Ejecutivo en funciones que preside Rajoy mantiene su negativa a someterse al control parlamentario y ahora solo el Tribunal Constitucional, si se lo plantea el pleno de la cámara, podría doblegar la actitud del Ejecutivo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente del Congreso, Patxi López, durante la rueda de prensa que ha ofrecido  tras reunirse con el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón. EFE/Fernando Alvarado

El presidente del Congreso, Patxi López, durante la rueda de prensa que ha ofrecido tras reunirse con el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón. EFE/Fernando Alvarado

MADRID.-  Que no. No hay vuelta atrás. El Gobierno en funciones, desde su presidente, Mariano Rajoy, hasta el último de los secretarios de Estado no responderá a las peticiones de comparecencia formuladas por el Congreso de los Diputados ni se someterán a su control. Así lo ha vuelto a reiterar el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, tras mantener un encuentro cara a cara con el presidente de la Cámara baja, el socialista Patxi López.

El presidente López convocó al representante del Ejecutivo en sede parlamentaria para intentar superar la crisis abierta por el Gobierno en funciones tras negarse a someterse al control parlamentario o a que sus miembros comparezcan ante los diputados para dar explicaciones sobre su gestión. Una situación a la que se ha llegado después de varios informes jurídicos encontrados y varias cartas cruzadas ente la presidencia de la cámara y la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría.



El argumento esgrimido por el representante gubernamental en su encuentro con el presidente de la cámara ha sido el ya conocido: el Gobierno en funciones no está obligado a dar explicaciones a una cámara de la que no ha recibido su confianza. Nunca antes se ha producido un conflicto de este tipo sobre las respectivas atribuciones entre el poder legislativo y el Ejecutivo desde la entrada en vigor de la Constitución de 1978.

El secretario de Estado con las Cortes, José Luis Ayllón, durante la rueda de prensa que ha ofrecido tras reunirse con el presidente del Congreso, Patxi López. EFE/Fernando Alvarado

Tanto el secretario de Estado Ayllón como el presidente López han expuesto a los medios de comunicación sus respectivas posiciones, por lo demás ya conocidas de antemano, una vez ha concluido la reunión, de poco más de media hora de duración .

“El Gobierno lo que hace es cumplir la ley sobre lo que debe hacer y lo que no en el ínterin en el que nos encontramos”, ha dicho Ayllón, quien ha lamentado que se produzca “esta situación después de que esta misma semana se haya producido un acuerdo unánime de todos los grupos sobre la posición que debe adoptar el Gobierno”, en referencia a la cumbre que se desarrolla en Bruselas en el seno de la UE sobre la crisis de refugiados.

“Lo que hay que preguntarle al Gobierno es por qué en unos casos sí y en otros no se presta a comparecer ante la cámara”, ha dicho el presidente López en referencia a ese acuerdo durante la comparecencia el pasado miércoles del secretario de Estado para la UE, Fernando Eguidazu. “¿Acaso es el Gobierno quien decide cuando sí y cuando no debe comparecer ante la cámara?”, ha preguntado Patxi López en tono de reto institucional.
“El control al Gobierno y la dación de cuentas está fuera del marco legal; no hay obligación del Gobierno para comparecer”, ha reiterado Ayllón, quien ha reconocido que el posible recurso ante el Tribunal Constitucional “ha estado encima de la mesa” durante la reunión con el presiente de la Cámara baja.

"Somos bastante razonables"

Patxi López ha insistido en trasladar su incomprensión en tanto que representante de la institución parlamentaria “ante la actitud que adopta el Gobierno en funciones. “Tanto la institución como los grupos parlamentarios somos bastante razonables. Ninguna de las peticiones formuladas por los grupos parlamentarios que han sido calificadas por la Mesa hace referencia al periodo de gestión anterior del Gobierno; tampoco sobre actuaciones futuras que, por supuesto, no proceden. Todas hacen referencia a la gestión del Gobierno en su situación de en funciones”, ha explicado López.

Ante la situación de crisis institucional el propio Patxi López se ha mostrado partidario de que sea el Tribunal Constitucional (TC) quien resuelva el conflicto de atribuciones, una posibilidad que contempla la propia Carta Magna “para aclarar el momento actual y posibles situaciones futuras. Ciertamente estamos creando precedentes en muchas cosas”.
Ni el presidente de la cámara ni la Mesa tienen capacidad de iniciativa para plantear este contencioso ante el TC ya que corresponde a una decisión mayoritaria del pleno del Congreso de los Diputados a propuesta de uno o varios grupos parlamentarios.

El grupo socialista, a través de su secretaria general, Meritxell Batet, ha anunciado, tras las comparecencias de López y Ayllón, que se plantea esa posibilidad, que comparten otros grupos de la cámara, según fuentes de la institución. Batet ha sido muy crítica con la actitud del Gobierno. “No se niega a comparecer ante los diputados, en realidad se niega a dar explicaciones a los ciudadanos”, ha proclamado.

Etiquetas