Publicado: 05.07.2014 11:37 |Actualizado: 05.07.2014 11:37

El Gobierno vasco cree que los presos de ETA están "incumpliendo" sus compromisos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El portavoz del Gobierno, Josu Erkoreka, ha afirmado que el colectivo de presos de ETA "está incumpliendo" los compromisos para su reinserción individualizada y asunción de la ley penitenciaria, y ha considerado que la izquierda abertzale "puede hacer algo más" para favorecer ese paso. Además, se ha mostrado convencido de que la realidad "pone de manifiesto" que "quien cumple los requisitos" de esta legislación puede lograr la libertad provisional.

Por otra parte, ha manifestado su convicción de que Rajoy incurre en "falta de responsabilidad" al no "atender y afrontar con agallas" las cuestiones que le plantea el lehendakari en materia de paz y normalización. También ha reivindicado la necesidad de la Ponencia de Paz y Convivencia y ha advertido de que el Gobierno autónomo "no está dispuesto a renunciar" a este foro pese a las posturas "contrarias" y "antagónicas" manifestadas por los partidos.

En una entrevista concedida a Europa Press, Erkoreka ha defendido que los planteamientos del Gabinete Urkullu, con exigencias "multidireccionales" dirigidas "tanto a las autoridades penitenciarias como al colectivo de presos y de la izquierda abertzale", son "imprescindibles" para dar "pasos efectivos" en el ámbito de la paz y la convivencia, y ha confiado en que "antes o después" el Gobierno central asuma que las posturas del Ejecutivo autónomo son "idóneas y correctas para este momento".

Según ha manifestado, es "cierto" que el Gobierno central "no ha dado los pasos que cabía esperar" en el ámbito de la política penitenciaria, pero ha añadido que "no es menos cierto que, hasta la fecha, todos los compromisos asumidos públicamente por el colectivo de presos de ETA en el sentido de que iban a asumir la legislación penitenciaria y que iban a optar por una reinserción individualizada" no se han "visto, en absoluto".

"Por tanto, si hay falta de movilidad por parte del Gobierno central, no es menos cierto que los compromisos que el mundo de los presos no se están dando. Todo eso no se esta produciendo como era de esperar y como cabía confiar en que se hiciera después de los compromisos y declaraciones hechas por el propio colectivo", ha señalado.

Además, ha dicho haber constatado que "no existe, al menos públicamente", un requerimiento "claro y contundente" de la izquierda abertzale exigiendo al colectivo de presos "que avance en esa dirección". "Si lo hacen o no soterradamente, no lo sé, pero públicamente no se les ve adoptando una toma de posición exigente", ha afirmado.

En su opinión, seguramente, "todo el mundo pueda hacer algo mas", y la izquierda abertzale, "seguramente, puede hacer algo más de lo que hace" para que el colectivo de presos cumpla "lo prometido".

Frente a las acusaciones de "equidistancia" ante el proceso, procedentes de Sortu, ha advertido de que "el Gobierno vasco no ha dejado de moverse en ningún momento", aunque "siempre dentro de los parámetros del propio plan de paz y convivencia". "No hemos parado, pero tampoco hemos engañado a nadie, porque hemos dejado claro ante todo el mundo cuál era la ruta que íbamos a seguir", ha aclarado.

Ha dicho entender que "cada sector político y social" considere que el Gobierno vasco "debería estar más cera de sus posiciones originales", pero ha advertido de que el Ejecutivo al que representa "nunca" se acercará a las posturas de "quien todavía no hace declaraciones lo suficientemente claras, contundentes y exigentes al colectivo de presos".

Erkoreka ha aludido a "dos noticias muy ilustrativas" en este ámbito, una de ellas, la afirmación del juez de vigilancia penitenciaria de la Audiencia Nacional, José Luis Castro, quien aseguró que "no hay sobre su mesa ni una sola solicitud procedente del colectivo de presos de ETA en la línea de los que se comprometieron a llevar a cabo en el marco de la legislación penitenciaria", en su declaración de diciembre. El segundo hecho sería la realización de una "declaración, ante notario", del preso de ETA Asier Arronategi "cumpliendo los requerimientos de la legislación penitenciaria" y que "ha obtenido esta misma semana la libertad provisional".

Por otra parte, ha apostado no solo por adaptar la política antiterrorista a la nueva situación, sino también por "adecuar al nuevo tiempo" la actuación de la judicatura, "porque la justificación de la excepcionalidad no tiene ya ningún sentido".

Josu Erkoreka se ha referido a la falta de respuesta de Mariano Rajoy a los requerimientos del lehendakari para atender sus propuestas de paz y normalización --entre ellas la de aplicar una nueva política penitenciaria-- que parecía haber 'enfriado' la relación entre ambos gobernantes.

Sin embargo, el portavoz del Gabinete Urkullu ha asegurado que la interlocución entre Urkullu y Rajoy "ha existido y existe" y "la vías de comunicación no se han roto en ningún momento", aunque "no se está traduciendo en los resultados que el Gobierno vasco esperaba".

En su opinión, es "lógico" que Urkullu se haya mostrado 'molesto' en los últimos meses, y haya hecho una "llamada de atención", porque "el tiempo pasa y una falta de respuesta no tiene la misma gravedad el primer mes que al cabo de año y medio".

Para Erkoreka, la "dificultad de compromiso" de Rajoy tanto en temas de paz, como de autodetermnación es "probablemente, estructural en su persona". Sin embargo, ha advertido de que "más preocupante que una falta de respeto" es "el hecho de que pueda incurrir en el ámbito de la indiferencia y de la falta de responsabilidad".

"Lo que debe preocupar al ciudadano y al conjunto de las fuerzas políticos es una falta de responsabilidad por no querer atender y afrontar con las agallas y con la contundencia que requieren problemas de cierta relevancia y envergadura, que necesitan respuestas claras y, a ser posible compartidas, por parte de los responsables institucionales", ha dicho.

No obstante, ha advertido de que "ni el lehendakari ni el gobierno van a dejar los planteamientos que cree que tiene que hacer tanto en relacion con el autogobierno como con las medidas y los pasos que es preciso adoptar para consolidar la paz y la convivencia en Euskadi".