Publicado: 09.01.2014 17:30 |Actualizado: 09.01.2014 17:30

El Gobierno vasco denuncia que el principal objetivo de la operación contra ETA era salir en los telediarios

Critica que se enteraran del operativo cuando ya se había iniciado y exige que Fernández Díaz dé explicaciones en el Congreso.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, ha denunciado hoy la "burda orientación mediática" de la operación policial contra el grupo de interlocutores de los presos de ETA llevada a cabo ayer, que, según ha dicho, es un "paso atrás" y manifiesta la "ligereza y el cortoplacismo" del Ejecutivo central.

Erkoreka ha comparecido hoy ante los medios de comunicación para opinar sobre esta operación que se saldó ayer con la detención de ocho personas en el País Vasco y Navarra, entre ellas, los abogados Arantza Zulueta y Jon Enparantza. El portavoz del Gobierno Vasco ha asegurado que este operativo policial supone un "paso atrás" en el nuevo tiempo generado en Euskadi y muestra el "empecinamiento del Ministerio del Interior en hacer creer que nada ha cambiado", cuando el "terrorismo de ETA ha terminado" y existe la "oportunidad histórica" de consolidar la paz.

Ha apelado al Gobierno de Mariano Rajoy a tener "mayor altura de miras" y le ha demandado también una "actitud en positivo". "Es tan sencillo como apoyar un proceso de diálogo y reinserción ante la inequívoca voluntad de poner fin a la violencia. Este es el espíritu democrático en positivo que hace 30 años compartimos los partidos políticos en la Mesa de Ajuria Enea", ha enfatizado.

Erkoreka ha opinado asimismo que el departamento que dirige Jorge Fernández Díaz estuvo "muy mediatizado" por "el horario del telediario" a la hora de difundir la primera información sobre la operación, algo que ha dicho "es digno de ser denunciado" y demuestra que el "primer interés" era el "mediático".

El también consejero de Justicia no ha querido sin embargo opinar sobre si se deben tomar medidas judiciales sobre la filtración anticipada, a través de una nota informativa del Ministerio del Interior, de la operación, ni sobre si los detenidos deben ser liberados o no. En este sentido ha incidido en que el Gobierno Vasco hace una "valoración política" y que esas cuestiones están en manos de la Justicia.

Sin embargo sí ha revelado que ni el Gobierno Vasco ni el Departamento de Seguridad fueron informados previamente del desarrollo de esta operación, que la Ertzaintza conoció en un primer momento a través de los medios de comunicación, según ha dicho. Ha añadido que cuando "la operación prácticamente ya se había iniciado" la Guardia Civil se puso en comunicación con la Policía Autónoma Vasca.

Erkoreka ha explicado que la consejera de Interior, Estefanía Beltrán de Heredia, habló con el Ministerio del Interior a la vista del "desconcierto" generado por las informaciones contradictorias difundidas y le transmitió también su "malestar" por el "escaso margen temporal para reaccionar" y por la "desconsideración que representa" para con la Ertzaintza esa forma de actuar.

El portavoz del Ejecutivo vasco ha justificado también la presencia ayer de agentes de la Ertzaintza en la operación cuando ya estaba en marcha, ya que, según ha dicho, actuó como la "policía integral" que es y que por ello debía garantizar la seguridad pública en las calles adyacentes donde se desarrolló la misma. Finalmente ha asegurado que el Gobierno Vasco va a seguir trabajando por "consolidar" el nuevo tiempo y que para ello se compromete con la puesta en marcha de las iniciativas contenidas en el Plan de Paz y Convivecia. "Con la paz y la convivencia en Euskadi ya no hay marcha atrás", ha concluido.

Por todo, el PNV ha solicitado la convocatoria "urgente" de la Comisión de Interior del Congreso para que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, dé explicaciones. Los nacionalistas vascos afirman que el ministro debe aclarar "el sentido, interés y circunstancias" de esa operación policial, que este partido ya calificó ayer como "sospechosa y oportunista", y que en su opinión podría constituir "una provocación política". El Grupo Vasco cuenta con el apoyo de CiU para solicitar la comparecencia de Fernández Díaz, algo que también ha reclamado hoy UPyD, en su caso para que explique el "error" cometido ayer cuando se difundió una nota de prensa sobre la operación cuando aún no se había iniciado.