Publicado: 16.05.2014 14:54 |Actualizado: 16.05.2014 14:54

Gobierno y PP arropan a Cañete, pese a sus declaraciones machistas sobre Valenciano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ni el Gobierno ni el partido que lo sustenta quieren estropear la imagen de bonhomía con la que su candidato a las elecciones europeas se presenta en los carteles de la campaña. Ni la mala actuación de Miguel Arias Cañete ayer en el debate, ni sus declaraciones de hoy justificando su bajo tono durante el cara a caro con su homóloga socialista, Elena Valenciano, han conseguido que sus compañeros del PP hicieran autocrítica.

La vicepresidenta del Ejecutivo no se ha mostrado muy cómoda hablando del tema en la rueda posterior al Consejo de Ministros y ha eludido responder con claridad al respecto, pero sí ha aprovechado para quejarse de que "nadie haya dicho nada" cuando la víctima de expresiones similares ha sido ella misma. "Este Gobierno trabaja por la igualdad y lo va a seguir haciendo pero me llama la atención que con el historial que tenemos algunas nadie ha dicho nada" , lamentó Soraya Sáenz de Santamaría insistiendo que debía ser "prudente" para hablar de ello desde Moncloa, aunque tal vez lo haga en el mitin que esta tarde protagonizará en Murcia.

Se refería, como explicaron fuentes de su departamento después en un corrillo, a la reacción que tuvo un diputado del PSC en el Congreso a la reciente declaración de la portavoz del Gobierno sobre que en su "puta vida" había cobrado un sobre. "¿Sabe Sorayita lo que es una vida puta? ¿Ha fregado escaleras con sueldo miseria?", espetó Román Ruiz en su cuenta de Twitter.La vicepresidenta lo interpretó como que la habían mandado a fregar, por lo que le "llama la atención" que "nadie dijera nada" al respecto entonces.

"Debatir con una mujer es muy complicado porque si el hombre demuestra su superioridad intelectual da una impresión machista ante una mujer indefensa". Así se expresó Cañete esta mañana en una entrevista en Espejo Público. La frase levantó tempestades entre las organizaciones feministas, la propia aludida y hasta en los tertulianos, que llegaron a preguntarle -sin llegar a obtener respuesta- si se habría atrevido a decir lo mismo de Esperanza Aguirre o Ana Botella.

Pero fue la propia Botella, de hecho, la primera en quitar hierro al asunto, afirmando que "nunca" ha tenido la sensación de que el cabeza de lista de los conservadores sea machista. "Ha trabajado mucho con mujeres", intentó justificar la alcaldesa de Madrid, recordando también que Cañete apostó por una mujer, Isabel García Tejerina, como su sucesora al frente del Ministerio de Agricultura. Sí reconoció, no obstante, que "hay declaraciones más desafortunadas que otras" pero lo achacó a que los políticos, "todos", hacen "muchas declaraciones a lo largo del día".

Asimismo, varias diputadas del PP consultadas por Efe han insistido también en el nombramiento de Tejerina como la mejor prueba de que Cañete no es machista. Reconocen, como Botella, que quizá sus declaraciones no han sido demasiado afortunadas, pero inciden en que el exministro "siempre ha trabajado con las mujeres en condiciones de igualdad y respeto".