Público
Público

Gobierno y PP restan importancia al lapsus de Rajoy sobre las elecciones: "él es más de desayunar que de cenar"

El presidente del Gobierno insinuó ante los militantes conservadores de Madrid que convocaría comicios próximamente, pero tanto en el Ejecutivo como en el partido restan importancia a sus palabras.

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2
Comentarios:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la cena de Navidad del PP de Madrid celebrada ayer en el Pabellón Deportivo José Antonio Paraíso de Torrejón de Ardoz. EFE/Juan Carlos Hidalgo

MADRID.- Sonó como una amenaza a la oposición, pero no lo fue. Al menos, así lo han asegurado miembros del Ejecutivo y del PP, que han restado importancia a las palabras de Mariano Rajoy, ayer, cuando insinuó que habría elecciones próximamente.

"Hasta dentro de muy poquito y ya preparando las próximas elecciones", se despidió el presidente del Gobierno ayer de los militantes conservadores que acudieron a la cena de Navidad del PP de la Comunidad de Madrid.

Al parecer, a pesar de que sí advirtió a sus oponentes de que no permitirá la derogación de las reformas del PP que se le está exigiendo desde el Congreso, ni siquiera él fue consciente de las palabras que pronunció.

Así se desprende de los argumentos expresados este jueves por la número dos del Gobierno: "El jefe es más de desayunar que de cenar", bromeó Soraya Sáenz de Santamaría en el pasillo del Congreso, tras alegar que a la hora en la que Rajoy dijo tal cosa "la cabeza no está tan viva como a las 9 de la mañana".

¿Fue un órdago de Rajoy para presionar al PSOE para que apoye sus Presupuestos Generales del Estado? "En eso no estamos", negó la vicepresidenta. En cambio, el portavoz de los populares en el Congreso dejó esa puerta abierta: "Uno tiene que estar preparado siempre [para las elecciones]", sentenció Rafael Hernando instando, a su vez, a "algunos" a "colaborar" para elaborar los PGE. "Que haya elecciones o no dependerá de otros", dijo. "Espero que reflexionen en Navidades, que para eso están", agregó. 

Pese a todo, Hernando también achacó las palabras de Rajoy a un simple "recurso navideño", del mismo modo que el vicesecretario de Comunicación del PP bromeó con el lapsus de Rajoy. Pablo Casado también recordó que la "estabilidad" de la legislatura "depende de lo que permitan otros partidos", pero insistió en que el presidente se dirigía a sus afiliados en un tono "festivo" con el que les instó a seguir trabajando para que el partido siga siempre "engrasado y en tensión" para cuando lleguen -sean cuando sean- las elecciones. "En ningún caso quería decir que va a haber elecciones anticipadas", zanjó Casado.