Publicado: 01.01.2014 09:58 |Actualizado: 01.01.2014 09:58

Guindos insiste en corregir a Báñez y dar por cerrada la reforma laboral

El ministro de Economía asegura que habrá creación de empleo "significativa" en 2014, superior a la proyectada por el Gobierno.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Luis de Guindos ha querido frenar, en la primera mañana de 2014, la inquietud que existe entre los ciudadanos ante una vuelta de tuerca de la reforma laboral, que Bruselas ha exigido al Gobierno y que la ministra de Empleo ha confirmado ya en diversas ocasiones, aunque evitando términos grandilocuentes, como "segunda parte" o "vuelta de tuerca".

El ministro de Economía ha insistido esta mañana de Año Nuevo, durante una entrevista en la Cadena Ser, que, tras los retoques de diciembre de 2013, la reforma laboral está completa y no se va a ir más allá. Ha asegurado que el Gobierno descarta ya introducir cambios en la negociación colectiva, para facilitar que las empresas puedan descolgarse con más facilidad de los convenios pactados.

Sin embargo, hace apenas diez días, Fátima Báñez reconoció que habría "pequeños ajustes" de la normativa inicial del Ejecutivo. Lo hizo cuando se conoció el informe de la OCDE sobre este proyecto del Gobierno, en donde el organismo internacional recomienda a España la disminución gradual de las indemnizaciones por despido en las grandes empresas y la mejora de la efectividad de las políticas para promover la reincorporación de los demandantes de empleo al mercado laboral. Fátima Báñez aseguró entonces que el Ejecutivo de Mariano Rajoy estudiaría los consejos de la OCDE, aunque ya tiene marcada su hoja de ruta sobre la reforma. No desmintió, sin embargo, que el proyecto será retocado con "pequeños ajustes" en las medidas iniciales.

De Guindos se ha mostrado convencido de que las previsiones sobre las cifras de creación de empleo y destrucción del mismo van a ser mejores en 2014 que las vaticinadas por el Gobierno cuando se diseñaron los presupuestos. De hecho, el titular de Economía y Competitividad ha hablado de "creación neta de empleo, incluso superior a la que habíamos proyectado cuando elaboramos los presupuestos". De Guindos, y a pesar de la insistencia del entrevistador en ir más allá, ha evitado dar cifras al respecto de esta mejoría.

El ministro se ha mostrado más prudente con respecto al crecimiento de la economía en el último trimestre de 2013, cifras que aún se desconocen, ha asegurado. De Guindos cree que habrá un ligero crecimiento, superior al del trimestre veraniego, pero no suficiente aún para hablar de salida de la crisis. "Todavía queda mucha crisis por delante y muchas cosas por hacer", ha advertido, insistiendo, asimismo, en que el consumo -clave para esta salida- no se recuperará hasta que los ciudadanos pierdan el miedo a quedarse sin trabajo, lo cual, con una tasa de cerca del 26% de paro es complicado. 

Luis de Guindos se ha referido a la reforma fiscal que prepara el Ejecutivo, la medida estrella de este nuevo año, y que incluirá, según el ministro de Economía, la recuperación de la imposición de IRPF anterior a la subida que realizó el Gobierno contradiciendo su programa electoral. Asimismo, el IVA, aunque no bajará -Rajoy también decidió subirlo contra sus compromisos electorales-, tampoco subirá a pesar de las recomendaciones de la Comisión Europea a España.

El Gobierno aplicará rebajas para el ahorro dentro del impuesto sobre la renta y para las ganancias de capital; eliminará gran parte de las deducciones en el Impuesto de Sociedades, por el que ahora tributan muy poco las grandes empresas, aunque se bajará el tipo impositivo, y creará impuestos sobre el medio ambiente, ha informado el titular de Economía, que también se ha mostrado optimista en cuando al flujo de crédito en 2014: "El negocio de los bancos es dar crédito. Si no lo hacen, su rentabilidad se empieza a ver afectada", ha advertido.