Publicado: 10.12.2014 11:30 |Actualizado: 11.12.2014 13:07

Sáenz de Santamaría sigue dibujando una España feliz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
 

Josefina Grosso



"Cuando ustedes gobernaban España estaba en recesión y todo era destrucción de empleo y amento del paro"

"Cuando ustedes gobernaban España estaba en recesión y todo era destrucción de empleo y amento del paro; por el contrario, ahora España crece, se crean empresas, la gente invierte más..." . La vicepresidenta del Gobierno ha seguido hablando pero no se ha escuchado porque el presidente Posada le ha cortado el sonido a su micrófono. Había cuplido los dos minutos y medio del tiempo reglamentario.

De no ser por eso la vicepresidenta todavía estaría cantando las excelencias que se viven en España en estos momentos gracias a las medidas emprendidas por el Gobierno que preside Mariano Rajoy, quien mientras hablaba su mano derecha se encontraba sobrevolando la mar océano de regreso desde Veracruz. Pero es bien sabido que la vicepresidenta se basta y se sobra para enfrentarse a la bancada socialista o a quien se tercie.

Pero el caso es que hoy Sáenz de Santamaría no ha estado especialmente fina como es habitual en ella. Ha abandonado el hemiciclo deprisa y con la sensación de que no se ha gustado, de que ha sido incapaz de rematar la faena pese a la verborrea triunfalista a la que tantas veces recurre a falta de otros argumentos políticos más contundentes. Hoy se trataba del empleo juvenil.

El portavoz socialista, Antonio Hernando, que cada día que pasa afianza y mejora su actuación, le ha recriminado con datos la escasa efectividad de las medidas anunciadas por el Gobierno para fomentar el empleo juvenil, pese a anuncios más o menos llamativos realizados desde el Ejecutivo y la propia ministra del ramo, Fátima Báñez. De hecho ha presentado cifras contradictorias sobre "beneficiarios" de las medidas gubernamentales entre la vicepresidenta. "De los 840.000 jóvenes que dijeron que se iban a beneficiar, ¿cuántos han sido realmente, los 30.000 que dice la ministra o los 11.000 que proclama usted?, ¿Quién dice la verdad?", ha preguntado el socialista.


La vicepresidenta ha entrado en la guerra de cifras para advertir de que se trataban de solicitudes y de beneficiarios."No es lo mismo", ha dicho entre risas de toda su bancada y las risotadas recriminatorias desde los escaños socialistas. "Si tanto les preocupan los socialistas expliquen por qué votaron en contra el pasado 4 de julio cuando se aprobaron las medidas",ha insistido en sus argumentos la vicepresidenta.

Según ella durante la gestión del Gobierno socialista anterior se destruyeron 800.000 empleos de jóvenes que además perdieron la oportunidad de formarse. Ahora se forman, se reduce el abandono escolar y tienen oportunidad de firmar contratos de formación y aprendizaje", ha insistido en su descripción de aspectos positivos de la situación sobre los jóvenes gracias a las medidas del Gobierno.

Y ha rematado con más referencias a la herencia recibida. "Cuando ustedes gobernaban —en referencia a los socialistas— el desempleo juvenil crecía al 6,5% mientras que ahora se reduce en un 7,5%. Esos 14 puntos son la diferencia de gestión", ha afirmado.

Previamente, a un pregunta del portavoz del PNV, Aitor Esteban, sobre la situación de los derechos humanos en España y el estado de los trabajos llevados a cabo por el equipo creado para su análisis, la vicepresidenta también ha sacado pecho, asegurando que se está haciendo lo que antes no se había hecho. Y se ha quedado tan pancha.

espe

lea también...