Público
Público

Los Gobiernos central y vasco logran un acuerdo sobre el Cupo

El acuerdo allana el camino para que los cinco diputados del PNV apoyen finalmente los Presupuestos en el Congreso.

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:

Mariano Rajoy e Iñigo Urkullu durante una reunión en La Moncloa.

El Gobierno vasco y central han cerrado finalmente un acuerdo sobre las liquidaciones del Cupo y la nueva ley quinquenal, y los detalles del acuerdo los ofrecerá este mismo miércoles el consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu en Vitoria.

El consejero vasco comparecerá a las doce y media del mediodía en Lakua para informar del contenido del acuerdo, cerrado a última hora de este martes.

En los pasados días, el Gobierno vasco había constatado avances en la negociación que mantenía con el Ejecutivo central en torno al Cupo y este mismo martes el propio portavoz, Josu Erkoreka, aseguraba que se estaba "a la puerta" de lograr en Euskadi "una paz fiscal para quince años".

En la negociación, ambos Gobiernos trataban de llegar a un acuerdo sobre la liquidación de los Cupos correspondientes a los dos últimos quinquenios, el 2007-2011 y el de 2012-2016, además de definir la nueva Ley Quinquenal.

El acuerdo se ha formalizado el mismo día en el que comienza el debate en el Congreso de las enmiendas a la totalidad al proyecto de presupuestos del Estado para 2017, pendiente de un posible pacto entre el Ejecutivo de Mariano Rajoy y el PNV que salvaría este trámite de las cuentas públicas gracias a los 5 votos de los nacionalistas vascos.

El PNV cree que "no es suficiente" para los PGE

Sin embargo, el PNV ha recordado que el acuerdo sobre el Cupo es una "condición necesaria pero no suficiente" por sí sola para que pudiera apoyar los Presupuestos Generales de Estado (PGE) para 2017.

Fuentes del PNV han señalado que "siguen negociando" con el Partido Popular para aprobar los Presupuestos de 2017 y que quedan por resolver las "discrepancias" que durante las conversaciones se han ido dejando al margen para poder avanzar en la negociación. Los nacionalistas vascos confían en solucionar esas "discrepancias finales" en las próximas horas.

El PNV considera que sería "más serio" cerrar el acuerdo presupuestario con el Gobierno hoy, durante la primera sesión del debate de las enmiendas a la totalidad, pero está dispuesto a retrasarlo hasta mañana, cuando serán las votaciones, si con ello puede "conseguir un acuerdo mejor".