Publicado: 27.11.2013 07:25 |Actualizado: 27.11.2013 07:25

Gómez amenazó con dejar el Senado si bien supo que el vocal del CGPJ al que se opone lo votaba el Congreso

Fuentes parlamentarias socialistas aseguran que el líder del PSM ya conocía que no iba a tener que votar al respecto, algo que niega su entorno. Diputados por Madrid críticos con la dirección regional le animan a romper sus

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ha sido el último episodio de una larga batalla entre la dirección federal de los socialistas que está en manos de Alfredo Pérez Rubalcaba y el líder del PSM, Tomás Gómez. El lunes, a última hora, el madrileño enviaba una carta a su secretario general manifestándole su preocupación por el hecho de que dentro del acuerdo para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) el PSOE fuera avalar la candidatura como vocal del juez que es presidente de la Sala Contencioso-Administrativa del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Francisco Gerardo Martínez Tristán, encargado de dirimir los casos de privatizaciones de la comunidad y recusado por los socialistas madrileños por estar casado con una consejera del Gobierno de María Dolores de Cospedal. 

"Quiero poner en tu conocimiento que si la lista que incluye a dicho juez llega al Senado para su votación yo, para no romper la disciplina de partido y ser coherente con mis valores y principios, presentaré de manera inmediata mi renuncia al acta de senador", le decía Gómez a Rubalcaba en su misiva antes de que este miércoles el líder del PSM anunciara finalmente a la Ejecutiva de su partido que renuncia a su escaño. Sin embargo, se da la circunstancia de que esa votación nunca se va a llegar a producir en la Cámara Alta, ya que Martínez Tristán es uno de los vocales escogidos por el PP en la lista por el Congreso -ambas cámaras eligen cada una a la mitad de los componentes-, por lo que la votación se produjo ayer en la Cámara Baja.  Gómez ha argumentado que, tras la polémica, dejará de ser senador "por coherencia". 

Fuentes cercanas a la dirección del Grupo Parlamentario Socialista en el Parlamento han asegurado a Público que Gómez conocía esta circunstancia. Que él sabía que nunca iba a tener que darse la situación de que tuviera que votar por Martínez Tristán y que por tanto era consciente de que nunca iba a tener que romper la disciplina del partido. Esas fuentes explican que la dirección del PSOE comunicó a la mano derecha del líder del PSM, la también senadora, secretaria de Organización de los socialistas madrileños y miembro de la Ejecutiva federal, Maru Menéndez, el listado de cada una de las cámaras el mismo lunes.

Este aspecto lo desmentían ayer de manera tajante desde el entorno más cercano a Tomás Gómez. Aseguran estas fuentes que ni la dirección federal conocía cuál iba a ser la distribución de los vocales hasta ayer mismo, cuando ambas listas se votaron en las dos cámaras.

A raíz de la polémica el grupo parlamentario socialista instó al líder del PSM a obligar a sus consejeros a abandonar "de inmediato" todos los órganos pactados con el PP en la Comunidad de Madrid. Las fuentes a las que cita la agencia EFE citaban expresamente el consejo de administración de Telemadrid, votado por unanimidad y que preside Arturo Moreno Garcerán, a propuesta del PP, procesado en su día por el caso Naseiro y asesor hasta el mes de enero de Ribera Salud, una de las empresas beneficiarias de la privatización de la sanidad en Madrid.

Otro de los acuerdos "más sonados", insisten, es el alcanzado en 2009, cuando el PSM votó a favor de todo el consejo de administración de Caja Madrid, incluidos Rodrigo Rato como presidente y Romero de Tejada, implicado en el Tamayazo, como consejero. Citan también otros pactos con el PP como la elección de la Cámara de Cuentas o los consejos sociales de la Universidad.