Público
Público

González viaja a reunirse con Mas antes de que lo haga Rajoy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la Comunidad de Madrid estará hoy en Barcelona con una intensa agenda, que incluye un encuentro con el jefe del Ejecutivo catalán. Ignacio González tiene previsto reunirse con Artur Mas en el Palau de la Generalitat a las 17:00h para 'sumar esfuerzos' en la lucha contra la crisis y lograr que España vaya 'mejor', ha dicho en varias ocasiones. El jefe del Ejecutivo madrileño cree que son muchas las cosas que unen a ambas autonomías y si a Cataluña 'le va bien', a España 'le irá bien'.

Lo que se guarda mucho de decir González en público es que tanto él como Artur Mas, tienen las mismas aspiraciones de reforma del sistema de financiación autonómica, al margen de los muchos matices que los separan en el fondo: mientras el catalán pide un pacto fiscal similar en su excepcionalidad al concierto vasco, el madrileño aspira a un reparto que él consideraría más justo y que suponga que Madrid reciba los 1.000 millones de euros que tiene reclamados al Ministerio de Hacienda.

El viaje del presidente -que también se reunirá con Alicia Sánchez-Camacho y con empresarios catalanes- se produce en el peor momento de las relaciones entre el Gobierno de Mariano Rajoy y el de la Generalitat. Un momento de tensiones que alcanzó su punto álgido antes de las elecciones catalanas del 25 de noviembre, cuando Mas acudió a La Moncloa y le fue negado el pacto fiscal, pero que se ha mantenido así tras el 25-N y ha impedido a ambos mandatarios reunirse desde que Mas salió reelegido. La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría se desentendió del tema cuando fue preguntada por esta cita en el pasado Consejo de Ministros: 'Es una cuestión que llevan los gabinetes', aunque subrayó que Rajoy no tiene ningún problema en reunirse con Mas. Sin embargo, ese mismo día, la portavoz del Gobierno anunció la impugnación al Tribunal Constitucional de la declaración soberanista aprobada por el Parlament en enero, una decisión por la que Mas aseguró que se rompía 'la vía del diálogo'.

González sí sostiene que rechaza el soberanismo de Mas y que así se lo trasladará al president hoy, pero sus colaboradores señalan que su prioridad es sumar aliados para forzar un cambio de la financiación autonómica cuanto antes y tratar de dar oxígeno a las arcas regionales, muy maltrechas para lograr un buen objetivo de déficit (1,07% en 2012; 0,43 puntos por debajo del límite exigido por Hacienda) y a costa de grandes recortes. El actual sistema de financiación data de 2009, cuando el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero lo reformó de acuerdo a las tesis del tripartito gobernante entonces y que conformaban PSC, ERC (que ahora apoya a CiU y marca su agenda soberanista) e ICV-EV. Entonces, el PP rechazó el sistema que hoy no parece suficiente ni a Mas ni a González.