Publicado: 14.07.2015 19:04 |Actualizado: 14.07.2015 19:04

Goteo de abandonos en UPyD de la candidatura de Lozano tras perder con Herzog

Después de que Toni Cantó abandonara UPyD el domingo, un día después de que la candidatura de Irene Lozano perdiera por la mínima ante la oficialista de Andrés Herzog, otros miembros destacados del proyecto renovador han seguido sus pasos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Tres de los cuatro candidatos a liderar UPyD (Tono Rueda, Andrés Herzog e Irene Lozano) saludan al término del Congreso en el que venció el número dos de Rosa Díez. EFE

Tres de los cuatro candidatos a liderar UPyD (Tono Rueda, Andrés Herzog e Irene Lozano) saludan al término del Congreso en el que venció el número dos de Rosa Díez. EFE

Después de que Toni Cantó abandonara UPyD el domingo, un día después de que la candidatura de Irene Lozano perdiera por la mínima ante la oficialista de Andrés Herzog, otros miembros destacados del proyecto renovador han seguido sus pasos al no compartir la estrategia de la nueva dirección. De momento, seis dirigentes de los veintiuno que formaban la lista han dejado de ser militantes, el último hoy, David Devesa, cabeza de lista de UPyD a la Comunidad Valenciana por Alicante.

A través de su cuenta de Twitter ha comunicado que ponía punto final a su etapa en la formación al considerar que "la política por vocación sin ilusión es incompatible". También se han marchado, David Andina, que coincidió con Lozano en la dirección anterior y que, como ella, dimitió de su puesto tras el fracaso electoral en las andaluzas por considerar que Rosa Díez tenía que dimitir y UPyD repensar una posible alianza con Ciudadanos.



Otro de los nombres de peso que deja el partido es Nacho Fernández, "número ocho" en la lista europea, además de Luciana de Miguel y Lydia Blanco. A través de las redes sociales, ha habido militantes de base que se han dado de baja, como Santiago Benidorm, quien afirma que "como tantos afiliados de UPyD" ya no cree en esta "nueva cruzada".

Está sucediendo lo que se venía venir desde el congreso extraordinario del sábado en el que Lozano perdió contra el aparato por tan sólo tres puntos de diferencia (Herzog obtuvo el 43 % de los votos de la militancia frente al 40 % que consiguió la diputada) y lo que algunos integrantes de la candidatura manifestaron.

Ahora está por ver si la diputada emprende ese mismo rumbo, lo que es bastante probable teniendo en cuenta la brecha abismal que le separa de la dirección en una cuestión clave como es la política de alianzas. Defensora de buscar pactos, choca con la postura de autonomía férrea que mantiene la nueva ejecutiva de Herzog, exactamente la misma que tenía la de Rosa Díez.

Tras perder, aseguró que UPyD seguía siendo su proyecto, pero dejó la puerta abierta a replantearse su futuro.