Publicado: 02.12.2015 19:17 |Actualizado: 02.12.2015 19:17

El Govern afirma que la sentencia del Constitucional "no para los efectos políticos" de la resolución soberanista

La vicepresidenta de la Generalitat afirma que el TC "no torcerá la voluntad mayoritaria" de las elecciones del 27S.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La vicepresidenta y portavoz de la Generalitat, Neus Munté

La vicepresidenta y portavoz de la Generalitat, Neus Munté

BARCELONA.- La vicepresidenta y portavoz de la Generalitat, Neus Munté, ha advertido este miércoles de que la sentencia del TC que considera inconstitucional la resolución independentista del Parlament "no para los efectos políticos de la resolución".

En rueda de prensa en la Generalitat, ha dicho que el texto se mantiene "inalterable" íntegramente, y lo ha subrayado para recordar que el texto parlamentario aprobado también hablaba de dialogar con el Estado, aunque Munté ha considerado obvio que el Gobierno central -que recurrió la resolución ante el TC- no quiere dialogar.



Munté ha añadido que el TC "no torcerá la voluntad mayoritaria" de las elecciones del 27S y que se traduce en una mayoría absoluta independentista en el Parlament de la nueva legislatura.

Así, el Govern asegura que la resolución aprobada por el Parlament y anulada por el TC es política, y la determinación de la Generalitat es desarrollarla: "El contenido político de una resolución que es política se mantiene inalterable en todos sus extremos. Íntegramente".

Munté solo ha puesto una condición para aplicar la resolución: que haya nuevo Govern, ya que el actual está en funciones y no puede aplicarla, tanto en lo relativo a las leyes para avanzar hacia la independencia como las medidas sociales que recoge.

El Govern advierte veladamente a la CUP de que el texto no se podrá aplicar si no hay acuerdo para la investidura de Artur Mas: "Es imprescindible que Catalunya pueda disponer de nuevo Govern para poder afrontar con más garantías todos los ataques que vengan del Gobierno del Estado".

Preguntada por cómo espera que reaccione el Estado ante esta actitud del Govern, Munté ha reivindicado que la resolución habla en uno de sus puntos de la voluntad de dialogar con el Gobierno central y las instituciones europeas, y en ningún punto aparece la palabra "desobediencia".

Al estado y al Tribunal

El Govern ha acusado al Ejecutivo central de utilizar el TC de forma partidista, y al TC le ha reprochado irónicamente que "nunca defrauda" a los catalanes con sus sentencias, ya que siempre son para dar marcha atrás a proyectos del Parlament, a su juicio.

Munté ha destacado que el TC se ha pronunciado en un "tiempo récord de 25 días", mientras que, según ha criticado, tarda mucho más tiempo en pronunciarse sobre otros contenciosos.

Consell de Garanties

La vicepresidenta también ha revelado que el Consell de Garanties Estatutàries de Catalunya emitió recientemente un dictamen contra algunos puntos de la reforma del TC impulsada por el Gobierno central, llegando a la conclusión de que la reforma no busca una mejora general del funcionamiento del tribunal, sino dar "una respuesta a una situación concreta" que es el proceso soberanista.

El dictamen -se puede consultar en la página web del Consell- señala que varios aspectos de esta ley son contrarios a la Constitución, como el que habilita al Gobierno a adoptar las medidas necesarias para que se cumplan la resoluciones del TC, aunque cabe destacar que los miembros del órgano consultivo han votado divididos y ninguna de sus conclusiones ha sido aprobada por unanimidad.