Publicado: 04.10.2015 18:37 |Actualizado: 05.10.2015 11:22

A 140

El Gran Wyoming: "La unidad de España me la suda"

El productor de ‘No estamos solos’, que acaba de estrenarse en formato documental, denuncia que el momento actual de Catalunya es fruto de "una maniobra para llegar a un enfrentamiento". "A costa de cagarse en Catalunya o en el País Vasco,  el PP saca muchos votos en el resto del Estado", afirma Monzón.

Publicidad
Media: 3.60
Votos: 104
Comentarios:
El Gran Wyoming, en el Festival de Cine de San Sebastián, donde presentó el documental 'No estamos solos'. Archivo EFE/ / Javier Etxezarreta

El Gran Wyoming, en el Festival de Cine de San Sebastián, donde presentó el documental 'No estamos solos'. Archivo EFE/ / Javier Etxezarreta

MADRID.- Hace algo menos de un año definía su último libro como “un antídoto contra el derrotismo, la impotencia, la rendición incondicional y el pesimismo”. Firme en ese empeño anti-sometimiento, el Gran Wyoming presenta estos días la versión en 35 mm de No estamos solos, éxito de crítica y público –presume- en el Festival de San Sebastián.

La PAH, los Yayoflautas, las Comadres de Gijón o personajes como el pancartero Martín Sagrera, el historiador Josep Fontana o la cartógrafa de la revuelta, Itziar González Virós, son algunos de los protagonistas de la cinta, que ha coproducido junto a Pere Portabella y que dirige Pere Joan Ventura, y con la que pretende dar visibilidad "a la gente que está cambiando este país".

A través de @no_estamossolos, y recién retirada la limitación de los 140 caracteres de los mensajes directos de Twitter, se despacha ¡a gusto! José Miguel Monzón.



wyoming no estamos solos

Perfil de Twitter de 'No estamos solos'. 

¿Seguimos sin estar solos?

Sí. Existe la gente que está ahí para ayudar a los demás; lo que pasa que los medios no lo sacan.

¿Quién acompaña a Wyoming?

Mucha gente que he descubierto haciendo la película. No sabía que estaban. Son invisibles por alguna razón enigmática.

Pero todo lo que se ve en el documental, la PAH, las grandes movilizaciones… parece ya cosa del pasado.

No. Está vigente. Aunque, con las elecciones generales, va a haber un proceso de demonización y envejecimiento.

Ya han hecho viejas cosas que todavía no han nacido. De entrada han convertido los movimientos ciudadanos en un partido convencional, vertical. No es cierto.

Un ejemplo es el caso Monedero y su problema fiscal que tuvo la transcendencia que pudo tener el caso Rato, o el caso Bárcenas. Es absolutamente ridículo.

¿De los personajes de ‘No estamos solos’ a quién cogió Wyoming más cariño?

De todos he aprendido muchísimo. Pero hubo tres mujeres, Ada Colau, Itziar González Virós y Marina Garcés, que me dejaban embelesado cuando me hablaban.

Era porque tenían una verdad. Y eso no es fácil de encontrar. La gente se mueve entre el discurso que le conviene, el posibilismo… Cuando alguien simplemente te cuenta una gran verdad, impresiona porque no estás acostumbrado.

Y el profesor Fontana que abre la película…

Da mucho gusto estar con él. En primer lugar porque estás frente a alguien que sabe. Y en segundo, porque pertenece a un mundo en el que no se tenía que rendir pleitesía a nada más que a la propia ética.

Dice el sabio en el documental que "desde los años 70 se están estableciendo nuevas reglas para cambiar el mundo"…

¡Para peor! Él habla de un punto de encuentro Thatcher-Reagan en el que ya se planeó todo lo que estamos viviendo ahora.

wyoming ttip

 

O sea: la locomotora neoliberal que, visto lo visto en Grecia, parece no tener freno.

O con noticias importantes que pasan sotto voce porque vivimos en el monográfico Catalunya.

Se está negociando el TTIP que acaba con la soberanía de los Estados; que permitirá que las multinacionales puedan ir contra ellos si atentan contra sus intereses.

El miércoles supimos que la legislación de la UE permite que se apruebe sin consultar a ningún país y sin referéndum alguno.

Ni se informa, ni se consulta. El TTIP se aprobará y será de obligado cumplimento. Es una sumisión que roza el Medievo. Recuerda más a Guillermo Tell que a una democracia normal. ¡Y es para toda Europa!

Por seguir con el ejemplo griego, ¿qué hacer cuando Alexis Tsipras, la gran esperanza de la izquierda, hizo lo que hizo?

Yo soy más de Varoufakis que dijo: “Me voy de aquí”. Pero no se ha dado importancia a una cuestión previa. Antes de ir Tsipras, un alto cargo de la CE dijo que pasara lo que pasara en Grecia no tendría valor porque ellos no iban a transigir. La democracia aquí no tiene sentido.

Y otra cosa a la que no se da importancia y se demoniza es la auditoría de la deuda, que no es otra cosa que decir: “Por favor ¿me puede decir qué debo?”. Si en el restaurante te apuntan dos solomillos que no has comido, te los quitan de la factura.

En el caso griego se hicieron dos auditorías: una interna y otra externa de expertos internacionales. La conclusión de ambas fue que el 85% de la deuda se consideraba ilegitima. Los griegos heredan lo que no deben.

Y que un ultra como el húngaro Viktor Orbán siga teniendo una silla en el Consejo Europeo… ¿le parece?

Demuestra la hipocresía y el doble rasero con el que se miden las cosas. Es ridículo pensar que ese señor pueda seguir sentado ahí y que si Catalunya declara la independencia no pueda estar en la UE.

O así nos lo venden. La UE es una cosa que habría que revisar y democratizar.

Volviendo al ‘No estamos solos’, insisto en que existe una cierta relajación social respecto del momento que narra el documental ¿Hemos tirado la toalla?

No, no. no. Existen dos realidades. Una es la de los medios de comunicación. Y otra es la que a veces no vemos porque no pasa delante de nosotros. Pero la movilización social está creciendo.

wyoming carmena

 

El 24M supuso la llegada de algunos de los protagonistas de ‘No estamos solos’, como Ada Colau, a las instituciones… ¿Le gusta como lo están haciendo?

 Admiro profundamente a Ada Colau. Y a Manuela Carmena también. Para empezar porque me parecen dos personas honradas y eso ya las sitúa en minoría.

Hay un dato brutal: en 24 horas, tanto Carmena como Colau pararon los desahucios.

Aquí hay todo un sistema político, que nos cuesta muchísimos millones mantener, que lleva cerca de 25 años legislando en un sentido, en otro, discutiendo, debatiendo… mientras esto se podía parar en un día.

Era todo mentira. Tenemos una clase política que ha hecho una dejación de funciones absoluta. Pero han roto el cordón umbilical que los unía a la gente.

Los 100 días de Manuela Carmena, si miramos a los medios de comunicación, son peores que los cuatro años de Ana Botella. Es absolutamente delirante y nos da una idea de la baja calidad de los medios que consumimos.

Sin embargo, el 27S, la candidatura ciudadana de Catalunya Sí que es Pot fue una de las grandes perdedoras…

Porque ahí se estaba dirimiendo otra cosa. Catalunya Sí que es Pot no estaba a favor del independentismo y, de alguna manera, su mercado natural eran los independentistas.

Esto es una cosa muy complicada; es como hacer un porno con neopreno. Pero si Catalunya fuera independiente, Catalunya Sí que es Pot no tendría ningún problema para entrar en las instituciones.

Para Catalunya ¿cuál es la receta del Dr Monzón?

El Estado vive del enfrentamiento. A costa de cagarse en Catalunya o en el País Vasco el PP saca muchos votos en el resto del Estado. Hemos llegado a este punto por una cuestión electoralista.

El miércoles en El Intermedio contamos una auténtica vergüenza: 30 artículos que el Tribunal Constitucional echó para atrás en el Estatut siguen vigentes en el Estatuto andaluz. ¡Estaban copiados!

wyoming unidad españa

 

Es una maniobra pues...

Una maniobra para llegar a un enfrentamiento. El 24M, la portada del diario El Mundo fue ETA. Esa era la noticia. Hay que inventar el enemigo.

Lo que ocurre es producto de un invento que les da muchísimos votos: la unidad de España en la que nos hemos educado y que es muy difícil quitarse de encima. Y a mí es un asunto que, sinceramente, me la suda.

Como soy de aquí, Catalunya es para mí un aliado y prefiero que no se independice. Pero prefiero imaginarme un mundo sin PP, sin Tribunal Supremo copado por el PP, sin un Constitucional presidido por un señor que milita en el PP. Prefiero empezar un mundo nuevo sin todo eso.

¿Le da miedo el 20 de diciembre?

No. Estoy acostumbrado. Vengo de un mundo en el que se decía: “Eres más tonto que un obrero de derechas”. Yo estoy más cerca de la España de Miguel Hernández. Falta muchísima conciencia de clase.

¿Se atreve a hacer un pronóstico de lo que pueda pasar?

Una vez más, habrá algunos que no sabrán perder, si pierden. En el XIX hubo más de medio centenar de golpes de Estado. Es nuestra tradición.

Estamos en un periodo que se ha salvado porque estamos en la UE. Pero aquí el poder siempre lo han tenido los mismos, durante muchísimos siglos.

Han dejado de tenerlo 15 o 20 años con aliados bastante próximos. Y aun así lo llevan mal. Si pierden, lo seguirán llevando igual de mal y sabotearán todo lo que puedan.

Termino con el documental. Exitazo en Donosti.

No sabíamos cuál iba a ser la reacción porque no se había proyectado antes. Había unas mil personas en el Kursal y gente que se quedó fuera. Y tuvimos que callar los aplausos.

Al día siguiente, en el segundo pase en el que ya no estábamos nosotros –hay veces que la gente te aplaude porque es muy amable- ocurrió lo mismo.

Y estuvieron algunos de sus protagonistas...

Vinieron las Comadres, vinieron yayoflautas, vinieron de la PAH, la cartógrafa Itziar Gonzáles Virós…

La película es sólo una demo, un barrido de todos los movimientos sociales. No se puede abundar porque dura hora y veinte; pero tenemos más de 200 horas de grabación. 

¿Mejor el libro?

El libro es un complemento de la película. Iban a salir a la vez pero, por circunstancias, el documental ha salido un año más tarde.

Produce, pone banda sonora… ¿Qué le falta por hacer a José Miguel Monzón? Con su labia ¿no ha pensado meterse en política?

Yo hago política todos los días. Y es otra cosa que debemos recuperar. Decir al ciudadano que la política es igual a corrupción es una maniobra muy bien hecha para apartar a la gente.

Política es aquello que hacemos todos los días para vivir mejor en comunidad. Y es lo que tenemos que hacer.

Etiquetas