Publicado: 27.07.2015 15:26 |Actualizado: 27.07.2015 15:26

Granados, al enterarse de la causa contra Aguirre por el incidente de tráfico: "Una pena, qué disgusto"

El presunto cerebro de la trama Púnica asegura que los imputados en el caso del espionaje "reportaban directamente" a la presidenta del PP de Madrid

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 10
Comentarios:
Granados junto a Esperanza Aguirre.- EFE

Granados junto a Esperanza Aguirre.- EFE

MADRID.- El exsecretario general del Partido Popular (PP) de Madrid y presunto cerebro de la trama Púnica, Francisco Granados, envió dos mensajes de texto a su esposa, Nieves Alarcón, en los que se mostraba apenado irónicamente por la causa judicial abierta contra la presidenta de la formación Esperanza Aguirre a raíz de su incidente de tráfico en la Gran Vía.

Según consta en el tomo de intervenciones telefónicas contenido en el sumario del 'caso Púnica', Granados se enteró de la noticia a través de un mensaje SMS que le envió su mujer el 5 de septiembre de 2014 y que decía: "La Audiencia de Madrid califica de delito el incidente de tráfico de Esperanza Aguirre. Q pena..".

El exdirigente popular, que fue número dos del PP madrileño con Aguirre y número tres de su Gobierno, contestó con dos mensajes. "Una pena...", decía en el primero. "Ya me ha fastidiado el fin de semana con el disgusto", añadía en el segundo.



Ese mismo día el presunto cerebro de la red corrupta señala en otra llamada intervenida por los investigadores que aún no había preparado su declaración en la causa en la que se investigaba el espionaje en la Comunidad de Madrid a cargos como el exvicepresidente regional Alfredo Prada y el exvicealcalde de Madrid Manuel Cobo aunque, a su entender, estaba todo "muy claro".

En este sentido, señala que "todo lo organizó" el guardia civil José Caro Vinagre con el exjefe de Seguridad de la Comunidad de Madrid Sergio Gamón y que "eran ellos los que le reportaban las cosas directamente a Esperanza Aguirre, que no recuerda nada, que tiene muy mala memoria". Según el acta de la Guardia Civil, tras este comentario Granados y su interlocutor "se ríen y siguen con temas personales".